Veredas: yo tropiezo, tu tropiezas, el tropieza

Caminar por las calles de Belgrano, Colegiales y Núñez se convierte en una travesía peligrosa cuando hay que pasar por veredas en muy mal estado. En la ciudad de Buenos Aires se reciben alrededor de 3307 reclamos por veredas rotas en cada mes.

La Subsecretaría de Vías Peatonales presentó un “Plan Integral de Veredas”. El objetivo en el 2018 es reparar en la ciudad de Buenos Aires 36.558 veredas en mal estado y 6.000 afectadas por raíces, mientras que para 2019 se arreglarán 85.116 veredas, alcanzando así el 80% de las veredas reparadas.

Muchas de las roturas las producen las empresas de servicios públicos, pero es el gobierno de la CABA el encargado de garantizar que se arreglen bien las veredas. El plan contempla la coordinación de los trabajos realizados por empresas de servicios, para no duplicar innecesariamente las aperturas.  La idea es centralizar la información sobre todas las intervenciones que se hacen en las veredas, para optimizar los recursos y el tiempo, y articular eficientemente las obras que hacen los distintos sectores.  También se controlará que se cumplan todas las medidas de seguridad para garantizar el tránsito seguro de peatones.

Las veredas de la comuna

Salimos a realizar un recorrido por la Comuna 13, para ver el estado de las veredas y nos encontramos con lo siguiente:

La vereda que está al lado de la dársena ubicada en Av. Cabildo, casi esquina Congreso, está destrozada.

En Av. Cabildo al 3400, Aysa inició un trabajo rompiendo la vereda el 17 de abril con la promesa de que el 01 de Mayo estarían realizando el cierre.

En la esquina de Av. Crámer y Núñez se inició la apertura de la vereda el día 07 de mayo, pero aquí no informaron la fecha de cierre.

Sobre Av. del Libertador, en la cuadra del Chateau, y en la intersección con Iberá, pudimos observar aperturas pero no encontramos cartel de ninguna empresa de servicio así que no pudimos descifrar quien es el encargado de realizar ese trabajo.

En Monroe entre Crámer y Vidal a los peatones les quedó una muy pequeña franja para pasar caminando, debido a los arreglos que están realizando en la vereda.

En Blanco Encalada y Av. Crámer también estaban trabajando en la reparación de la vereda.

En Olazábal y Av. Del Libertador también encontramos una apertura importante sin ningún cartel que informara nada sobre esa reparación.

Conclusiones

Esperamos que el “Plan Integral de Veredas” sea un éxito, porque actualmente vemos que no se cumplen los tiempos de reparación, no se informa a los vecinos sobre los trabajos y no se habilita un paso seguro para que los peatones puedan caminar sin correr riesgos, mientras se realizan los trabajos de reparación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *