Los vecinos le contaron sus problemáticas a Larreta

El viernes 17 de noviembre por la mañana en el mítico club Belgrano, Horacio Rodríguez Larreta brindó una charla para vecinos de la Comuna 13. El Jefe de Gobierno realiza estas reuniones todas las semanas en las diferentes Comunas porteñas. El propósito de estas veladas es que los vecinos expresen sus problemáticas, quejas y sugerencias, así como también que se puedan enterarse por propia voz de las autoridades, de las novedades en cuanto a proyectos, obras, arreglos y demás cuestiones que afectan o mejoran la vida cotidiana de cada uno de ellos. Para que el intercambio y la charla sean fluidos, en un marco de respeto y armonía, todos aquellos presentes que desean formular alguna consulta o inquietud, deben anotarse previamente al comienzo de la jornada para que se los vaya llamando por lista y se les entregue el micrófono al llegar su turno.

El evento comenzó a las 9 horas, como estaba previsto, en un pintoresco salón del club Belgrano. Los vecinos concurrieron en gran número, alrededor de un centenar, superando la cantidad de sillas disponibles dispuestas en un principio por los organizadores. La charla arrancó sin Rodríguez Larreta, quien se hizo presente media hora después, pidiendo disculpas a los presentes y justificando su tardanza debido a una entrevista radial que se extendió más de lo pensando. Quienes se hicieron cargo del micrófono durante el lapso de su ausencia fueron Gustavo Acevedo, presidente de la Comuna 13, y Juan Pablo Arenaza, Legislador de la Ciudad y Presidente de la Comisión de Seguridad.

Transporte Escolar

La vecina que abrió la charla planteó su problemática en nombre de otros tantos que ejercen el mismo oficio que ella: transporte escolar. Aludió que cuando cumplen su función en dos colegios ubicados en Libertador y Olleros, no tienen como estacionar las camionetas tanto a la entrada como a la salida de los alumnos ya que se encuentra la ciclovía. Con el agravante de que el personal de tránsito les hace multas por estacionamiento indebido en doble fila. La vecina hizo énfasis en los dos grandes problemas que esto conlleva: la seguridad de los chicos por tener que estacionar en cualquier lado y la dificultad económica que les genera a ellos el tener que pagar las multas. Arenaza se comprometió a organizar una reunión con personal de tránsito para encontrar una solución.

Terreno abandonado

Prosiguió otra señora que se mostró preocupada por un terreno abandonado lindante a su domicilio en
La Pampa y Zapiola, antes de cruzar la vía viniendo desde Crámer. Allí, hay gente viviendo de forma ocupa e indebida según señaló, y alertó que si no se te toman medidas rápidamente, la cantidad de gente habitando el terreno se proliferará, lo que puede ocasionar conflictos y disgustos. El espacio pertenece al ferrocarril y Acevedo manifestó que se le pidió al mismo que les traspase el baldío, cosa que es probable que suceda pero que demora por temas administrativos. Una vez que el espacio esté en poder del Gobierno de la Ciudad, lo convertirán en plaza.

Cruce ferroviario

Luego llegó el turno de expresarse para un vecino particular: un ucraniano que hace 21 años vive en Buenos Aires. Con un acento marcado, pero haciéndose entender, planteó una queja sobre el pésimo estado de la vía de Monroe (entre Cabildo y Libertador). Si bien celebró la gran cantidad de pasos bajo nivel inaugurados en los últimos tiempos, remarcó como inadmisible la decadencia del cruce ferroviario en dicha calle, teniendo que pasar con su auto por el mismo lugar donde cruza la gente para así evitar pozos, movimientos y saltos del vehículo que ocasionan daños. El hombre, modesto en su pedido, no sugirió un paso bajo nivel pero sí que se ponga en condiciones más dignas a la vía. Otro vecino sumó un problema más a ese cruce: la bocina de alarma del paso del tren que se encuentra a un elevado volumen sonoro, provocando molestias en las casas y edificios colindantes. Pidiendo que se baje el nivel del volumen. Como respuesta, Arenaza contó el proyecto de elevar el ferrocarril para así sacar todos los cruces de vías de la Ciudad. Pero admitió que mientras tanto, hay que arreglar los cruces en mal estado.

Veredas Rotas

Un tema de reclamo que nunca falta es el mal estado de las baldosas y veredas en algunas cuadras. Así lo hizo saber una vecina que vive en Arcos entre Juramento y Mendoza. El caso particular de esa cuadra fue por un árbol que levantó las baldosas. Hicieron los reclamos pertinentes, se comprometieron a arreglar y nunca fueron. Hasta ya habían llevado las baldosas nuevas para cambiar, pero nunca volvieron. Por supuesto, las baldosas las fueron robando. No solo no solucionaron el problema sino que se gastó dinero para nada. Según confirmó Acevedo, el Gobierno asumió la responsabilidad de poner en condiciones todas las veredas, pero muchas veces los servicios las rompen con arreglos. Además de los árboles que provocan roturas con sus raíces. Por eso para arreglar una vereda, antes tomarán el recaudo de asegurarse que ese mismo año no habrá intervención de algún servicio que provoca daños.

Estacionamiento

Dentro de los muchos atractivos, comodidades y beneficios que presenta Belgrano, hay algo sumamente negativo, siendo uno de los barrios más afectados por esta problemática: el estacionamiento. En cuanto al plano vehicular, Belgrano es un caos absoluto. Ya que muchísima gente que vive en Provincia usa la zona como paso, dejando su auto para tomarse el subte. Eso trae muchos dolores de cabeza en los vecinos. Así lo hizo saber una señora que pidió soluciones urgentes en el tema. Justamente, Arenaza dio un informe del plan que tiene el Gobierno de la Ciudad para combatir el problema. “Los barrios que están cerca de los accesos a la Ciudad son grandes estacionamientos de gente que viene de Provincia y los residentes no pueden estacionar el auto. El equipo de transporte ha analizado diferentes opciones y hace poco se votó en la legislatura una solución que está funcionando muy bien en otras ciudades importantes del mundo. Se llama “estacionamiento medido”. Todas las personas que vivan en el barrio van a tener una oblea que identifique su vehículo y servirá para que puedan estacionar gratis a dos cuadras a la redonda de su domicilio. Si sos de un barrio y tenés que ir a otro a hacer un trámite, la primera hora tendrá un precio accesible, la segunda un poco más cara y así irá aumentando. Esto es para impedir que la gente deje el auto ocho horas. Vienen dejan el auto y se toman el subte. Eso molesta a los residentes. Esto vendrá acompañado de un sistema de grúas porque la gente estaciona donde quiere. Esto va a hacer que barrios como Belgrano, uno de los peores en tema estacionamiento, mejoren”. Desde las autoridades saben muy bien que es un disparate la cantidad de autos que hay en relación a habitantes, lo que de por sí colapsa todo. Por eso están fomentando a desalentar el uso del auto a través de poder mejorar los transportes públicos, en donde, según aseguró Arenaza, se está invirtiendo mucho dinero y obras.

Subte

Belgrano abarca varias estaciones de la línea D de subte. El tema escaleras mecánicas es algo que afecta a todas ellas. Casi todas las estaciones tienen falencias en ese aspecto, tan importante para la gente mayor, con movilidad reducida o aquellas madres que van con cochecitos. Como respuesta, las autoridades anunciaron que, justamente, ese mismo viernes se inauguraba una escalera mecánica en estación José Hernández y al siguiente viernes (24/11) otra más. Además aseguraron que en los próximos dos años se inaugurarán 20 nuevas en todas las estaciones. También admitieron que los ascensores tienen fallas constantes y que tendría un costo demasiado elevado poner ascensores en todas las estaciones.

Plazas

Algo que sucede en casi todas las plazas de la Comuna, es el mal estado que adoptan al poco tiempo de ser arregladas. Se debe destacar que el Gobierno ha mejorado mucho diversos espacios verdes pero luego no tienen el mantenimiento necesario y los vecinos las utilizan mal, no la cuidan, y eso provoca que se deterioren rápidamente. Sobre este tema se quejó un vecino, sosteniendo que se gasta dinero de todos para hacer arreglos y al poco tiempo se pierden por falta de control. Para solucionar este problema, el hombre propuso que haya guardianes de plazas. Arenaza manifestó que se incorporarán 300 guardianes de plaza. Acevedo hizo un comentó: “la sociedad en muchos aspectos perdió el control y tenemos varios guardianes de plaza que han sido golpeados por decirle a la gente, lo que no pueden hacer en la plaza. Nosotros dejamos a nuevas todas las plazas, después las tienen que cuidar los vecinos, porque es el espacio de todos. Si uno pinta su casa y después se embarra las manos y toca las paredes, es ridículo. Cada uno cuida su casa. En Barrancas hemos hecho arreglos muchas veces y lo vuelven a vandalizar. Es un tema de respeto entre todos”.

Manteros

También en lo referencial al tema espacios públicos, un vecino levantó una queja por los manteros que obstaculizan el normal paso y reducen la vereda en Cabildo a la altura de las galerías (entre Monroe y Juramento). Acevedo admitió que queda un núcleo pequeño de manteros pero que desde hace un año y medio a esta parte, se hizo un trabajo muy grande para sacarlos de las calles. Larreta ratificó esto sosteniendo que hace dos años no se podía ni caminar por algunas calles por culpa de los manteros que ocupaban la vereda entera. Aportando el dato de que en el último año se dio la baja de venta ambulante ilegal más grande de la historia en la ciudad.

Rampas

Un vecino con movilidad reducida pidió por las mejoras de algunas rampas. El Jefe de Gobierno sostuvo que lo que más se construye en la ciudad, son rampas. Pero que si hay algunas mal, habrá que arreglarlas. También dijo que se cambiaron aquellas que eran de plástico porque las personas se patinaban con las sillas.

Empedrado

El siguiente en tomar la palabra propuso hacer algo con las calles de adoquines y empedradas, ya que generan daños al auto y uno va saltando adentro del mismo. Rodríguez Larreta aclaró que no se puede hacer nada desde el Gobierno ya que hay una ley que dictamina que las calles empedradas tienen protección histórica. Aclaró su deseo e intención de modificar esa ley porque entiende que las calles de adoquines no aguantan más y que por algo ninguna gran ciudad tiene calles de ese estilo.

Antes de retirarse, Larreta les pidió a los vecinos que los problemas puntuales, se los dejaran a Gustavo Acevedo, presidente de la Junta Comunal 13.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *