Los Juegos Olímpicos de la Juventud llegaron a Bs As

Más de cinco años han pasado desde que Buenos Aires fuese elegida como la sede de la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Fue en julio de 2013 cuando la capital del país le ganó la batalla a las ciudades de Medellín (Colombia) y Glasgow (Reino Unido). No lo hizo por mucho, tan solo 10 votos la diferenciaron de la ciudad colombiana, pero fue suficiente para que Buenos Aires se convirtiera en la primera sede de estos Juegos fuera del continente asiático.

Desde ese momento todo el país, pero sobre toda la ciudad y las localidades  de San Isidro, Hurlingham y Vicente López, que ejercerán como sedes de las diferentes competencias, ha sido un continuo hervidero. Cinco años parecen mucho tiempo pero en términos de construcción son un lapso muy reducido. Es por ello por lo que la capital se ha visto obligada en los últimos meses ha realizar un gran número de obras para adecuar y dejar en perfectas condiciones para el evento deportivo el Parque Tecnópolis, el Parque Verde, el Parque Urbano y el Parque Olímpico de la Juventud. Estas mejoras han supuesto todo un quebradero de cabeza para los ciudadanos, sobre todo para aquellos que se desplazan en su día a día en automóvil o en transporte público ya que se han visto obligados a tomar rutas alternativas por los cortes en la calzada. Y parece que esto no ha hecho más que empezar ya que se espera que en los próximos días se ejecuten todavía más cortes que afectarán también a Belgrano de manera indirecta. La Avenida 9 de julio y la zona del Obelisco han sido las que más han sufrido estas restricciones al tránsito vehicular y llevan cerradas desde la pasada semana. A éstas se le han ido sumando nuevos cortes en Puerto Matadero y en las zonas próximas a las sedes, lo que ha generado un gran malestar entre la población que ha calificado la situación de auténtico caos.

A pesar de las molestias que la organización de un evento de esta magnitud puede causar entre la población del lugar que lo acoge, lo cierto es que todos los argentinos venían esperando con ansia la puesta en marcha de estos Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebrarán entre 6 y el 18 de octubre. El impacto económico que el evento deportivo tendrá en la ciudad será muy importante, algo que muchos comerciantes agradecerán en vistas a la problemática financiera que atraviesa el país. Además, la construcción de algunas de las infraestructuras necesarias para los Juegos ha supuesto la contratación de miles de trabajadores durante los últimos años. Infraestructuras que además, y una vez finalizados los Juegos, estarán disponibles para la ciudadanía. Tal es el caso de las viviendas de Villa Soldati en las que se hospedarán los atletas durante la competencia  y que pasarán a estar disponibles para que los vecinos las adquieran a través del Instituto de Vivienda (IVC) con créditos blandos.

Por otra parte, estos Juegos Olímpicos de la Juventud también dejarán una enorme huella cultural. Ya desde el pasado año se han llevado a cabo diferentes actividades, charlas y exposiciones con el deporte como protagonista. Una agenda que se ampliará durante los días que dura la competencia y que servirá para acercar el evento a todos los vecinos de la ciudad y no solo a los atletas que participan en él.

Durante estos días Buenos Aires recibirá a cerca de 4.000 deportistas  de entre 16 y 18 años procedentes de más de 200 países diferentes. Todos ellos competirán en 32 deportes y 36 disciplinas diferentes. De hecho, estos juegos supondrán el debut olímpico de varios deportes y disciplinas como el karate, la escalada deportiva, el breaking, el patinaje de velocidad sobre ruedas, el beach handball, el BMX Freestyle, el futsal o el kiteboarding. A pesar de estas nuevas incorporaciones, no estarán presentes deportes habituales como la natación sincronizada o el fútbol, ni aquellos que son olímpicos pero nunca han debutado como tal, como el netball. Caso aparte es el de los deportes mentales, como el ajedrez, el Go o el póker, reconocido como tal en 2010, y los eSports que todavía no han conseguido estar presentes en unos Juegos Olímpicos. En este sentido parecía que los eSports iban a conseguirlo finalmente en Tokyo 2020 pero finalmente el COI decidió dejarlos fuera tanto de las próximas Olimpiadas como de las de París 2024.

Otra de las grandes novedades de Buenos Aires 2018 es que por primera vez se trata de una competencia que apuesta por la igualdad de género. Así habrá el mismo número de mujeres y hombres sobre las pistas, canchas y campos de juego.

Además, y bajo el lema “Viví el futuro”,  la organización del evento viene de hacer pública la canción oficial. Se trata del tema “Alive”, interpretado por Candelaria Molfese y Fernando Dente en la fiesta inaugural frente al Obelisco. Un acto que por primera vez se ha abierto a la ciudadanía siendo totalmente gratuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *