El ABC de los planes de facilidades

El presente artículo tiene como fin describir de manera escueta las facilidades que otorga la AFIP para la cancelación de obligaciones fiscales de las personas humanas, es decir individuos, no para empresas.

Si usted tiene obligaciones a pagar vencidas con la AFIP, y estando con dificultades para el pago de las mismas, puede recurrir a las facilidades de pagos que otorga la AFIP. Éstas se pueden solicitar a través del sitio Web del organismo. Las condiciones y requisitos para acceder a la financiación son entre otras: tener presentadas las declaraciones juradas, ingresos de los últimos 12 meses, manifestar si la deuda está en gestión judicial, y las cuotas deberán ser mensuales y mayores a $1.000 ó $500 dependiendo del tipo de deuda, también datos de contacto y domicilio fiscal electrónico. Existen distintos planes, y me referiré a los planes permanentes. La cantidad de cuotas mensuales, las tasas de interés y el pago a cuenta del plan, son fijados de acuerdo al tipo de las obligaciones adeudadas, por ejemplo deudas de IVA, monotributo, impuesto a las ganancias, impuesto sobre bienes personales, aportes patronales, intereses y multas. También la AFIP tendrá en cuenta para el otorgamiento, la calificación de riesgo que realiza el organismo de las personas, es decir el grado en que las mismas son aptas crediticiamente. Cuanto mejor es la calificación, mejores serán las condiciones del préstamo. En general, los planes son de fácil acceso. Se puede tener más de un plan de financiación, con algunas limitaciones, y esto es conveniente por ejemplo cuando se tienen distintos tipos de obligaciones, o las distintas deudas se originen en distintos períodos. Los pagos serán por débito en la caja de ahorro o cuenta corriente del banco del contribuyente los días 16 de cada mes, y ante la falta de pago en esa fecha hay un segundo vencimiento el día 26. El importe depositado debe estar acreditado en cuenta a las cero horas del día del vencimiento de la cuota. Se pueden rehablitar las cuotas impagas y deberán ser pagadas el 12 del mes siguiente al del vencimiento normal por debito en la cuenta del banco o también se podrá pagar con volante de pago emitido en la página de la AFIP, y pagado electrónicamente por home banking. Se podrán pagar las cuotas del plan por medio de un débito en la Caja de ahorro fiscal o cuenta corriente fiscal, que las otorga el Banco Nación. Esto último es beneficioso para poder diferenciar entre el uso cotidiano de los movimientos particulares y la de los pagos al organismo recaudador. El plan caducará, es decir, quedará sin continuidad posible, ante 2 cuotas impagas, consecutivas o alternadas, y luego será requerida el total de la deuda pendiente. Lo pagado no se pierde.

Comentarios

El otorgamiento de estas facilidades es rápido cuando se cumplen los requisitos estipulados. Es fuertemente recomendado no abusar de este instrumento crediticio, por ejemplo evitar financiarse a través de estos medios, ya que sería desvirtuar el fin para el cual han sido creados. En caso de devaluación de nuestra moneda, el estado se ve desfavorecido ampliamente, ya que el dinero recaudado resultará devaluado para poder solventar los gastos del presupuesto nacional. También la AFIP tendría que considerar de facilitar la gestión y control de los planes de financiación por parte de los contadores, para un uso más eficiente del tiempo empleado en las tareas mencionadas, y que realizan los profesionales.

Por Contador Luis Grassi
info@luisgrassi.com

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *