CALLES
Comuna 13: Belgrano - Colegiales - Núñez

 

12 de Mayo de 2017

¡No siempre las sabemos todas!

Por Mario Osvaldo Salvo.

Es un clásico que aquellos que acumulamos años, creemos que en materia del barrio, de la comuna y porque no de la nuestra querida Buenos Aires, hacemos gala de conocer al dedillo todo cuanto hace a calles, plazas, hospitales, etc. Pero no es así, la gran ciudad ha tenido cambios en los últimos diez años, que aún al más inquieto ciudadano en sus recorridos, le resultan novedosos.

No pretendo con esto hacer una apología política, ya que si bien se han producido un sinfín de innovaciones, como túneles, bulevares, Metrobus, etc., muchas prioridades aún, han quedado pendientes. Un ejemplo es la no reestructuración de los recorridos de las líneas de colectivos. Pero este no es el sentido de esta nota.

Fiel conocedor del barrio de Núñez, días pasados transitando por Libertador y Núñez, una señorita, presumo que intuyendo mis condiciones de viejo zorro del barrio, me consultó por la intersección de dos calles. Debo decir, que en lo personal me da placer, el poder exhibir mis condiciones de erudito barrial, cuando se me consulta por alguna calle, colectivo o lugar.

Pero aquí, quien creía que todo lo sabía, fracasó rotundamente al recibir la siguiente consulta: ¿Padre Canavery y Av. Miguel B. Sánchez? ¡Me dijeron por aquí, en el Club Ciudad! Ese dato terminó de confundirme. Ambos, consultamos a un joven agente y la irresolución se agigantó. Me había picado el bichito de la duda porque no podía estar perdido en mi barrio. Presuroso, ingresé a un negocio y le pedí a la gentil empleada, que tampoco conocía lo requerido, si sería tan amable de buscarme en Internet el mapa de la Ciudad. Allí encontré el resultado de la búsqueda.

Salimos del comercio y ya con aires de erudito Nuñense, expuse mi clase “magistral”. Seguí por Libertador hasta el Ciudad, cruzá y caminá hasta el fondo, a la izquierda es Padre Canavery. ¡Así que era allí!



Y como a todo veterano, me afloraron los recuerdos. Si ese era mi paseo favorito en los años ´50, cuando mi madre en el viejo y hoy tan necesario colectivo 405, los domingos me llevaba a lo que yo denominaba las cuadras de los clubes, donde estaba ubicada la legendaria U.E.S. Si por esa avenida al fondo, estaba el predio donde cada semana asistía al I. E. Fisica. N°1 (Republiquetas 1050). Si allí, cuando el asfalto era un lodazal y yo andaba en bicicleta para llegar al río, cuando la Lugones era impredecible.

Hoy ya no está mas Republiquetas, la siguió C. Larralde hasta el fondo, pero ahora, de Libertador hacia el bajo es Av. Miguel B. Sánchez. Y la callecita del fondo (diagonal) que nunca tuviera nombre, ahora es Padre Canavery, donde existe un Colegio privado y sobre Lugones, el depósito de autos arrumbados secuestrados por la seccional 35ª, donde se amontonan chatarras, desperdicios y roedores.

Con este relato, que quizá pueda resultar trivial, pretendo salir de las clásicas quejas, que las tengo, e ilustrar a los veteranos y jóvenes del barrio que creíamos saberlas todas, que no es así. ¡Siempre surge una sorpresa impensada!