04 de Marzo de 2016

Reciclando empresas

El mantenimiento de los puntos verdes le cuesta casi 3 millones de pesos por mes a la Ciudad de Buenos Aires.

Por Julieta Costa Díaz
Comunera del Frente Para la Victoria


En la primer semana de febrero se publicó en el Boletín Oficial de la Ciudad la Resolución N° 46 firmada por Eduardo Macchiavelli, actual Ministro de Espacio Público, prorrogando el contrato por 4 meses de la empresa CUMUNI SA para el Servicio de Mantenimiento, Supervisión y Operatoria de treinta (30) Puntos Verdes para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El monto total fue $ 10.847.200.-; eludiendo la licitación Pública.

Los Puntos verdes están ubicados en distintas plazas de la Ciudad, están abiertos de miércoles a domingo y fueron habilitados por el GCBA para que los porteños y porteñas puedan llevar allí el material reciclable producto de la separación de residuos. Este contrato significa, aproximadamente, 92 mil pesos por mes para mantener y atender las estructuras metálicas que se encuentran en algunas plazas de la Ciudad. Si bien, a priori, la política de puntos verdes contribuye a que la Ciudad genere menos residuos, no disponemos de datos concretos respecto al impacto desde su puesta en práctica. Pero sí es cierto que, como siempre, descubrimos como benefician a una empresa amiga.

Para CUMUNI es un negocio redondo: el mantenimiento de los puntos verdes nos cuesta casi 3 millones de pesos por mes. Lo lógico hubiese sido que las cooperativas de cartoneros sean las encargadas de éstos, pero no.

Durante su paso por la secretaria de Gestión Comunal y atención Ciudadana, Macchiavelli también benefició a CUMUNI S.A. con una obra que sabían que iba a ser destruida y que nos costó 5 millones de pesos. Fue la construcción de los bulevares de Av. Cabildo que no llegaron a inaugurarse y fueron destruidos por las obras del subte y Metrobus. En ese momento Macchiavelli argumentó que “La Ciudad es dinámica y que construir y demoler podía pasar en este tipo de ciudades”.

Pero no fue el único que beneficio a esta empresa: en el 2014 CUMUNI ganó el Mantenimiento y Limpieza de las Estaciones de Metrobus. El colmo en esta licitación, cuyo fin principal es tercerizar la limpieza diaria de las paradas, es que esta empresa a su vez tercerizará el 100% del trabajo de limpieza e higiene con la empresa REX Argentina SA.

Una vez más queda claro que para CAMBIEMOS el Estado es un facilitador de negocios para empresas parasitarias que, sin invertir un peso y estafando a la ciudadanía, ganan millones. La repetición de nombres a lo largo de la gestión de Mauricio Macri y ahora de Horacio Rodríguez Larreta, muestra que en la Ciudad se ha consolidado una nueva patria contratista, nueva no porque los actores sean nuevos, sino porque ya no quieren intermediarios entre ellos y el Estado.