20 de Febrero de 2015

REPORTAJE A JORGE BURRUCHAGA

En Belgrano vivo
tranquilo y cómodo


Por Damian Giovino

Dentro de los cientos de miles de personas que habitan el Barrio de Belgrano, hay algunas que se destacan por motivos inherentes. Ese es el caso de Jorge Burruchaga, una de las figuras deportivas más relevantes del país. A sus 52 años, el autor de uno de los goles más significativos de la historia Argentina, vive hace 15 en la zona, la cual describe como “Centro estratégico importante de la Capital”.

Belgrano es uno de los barrios más tradicionales e importantes de la ciudad de Buenos Aires. Cuenta con infinidad de historias y lugares maravillosos. Es por eso que emblemas nacionales de la talla de Jorge Burruchaga eligen vivir en él. Si bien nació en Gualeguay, provincia de Entre Ríos, Jorge conoció la zona desde muy pequeño. En sus primeros pasos como Futbolista jugó cinco años, entre los nueve y los 14, en River Plate. Más de tres décadas después, ya consagrado como uno de los deportistas más sustanciales del país, eligió instalarse en la zona para desandar aquí su nueva vida. Su venida no fue en soledad, con él arribaron para habitar el “Barrio River” sus hijos, padres y sobrinos. “Llegar a Belgrano era la posibilidad de estar mejor”.

¿Hace cuánto vivís en Belgrano?

En el 2000 me vine para acá. Hace ya casi 15 años que me instalé en el “Barrio River”. Debido a mi profesión como Entrenador hubo periodos donde me tuve que ir circunstancialmente (Libertad de Paraguay 2011-12, Atlético de Rafaela 2012-14).

¿Por qué motivos elegiste vivir aquí?

Los primeros que decidieron venir fueron mis padres. Mi papá vivía en zona Sur y llegar acá era una posibilidad de estar mejor. Producto de eso tomé la elección de instalarme en el barrio yo también.

¿Qué es lo que más te gusta del barrio?

Destaco por sobre todo la tranquilidad del “Barrio River”. Belgrano es un centro estratégico de la Capital y tiene muchas comodidades y accesos. Ese motivo fue considerable para venir acá.

No todo fue confort para Jorge desde su llegada a la zona. En más de una oportunidad fue víctima, junto a su familia, de la inseguridad. Ladrones ingresaron a su domicilio llevándose dinero y objetos de valor. Una de las veces cuando él estaba fuera del país dirigiendo en Paraguay.

¿Que pasó el día del robo?

Entraron cuatro hombres encapuchados, vestidos de negro y fueron despertando a cada integrante de mi familia diciendo que si no les entregaban todo los iban a matar. Uno paga impuestos caros para vivir acá pero sólo te tenés que conformar con que no te hagan nada.

Uno de sus cuatro hijos, Mauro de 17 años, realiza toda su vida dentro del Barrio. Juega al Fútbol en las Divisiones Inferiores de River además de ir al instituto del club. Pasa casi 10 horas allí. Sólo interrumpe para ir a almorzar a su casa, a metros del “Monumental”.

Se te ve mucho en una confitería muy característica de la calle Lidoro Quinteros.

Sí, no sólo voy a esa. Me gusta disfrutar de la zona y además tengo muchos amigos por aquí con los cuales comparto momentos.

Eso cuando no estás entrenando, ¿ahí se complica?

Sí. Es una tarea muy demandante y tenés que dedicarle tiempo.

Un Mundial, una Libertadores, Intercontinental, Supercopa, Recopa y Metropolitano; explicitan lo que fue la carrera de Burruchaga. Un jugador que marcó una época y que le dio una de las máximas alegrías al pueblo argentino ante Alemania en la final de México ´86.