El Ministro de Ambiente y Espacio Público en Belgrano

El jueves 22 de febrero el Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, se reunió con los vecinos de la Comuna 13 para debatir sobre todos los temas que conciernen a su área dentro de la zona.

El encuentro se llevó a cabo en un salón del Club Belgrano, comenzando pasadas las 8:30 horas y extendiéndose por una hora y media. Tuvo una concurrencia de alrededor de 50 residentes distribuidos en sillas de madera. La metodología implementada, como ya es costumbre cada vez que un funcionario se presenta ante los vecinos, fue la de un intercambio fluido entre las partes. Aquellos interesados en tener la palabra para plantear una queja, inquietud, pedido o sugerencia; debían anotarse previamente en una lista de oradores dando sus nombres y apellidos y el tema a tocar. Llegado su turno, cada uno se hacía del micrófono y se explayaba. Luego de escucharlos atentamente y de tomar nota, el Ministro respondía. También participó de la reunión Gustavo Acevedo, presidente de la Comuna 13. Para agasajo de todos los presentes, hubo servicio de catering.

Macchiavelli comenzó la charla aludiendo unas formales palabras de presentación. “Por más tecnología que apliquemos, por más cámaras que instalemos, nada remplaza el contacto personal. Por eso estamos constantemente promoviendo este tipo de encuentros y poniéndole mucha energía para escuchar las propias vivencias de cada vecino y así brindarles respuestas a todos los temas que nos planteen. Con estos contactos directos estamos más cerca de los problemas y podemos construir entre todos una Ciudad mejor”. A continuación los vecinos comenzaron a plantear los diversos temas, muchos de los cuales, como era de esperarse, se repitieron.

La primera vecina en tomar la palabra marcó la tendencia de la charla: la “usurpación” de espacios públicos. Fue la primera de varios de los presentes que se quejó sobre esto. Ella en puntual, hizo referencia al espacio verde ubicado en Av. Del Libertador entre Virrey del Pino y Virrey Loreto, con forma de triángulo. Refirió que desde enero hay gente acampando allí con lonas. Rápidamente Acevedo la interrumpió para aclarar una situación. Puso énfasis en remarcar que en consciente que hay mucha gente en situación de calle que pernocta en plazas pero que ellos como autoridades no pueden obligarlos a irse porque no está prohibido, es decir que quienes duermen en espacios públicos no están cometiendo ninguna infracción. Lo que sí intentan, aseguró Acevedo, es ofrecerles a estos individuos instalarse en los paradores que posee el Gobierno para que duerman allí. Tratan por todos los medios de persuadirlos para que vayan. Macchiavelli  agregó que permanentemente está actuando el programa “Buenos Aires Presente” con asistentes sociales que buscan llevar a la gente en situación de calle a los paradores. Remarcado que hay 2000 camas a disposición en diferentes paradores de la Ciudad con lockers para que guarden sus pertenencias y no se las roben. Pero así y todo, aclaró, con estas facilidades y comodidades, muchos prefieren pernoctar en la vía pública como ser las plazas. Sobre esa misma plaza, la vecina se quejó por el mal estado que presenta últimamente, con árboles muy grandes que no están podados y dan una sensación de inseguridad por opacar la luz y ser un lugar de escondite para algunos. Otra señora preguntó, en tono disconforme, cuáles eran sus derechos como vecina que paga impuestos tan caros por el barrio en el que vive y se encuentra con que no puede disfrutar de los espacios verdes porque están con ocupas. No lo ve como un derecho de aquellos que duermen en las plazas sino como un avasallamiento a sus derechos como vecina. En Echeverría y Cabildo, señaló un hombre, hay varias personas que duermen en colchones, en un sillón, lo que considera ya demasiado.

La siguió otra mujer que planteó un reclamo de larga data, según aseguró. Se trata de las inmediaciones de la estación de tren del Belgrano R. Antes que el Ministro pudiera responderle, aclaró que sabía cuál era el motivo de tal estado de abandono: que el espacio pertenece al ferrocarril que no lo cede y que por eso al ser propiedad privada, el Gobierno de la Ciudad no puede intervenir. Pero se quejó que hace mucho tiempo que ponen esa excusa y que es hora de una vez que se tomé alguna decisión porque los vecinos mientras tanto siguen padeciendo el “chiquero” que es el lugar y la oscuridad que hay. El Ministro sostuvo que por el momento sólo se puede comprometer a poner más iluminación, mientras Acevedo aseguró que se está tramitando la tenencia del predio con el ferrocarril.

Otro tema que se repitió fue el referido a los contenedores de basura. Una vecina mostró su disconformidad por tener tres en la puerta de su casa en la cuadra comprendida por La Pampa entre O’ Higgins y 3 de Febrero. Pidió una pronta solución ya que se acumula mucha basura y no puede seguir viviendo así.  Otra señora reclamó que dos contenedores, también sobre la calle La Pampa a la altura del 1100, están muy cerca de las entrada y salida de cochera. Esto además de resultar incómodo para quien sale con el auto, se vuelve peligroso ya que obstaculiza la visual para ver los vehículos que están circulando y saber cuándo es propicio hacer la maniobra para incorporase a la calle. Siguiendo con el tema, un vecino pidió que se revea la distribución de los contendedores ya que hay cuadras donde hay tres para pocos edificios y lugares del barrio donde hay uno solo para muchos edificios. El Ministro dio el dato de que hay 28.000 contenedores en la Ciudad y que por ende es lógico que surjan problemas con algunos puntuales todos los días, aunque remarcó que están siempre atentos para solucionar los inconvenientes al respecto y que constantemente están haciendo estudios y modificaciones para ubicar los contenedores en el lugar indicado y la cantidad que demande la cuadra o zona.

Siguiendo el sesgo de la charla: ser mayoría mujeres quienes tomaban la palabra, una señora planteó un tema de importancia, la iluminación. Destacó que si bien se hicieron instalaciones en varios lugares de la zona, lo cual celebra, no es ese el problema sino que los árboles sin podar tapan la luz, en Moldes entre Echeverría y Sucre, por ejemplo, afirmó. El Ministro es consciente que si bien la iluminación LED trae un montón de ventajas reconoció que tiene la particularidad de que la luz está más concentrada y que si justo la cruza una rama, se pierde parte importante de la iluminación que brinda. Por eso es que, sostuvo, están muy atentos a la poda para el despeje.

Quizá el tema más impactante de la charla lo planteó un vecino de Monroe y Naón, donde está el viaducto. Narró una situación crítica en un espacio pegado a la vía con claraboya donde luego de la construcción del viaducto se junta gente, no en situación de calle, sino a drogarse y a pelearse desde la tarde hasta altas horas de la noche. Remarcó que ya hicieron varias denuncias en la comisaría pero que no han tenido respuestas. Contó que hacía pocos días esa gente se trenzó en una riña a cuchilladas lo que tuvo como saldo dos muertos. Con desesperación pidió que se ponga una garita policial o se haga un espacio verde para recuperar el lugar para los vecinos y no dejarlo en manos de esos delincuentes ya que es una zona que quedó aislada y a la buena de Dios.

Una señora pidió que se esté alerta ya que se están levantando algunas baldosas del Metrobus de Cabildo como por ejemplo en Echeverría, en Virrey del Pino y en Monroe. Macchiavelli dijo estar al tanto ya que han tenido múltiples inconvenientes con la empresa que puso las veredas del  Metrobús y desde el Gobierno de la Ciudad están en conflicto para que se hagan cargo de las reparaciones necesarias. Los casos urgentes que ponen el peligro a los usuarios, los están solucionando pero buscarán que luego la empresa les devuelva el dinero.

Un socio del Club Buchardo se quejó por la ola de multas repentinas que se están realizando en Comodoro Rivadavia entre Libertador y Lugones. Contó que jamás se hicieron multas en ese trazo ya que es una Avenida “muerta” por no tener salida a Lugones y estar imposibilitada como vía de tránsito al no tener desemboque en ningún lado. Es por eso que no molesta en lo más mínimo que los autos estacionen en 45 grados. Desde hace un tiempo, sin que haya ningún cartel de aviso, se levantan infracciones lo que provoca la desesperación de la gente. El Ministro comentó que si bien coincide con el vecino, remarcó que a veces lo usos y costumbres hacen creer que algo es legal cuando no lo es, y la realidad es que está prohibido estacionar en el medio de la avenida. Aprovechó para comentar una importante obra que comenzará en esa zona en el plazo de 90 días y que servirá para ordenar el tránsito y embellecer la zona. Contó que en el medio de Comodoro Rivadavia se harán bulevares y se permitirá el estacionamiento en 45º sobre las veredas de ambas manos. Hoy, señaló, Comodoro Rivadavia en un depósito de autos estacionados y no es la idea.

Continuando la reunión surgió el debate sobre la figura del Guardián de Plaza. Un vecino reconoció que el Gobierno de la Ciudad hace algunos años volvió a instalar los guardianes en las plazas, algo que estaba perdido, pero se quejó de que ahora algunos han desaparecido misteriosamente. Citó el caso de la plaza Bolivia en Av. Del Libertador y Olleros donde estuvo el guardián durante varios años y en 2017 desapareció. Comentó que dicha plaza está muy bien mantenida pero al no haber una autoridad presente, pasan motos, los Personal trainer se adueñan de algunas partes, los perros dañan sectores, entre otras cosas que no se deberían poder. Marcó también que en las inmediaciones al Lago de Regatas los Bomberos de la Ciudad entrenan sobre el pasto, dañándolo con las botas. Lo mismo hacen allí divisiones de fútbol de River y Excursionistas. Al respecto, Acevedo resaltó la importancia de los guardianes aunque en algunas ocasiones se generan problemas con gente poco educada que reacciona mal ante una indicación del guardián y lo agrede. Si bien hay falta de personal en el cargo, Acevedo dijo que por el momento no está en los planes tomar gente. Se distribuirán a los guardianes en las plazas más complejas.

Un tema que siempre está presente es el de los manteros sobre la parte comercial de Cabildo. A esto hizo alusión un vecino pidiendo que se los corra. Macchiavelli fue taxativo  al afirmar que manteros hay y habrá en todas las grandes ciudades del mundo y que no hay manera de sacarlos a todos. Cuando se desaloja un lugar muy concentrado de vendedores ambulantes como las zonas de Once, calle Avellaneda, Liniers; algunos se dispersan por otras zonas, pero de forma espaciada. Todos los presentes destacaron los sustanciales cambios que hubo en dichas zonas de la Ciudad al respecto. El Ministro lo llamó el “juego del gato y el ratón” porque a algunos vendedores ambulantes se los corre de un lado y se van a otro, pero que no hay ningún lugar permanente de asentamiento de manteros. Sostuvo que el tema está bajo control  con respecto a hace a algunos años y que el Gobierno se ocupó mucho en el último tiempo, con lo que los vecinos  coincidieron.

El momento más emotivo de la jornada llegó cuando una señora agradeció a las autoridades por las obras que se están realizando en el tren Mitre y que dejará a todo su recorrido sin pasos a nivel, con la elevación de las vías en un tramo y los pasos bajo a nivel en otro. Esto, remarcó, va a permitir salvar muchas vidas. Justamente, su nieto murió al ser impactado por una formación cuando cruzaba con la barrera baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *