08 de Octubre de 2015

Belgrano cuenta con una superficie aproximada de 8,02 km². Dentro de ese extenso territorio residen cientos de atractivos comerciales, sociales, históricos, culturales y deportivos; que hacen al barrio uno de los más importantes y neurálgicos de Capital Federal y Bs As. Pero hay un mágico lugar en particular que enaltece la zona como ninguno otro. Un predio en el cual gente de un elevado desarrollo espiritual, humano y moral, llevan a cabo encomiables tareas. Se trata del “Servicio Nacional de Rehabilitación” que trabaja con personas discapacitadas. Un espacio de inclusión donde nadie es diferente y aquellos que presentan trastornos patológicos de cualquier tipo y grado, encuentran el ámbito para sentirse seguros, cuidados, queridos y pueden desarrollar sus vidas en base a sus limitaciones. Excelsos profesionales y una gran infraestructura con todo lo necesario, permiten la rehabilitación y la mejora en la calidad de vida de cientos de seres humanos.

Servicio Nacional de Rehabilitación

Un espacio de inclusión donde
nadie es diferente

Por Damian Giovino
damiangiovino@mibelgrano.com.ar

Ubicado sobre la Calle Dragones 2250 (comprende un importante terreno), en el “Servicio Nacional de Rehabilitación” se lleva adelante un extraordinario trabajo. Se realizan una gran cantidad de actividades en diversas aristas, adaptadas personalmente a las necesidades de cada persona que concurre con alguna discapacidad. Juan Manuel Gauna es profesor de educación física dedicado a la especialidad de discapacidad. Hizo la licenciatura en rehabilitación y actualmente trabaja en la parte de psicomotricidad con gente que presenta “TEA” (trastorno de espectro autista). Juanma nos cuenta de qué consta el predio y cómo es desempeñar esa noble tarea ayudando a mejorar la vida de la gente.

Comencemos contextualizando el lugar…

El Servicio Nacional de Rehabilitación recibe a todo tipo de personas con diferentes discapacidades: motoras, sensoriales, físicas y mentales. Se dictan distintas actividades divididas en lo que es parte recreativa, social, física/deportiva y competitiva de alto rendimiento. Todas adaptadas específicamente, por supuesto, a la patología de cada uno. El fin es recibir a todos aquellos que presenten alguna discapacidad para rehabilitarlos y mejorar su calidad de vida.

¿Cuáles son esas actividades físicas/deportivas que se llevan a cabo?

En la parte de actividades acuáticas, en pileta techada y climatizada, hay aquagym, gimnasia de postura y natación. Luego hay un gimnasio equipado para la parte de rehabilitación donde se realiza musculación y fortalecimiento general para el acondicionamiento físico. Hay yoga, pilates, tenis de mesa. Un gimnasio descubierto con diversos usos, por ejemplo fútbol en sillas de ruedas eléctricas, básquet, vóley (todos los deportes adaptados a las diferentes discapacidades). Se realiza rugby en sillas de ruedas.

Y las recreativas/sociales ¿cuáles son?

En la arista social y recreativa hay un sector con juegos diseñado para chicos con discapacidades. Danza y baile. Hay talleres de arte, teatro y cine. Colonias de verano en la pileta descubierta. Todo lo que aquí se realiza responde a la inclusión de la gente con discapacidades.

Decías que también la sede sirve de centro de entrenamiento para los deportistas que compiten en alto rendimiento…

Sí, vienen a entrenar equipos de diversas federaciones y deportes. Muchos de los atletas y equipos que entrenan acá han estado en los juegos Parapanamericanos de Toronto este año teniendo grandes participaciones. Compiten a nivel nacional e internacional. Se van buscando valores y aquellos que arrancan una actividad en la parte de iniciación y muestran dotes y virtudes para la alta competencia, se los trabaja desde la parte psicológica y física para que esté apto para competir.

Las personas que acuden ¿ya vienen con una actividad predeterminada para realizar por pedido de los especialistas médicos, o lo van viendo ustedes?

Hay diferentes categorías según el tipo y grado de discapacidades que presenta cada persona. Algunos vienen de chicos con una enfermedad patológica y otros las descubren de grandes. En base a eso se va viendo la actividad adaptada a sus necesidades. Hay un organismo especializado en analizar el grado de la discapacidad y según eso compiten en cierta disciplina (aquellos que integran la parte de alto rendimiento).

¿Quién o cómo se regula el lugar para que funcione bajo las condiciones necesarias?

Esto depende del Ministerio de Salud que a su vez tiene entes reguladores que ayudan a fomentar el lugar y todas las actividades que aquí se realizan.

¿Cómo puede hacer cualquier persona con alguna discapacidad para venir y comenzar?

El requisito fundamental es sacar el certificado de discapacidad. Luego son cosas protocolares del lugar, fichas que completar y demás. Está abierto para cualquier vecino o persona que se quiera acercar.

Un lugar que emociona y llena de esperanzas. Aquellas personas que padecen discapacidades y que encuentran diversas limitaciones en sus vidas diarias, en la ciudad y en la gente; tienen SU lugar. El espacio donde explayarse y sentirse plenos. Donde los tratan como lo que son: luchadores valientes y ejemplos de vida que no bajan los brazos a pesar de la adversidad.