Reunión con el secretario de transporte en Núñez

El martes 6 de febrero en un amplio salón del histórico Club Ciudad de Buenos Aires, el Secretario de Transporte Juan José Méndez llevó a cabo una reunión con vecinos de Núñez.

Estuvo acompañado por otros varios integrantes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte. Como en cada evento que se realiza en la zona promovido por el Gobierno de la Ciudad, se hizo presente Gustavo Acevedo, presidente de la Comuna 13. La velada comenzó cerca de las 18:30 horas y se extendió casi por dos horas. “Es súper importante poder escucharlos, que nos cuenten aquellas cosas que ven mal o que tenemos que mejorar, que es muchísimo. Esto sirve para interactuar y saber cuáles son los problemas que detectan en materia de estacionamiento, circulación, líneas de colectivo, etc. Lo que sea que en el día a día les preocupe y creen que tenemos que pegarle una mirada. A nosotros nos sirve un montón para saber qué está pasando en el barrio”. Fueron las palabras de presentación de Méndez para dar comienzo a la sesión.

La reunión se dividió en dos bloques. El último, fue con la metodología habitual de todas las convenciones entre los vecinos y las autoridades: todo aquel que tiene una inquietud, sugerencia, queja, propuesta o agradecimiento; se anota en una lista de oradores y tras ser llamados, cada uno va tomando el micrófono y esgrimiendo su palabra, recibiendo luego la devolución de los funcionarios. Resultando esto muy ordenado y prolijo haciendo que todo transcurra en un halo de armonía. La primera parte fue bien diferente. Los presentes se dividieron en ocho mesas redondas de alrededor de nueve personas cada una. Sobre cada mesa había un amplio mapa de Núñez. En todos los grupos se encontraba un mediador, todos ellos miembros de la Secretaría de Transporte, para que cada integrante de las respectivas mesas plantee sus temas marcando en el mapa las calles o lugares puntuales mientras el intermediario tomaba nota con puño y letra. Para poder personalizar cada reclamo, en todas las mesas había un formulario para ser llenado con los datos de cada vecino que las conformaban.

Mi Belgrano estuvo en uno de los grupos, el cual fue liderado por Esteban Galuzzi, Subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad. Los temas planteados por los vecinos fueron los siguientes:

En muchas cuadras, una sola tiene paso bajo nivel con dirección hacia Libertador, el de Manuela Pedraza. Besares, Larralde e Iberá tienen paso bajo nivel hacia Cabildo. Ramallo tiene dirección sentido Libertador pero es un cruce ferroviario, con la congestión que eso genera y la pérdida de tiempo cuando baja la barrera. Esto hace que los vehículos que vienen del lado de General paz o cruzan Puente Saavedra y quieren dirigirse hacia el Bajo, tengan que ir hasta Manuela Pedraza. Así se produce un embotellamiento sobre la calle Cuba, formando filas de autos de seis u ocho cuadras de distancia hasta Pedraza. El vecino remarcó que al ser Vuelta de Obligado y Arcos mano contraria, y al O’ Higgins cortarse en un tramo; la única alternativa posible es ir por Cuba. Su propuesta para solucionar el problema fue cambiar el sentido de Besares desde Cuba para que se pueda cruzar el paso bajo nivel rumbo a Libertador.

El mismo vecino manifestó que en el cruce de semáforo ubicado en las intersecciones de Larralde y 11 de Septiembre, se da una anomalía. El verde para los autos que vienen por Larralde dura 35 segundos y para los de 11 de Septiembre: un minuto. Además de ser desproporcional en el tiempo, lo es mucho más en la relación de caudal vehicular, ya que Larralde es mucho más transitada que 11  de Septiembre. El hombre aclaró que se tomó la molestia de cronometrar el tiempo por reloj de la duración de los semáforos y manifestó que cada diez autos que pasan por Larralde, pasa uno por 11 de Septiembre.

Una vecina elevó un reclamo por la plazoleta comprendida por las calles Jaramillo, Comodoro Rivadavia y O’ Higgins. Allí afirmó que hay estacionados muchos autos abandonados y en desuso. Algunos incluso tienen el cartel para ser removidos de la vía pública hace ya largo tiempo y aún siguen ahí. Otros sin patentes. Hasta hay un colectivo que un hombre lo utiliza como vivienda. Pidió que se retiren esos vehículos de la zona.

Dicha vecina preguntó qué sucede con el obrador de Comodoro Rivadavia entre Cabildo y Vuelta de Obligado que hace muchísimo tiempo está, queriendo saber cuándo será sacado. Galuzzi le confirmó que será en noviembre.

Al llegar el turno de otra de las integrantes de la mesa, alertó que el semáforo del cruce de Libertador y Paroissien está mal coordinado y que no da tiempo para cruzar la avenida. Pidió que se lo arregle urgente.

En Cabildo altura Ruiz Huidobro los colectivos andan con total imprudencia por el Metrobus, pasando semáforos en rojo y a mucha velocidad. Además algunos choferes van hablando o mirando el celular, denunció una vecina. Así como también contó que motos y bicicletas andan por la vereda. Narró que le ha hablado varias veces a un oficial de Policía que hay en esa esquina y que éste le dijo que no podía hacer nadar. Galuzzi le confirmó que eso no es cierto ya que la Policía tiene la facultad para hacer multas de tránsito. Pero de todos modos, comentó, todos los vecinos pueden hacer denuncias de tránsito directamente a través de la aplicación  “BA denuncias”.

Una señora que vive en Larralde y 3 de Febrero se quejó por la cantidad de motos y bicicletas que pasan por la vereda. Con el agravante de que por Larralde transitan chicos que van rumbo al CENARD y que muchos son deportistas discapacitados o ciegos lo que pone en peligro su integridad. También agregó que los autos estacionan y tapan las rampas. Galuzzi intervino para acotar que a partir de septiembre comenzará a funcionar una nueva modalidad de grúas. Hoy en día sólo hay grúas por el Centro y por Palermo. A partir de septiembre habrá un sistema de grúas en toda la Ciudad.

Al igual que una de las integrantes de la mesa que tomó la palabra anteriormente, una señora se quejó por la velocidad con la que conducen los choferes de las líneas que andan por el Metrobus de Cabildo. Ella es pasajera y viaja con una señora muy mayor y sostiene que es un peligro ya que no hacen pie y se van para todos lados dentro del vehículo. A propósito de esto, el Subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad aludió: “Estamos en proceso de instalarles a todas las unidades de colectivos un GPS que transmite en tiempo real la velocidad y la posición del vehículo. Para fin de mes vamos a tener 1000 instalados. A mitad de año 5500 y para fin del 2018 vamos a tener instalado el GPS en los 10.000 colectivos que hay en la Ciudad. Cuando el colectivo se pase de velocidad el GPS enviará una alarma a los controladores y se tomarán las sanciones correspondientes. En los lugares donde mucha gente se queja que exceden la velocidad, colocaremos lomas de burro para que no les permita ir rápido”.

La siguiente en tomar la palabra también se refirió a una problemática ocasionada por los colectivos, pero desde otro tópico y apuntando a una línea en particular. Se mostró indignada por la falta de coordinación en la frecuencia del 130. En horario pico de la mañana, entre las siete y las ocho, cuando la gente va rumbo al trabajo, pasa una unidad cada 45 minutos. Mientras que a las 11 de la mañana, un horario muy poco transitado por la gente, vienen seis colectivos juntos de la 130 que están todos vacíos.  Preguntó quién controla y regula esa situación que complica el tiempo de los pasajeros. Galuzzi acuñó que se está implementando una aplicación para que la gente pueda saber en tiempo real en cuánto está llegando el colectivo a la parada en que se encuentra.

Sobre el cierre de la primera parte de la reunión una vecina se quejó por la falta de criterio para determinar que no se puede estacionar por San Isidro por ser una avenida, cuando es poco transitada y muy tranquila. Además, manifestó que está toda la avenida con autos estacionados y no perjudican la circulación ni el tránsito. Pidió que se permita una situación que de hecho sucede, y que haya sentido común para decidir en cuál avenida se puede estacionar y en cuál no.

Cerró la charla el mismo vecino que la abrió marcando un error que considera grosero: la calle Grecia es doble mano al igual que 3 de Febrero (en un tramo). Ambas calles son angostas y hay autos estacionados de ambas manos, lo que hace que sólo pase un auto, siendo imposible que haya lugar para dos autos en sentido contrario. Tiene que parar uno y tirarse contra el cordón para que pueda pasar el otro. Pidió que se hagan única mano.

Luego llegó el momento de la segunda parte de la reunión en donde varios vecinos tomaron el micrófono e interactuaron con Méndez haciendo diversos planteos. Los temas centrales fueron los siguientes:

Uno de los que más coincidieron los vecinos es en cómo se han visto perjudicados los habitantes de Núñez que tienen auto producto del Metrobus de Cabildo. Si bien todos admitieron que esta obra es excelente, tiene su parte negativa. Se trata de las calles que cruzan cabildo las cuales varias de ellas han quedado imposibilitadas para doblar en la avenida porque es una multa. Esto produce que haya que dar muchas vueltas. Manuel Ugarte, Quesada, Campos Salles, Juana Azurduy, Jaramillo; son algunas de las calles. Quien tomó la palabra para responder fue el Gerente de Ingeniería Vial que dijo que se iba a llevar para analizar los casos de cada calle pero que había algunas que creía muy difícil que se puedan volver a usar para girar en Cabildo. Méndez dijo que el Metrobus beneficia a 250.000 pasajeros que todos los días toman colectivos y viajan muchísimo más rápido. Si el beneficio de esa enorme cantidad de personas, trae perjuicios para un grupo reducido de vecinos, es un riesgo que se corre, pero que van a intentar mejóralo. Siendo la premisa del Gobierno, aclaró, que el transporte público sea la mejor opción para movilizarse, conllevando eso mejoras constantes en los servicios.

Un vecino preguntó, irónicamente, si la idea del Gobierno de la Ciudad era perseguir al que maneje un auto y hacerle la vida imposible, sólo para recaudar dinero con multas. Lo dijo referido a las falencias graves que nota en tema de estacionamiento en la zona. Aludió que es irrisorio que no se pueda estacionar de mano izquierda en muchas calles, cosa que hace algunos años sí estaba permitido. Marcó que hay calles “caza bobos” ya que no hay ningún cartel que diga que está prohibido estacionar ni hay cordón amarillo y sin embargo hacen multas. Se quejó de los maseteros “horribles” que colocaron en la Avenida San Isidro, en el lugar donde estacionaban muchos autos. Méndez le respondió comentando que el tema estacionamiento es el principal problema de la Ciudad. Contó, algo que ya había dicho Rodríguez Larreta en una anterior charla con los vecinos, sobre el proyecto de “estacionamiento medido” que se está por implementar. Esto será que los residentes del barrio tengan una oblea identificatoria en sus autos para así poder estacionar gratis en 300 metros a la redonda de sus domicilios. Mientras que todos los que vengan de Provincia y dejan el auto como un garaje al aire libre para tomarse el subte e ir al centro, tendrán que abonar. Esto va a fomentar que vengan menos personas de otras zonas y ocupen lugares por mucho tiempo. También contó que muchas veces los propios vecinos se oponen a realizar obras para mejorar el tema de estacionamiento. Más de una vez, contó, intentaron realizar cocheras debajo de plazas, para albergar cerca de 400 vehículos, y los vecinos ponen amparos porque no quieren que la plaza esté cerrada durante el tiempo de la obra.

Otro tema importante son las obras del tren Mitre. El Secretario contó que se están elevando las vías desde el Hipódromo hasta la calle Congreso, para luego continuar a nivel, dejando los pasos bajo a nivel que ya hay y sacando los cruces de barrera que aún quedan como en Ramallo. Con esta obra se sacan nueve pasos a nivel, con la seguridad que eso genera en materia de siniestros viales con peatones y vehículos y el tiempo que ganan los conductores no teniendo que esperar la barrera. El plan sistémico consta de dejar toda la Ciudad sin barreras, aseguró Méndez. Aclaró que en la zona entre el Hipódromo y Congreso se realizan viaductos y no pasos bajo a nivel porque no pueden hacer túneles en esa zona ya que la geografía no se los permite. También mejorará el entorno a las vías haciéndose plazitas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *