¿El impacto será positivo para el barrio?

La empresa Raghsa, está desarrollando un edificio de oficinas, en el predio que ocupaba el Laboratorio Boehringer Ingelheim en Av. del Libertador y Manuela Pedraza. Muchos vecinos piensan que el barrio de Núñez, no está preparado para estos edificios y que las inundaciones que ocurrieron históricamente, tienen que ver con la construcción indiscriminada y no controlada.

El ingeniero Pablo Kiesel, gerente comercial de Raghsa, en declaraciones brindadas al programa radial “Aquí la 13”, que se puede escuchar todos los Jueves a las 14 horas en www.arinfo.com.ar dijo: “Somos una empresa desarrolladora que tiene más de 45 años de trayectoria, y en los lugares donde decidimos y apostamos invertir, los barrios y las zonas terminan creciendo, tal es así que con la torre LE PARC 1, en Palermo, una vez que comenzamos la obra el barrio se revitalizó. En todo lo que es el corredor de Av. del Libertador, en Núñez y Belgrano, hay muchos edificios que se fueron creando, y entendemos que es un beneficio para la zona, porque hay más comercios, más movimiento, más seguridad y más oferta gastronómica. En Manuela Pedraza y Av. del Libertador, decidimos construir una torre importante de oficinas, y entendemos que el impacto va a ser positivo para el barrio. Somos muy cuidadosos con los vecinos, con el uso de los materiales que utilizamos, y con la forma que construimos, ya que adoptamos desde hace varios años una metodología que se enfoca con el buen uso y cuidado de los recursos no renovables, agua, energía eléctrica, gas, etc. Entendemos que va a ser un beneficio para la zona. Si uno va transitando por Av. del Libertador, va teniendo más edificios de oficinas que de viviendas, y es bueno para el barrio porque termina habiendo un mix de usos, en un mismo lugar hay gente que vive, otros que trabajan, gente que tiene esparcimiento con los clubes, y eso genera una sinergia muy importante e interesante para los vecinos”.

Cocheras subterráneas y caos de tránsito

Los vecinos creen que esta nueva obra va a generar una mayor circulación de automóviles, provocando un caos de tránsito y una gran contaminación sonora. Además temen que no se haya estudiado convenientemente el suelo, haciendo cocheras subterráneas que estarán lindando el Arroyo White, en una de las zonas mas bajas de la ciudad.

Kiesel dijo al respecto: “Vamos a realizar 4 subsuelos, con capacidad para casi 1000 autos. Destinamos un sector muy importante para 200 bicicletas y construiremos vestuarios para que se puedan pegar una ducha, aquellos que vienen en bici a trabajar. Las empresas que vienen a hacer estos trabajos son especializadas, porque la realidad es que uno hace un pocito con una pala y empieza a salir agua, así que son obras de ingeniería, que requieren mucho esfuerzo y mucha tecnología. Sería mucho más fácil si el edificio estuviera emplazado 20 cuadras para adentro, porque no tendríamos estos problemas constructivos. Esto hace que sean más lentos los trabajos, que se demore más, y que haya que tener mucho cuidado por la supresión de las napas de agua, pero se puede hacer”.

Alta en el cielo

La fisonomía del barrio de Núñez, está siendo afectada con la construcción de edificios de más de 14 pisos.El gerente comercial de Raghsa, contó al respecto: “Va a tener 26 pisos de oficinas, plantas de más o menos 2000 a 2500 metros cuadrados, así que no va a ser más alto que el CHATEAU LIBERTADOR. Las torres LE PARC son emprendimientos de vivienda, este es un emprendimiento de oficinas corporativas, nosotros tuvimos un debate interno para definir que destino le dábamos a ese terreno, y decidimos hacer un emprendimiento corporativo que lo vamos a llamar CENTRO EMPRESARIAL LIBERTADOR, por la escala que tiene, y decidimos hacer esta tipología porque entendemos que es el producto que las empresas van a demandar”.

Más tierras para el mismo dueño

En una subasta pública que hizo el estado, la empresa Ragsha adquirió lo que son las canchas de fútbol de enfrente al terreno en donde están construyendo actualmente. Al respecto Kiesel dijo: “La idea también es desarrollar allí un edificio, estamos analizándolo porque todavía no nos han dado la posesión de la tierra. Esa zona, sumada al PARQUE DE LA INNOVACIÓN, que se hará en lo que hoy día es el TIRO FEDERAL, va a transformar al barrio de Núñez, positivamente”.

¿Servicios colapsados?

Desde antes de que se inicie la obra, los vecinos vienen solicitando que se realice el debido estudio de impacto ambiental, contemplando las consecuencias en la red cloacal y la mayor demanda de energía eléctrica, gas y agua.

Según el ingeniero, “el edificio tiene un nivel de sustentabilidad, en el uso de los recursos no renovables, que es la envidia de cualquier construcción tradicional. Nosotros en relación a energía eléctrica trabajamos con toda luminaria led, con las máquinas de ascensores y motores muy eficientes, y con grupos electrógenos para abastecer el consumo propio. Por la escala que tiene el edificio, tenemos tratos cotidianos con las empresas prestatarias de servicios públicos, para que garanticen no solo el nuevo emprendimiento sino a los vecinos y al barrio que no lo afecte negativamente, en eso quédense tranquilos que lo trabajamos como cada uno de los proyectos que hemos realizado, que son de escalas similares, arriba de 30.000/40.000 m2 y no ha habido ningún tipo de problemas en relación al agua, a la luz ni al gas”.

Conclusiones

Si nos basamos en las declaraciones de Pablo Kiesel, gerente comercial de Raghsa, todo pareciera ser
COLOR DE ROSA, pero los vecinos siguen sin conocer el ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL realizado antes de comenzar la obra, ¿sólo les queda confiar en la eficiencia y buena voluntad de la empresa constructora? Si por el barrio van a circular 1000 autos más, ¿Cómo van a hacer para que no impacte en el tránsito? ¿Y los ruidos? La empresa remarca los grandes beneficios que le traerá su obra a Núñez, ¿Y la calidad de vida no se verá afectada? Nos quedamos con más dudas que certezas, por eso invitamos públicamente a que el ingeniero Pablo Kiesel, gerente comercial de Raghsa, organice una reunión con los vecinos en la que presente el ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL y responda a todas las inquietudes de los preocupados habitantes de Núñez.

, , ,

1 thought on “¿El impacto será positivo para el barrio?

  1. Muy lindo todo, pero un edificio de oficinas con 1000 cocheras es un despropósito, un sinsentido y va a contramano de las tendencias mundiales. Esto significa 1000 autos más circulando en una zona ya de por sí colapsada en horas pico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *