06 de Febrero de 2015

Siempre que llovió, paró

La tormenta del 13 de Enero complicó algunas zonas del barrio de Belgrano.

Según datos del Servicio Meteorológico Nacional, en la Ciudad Universitaria cayeron 88 milímetros y en Aeroparque 85 mm entre las 7 y las 14 horas, a esto se sumó que el Río de la Plata experimentó una crecida que elevó su cota de 2,50 metros, un metro por encima de la cota normal e impidió el escurrimiento de las aguas.

Monroe desde Libertador hacia el bajo fue una zona en la que se acumuló bastante agua. En Figueroa Alcorta y Pampa hubo problemas, a lo igual que en el cruce de la avenida Del Libertador con Manuela Pedraza y Campos Salles. En Libertador a la altura del Hipódromo, también se acumuló bastante agua.

Según las autoridades del Gobierno de la Ciudad, la solución definitiva para las inundaciones llegará cuando se pueda completar el proyecto de obras para el arroyo Vega, que corre debajo de la calle Blanco Encalada. Se trata de la construcción de un canal aliviador de 8,4 kilómetros. La mayor parte de la obra se hará con una tuneladora, tal como pasó en el Maldonado. Los trabajos deberían beneficiar a unos 315.000 vecinos de Colegiales, Belgrano, Núñez y otros barrios del norte. El tema es que este proyecto recién se podrá ejecutar cuando se destrabe un crédito del Banco Mundial para financiarla. El proyecto es de 130 millones de dólares para el canal principal, más otros 24 millones para los secundarios. Mientras tanto, la Ciudad viene realizando obras complementarias. A comienzos del año pasado culminó la construcción de un conducto desde la calle Húsares hasta la altura del ferrocarril Belgrano Norte. Ahora viene una segunda etapa, que debería estar terminada a mediados de año. Se trata de un trabajo de readecuación del conducto principal, en el tramo de un kilómetro que va entre las vías del ramal Tigre del ferrocarril Mitre hasta la Av. Balbín.

 


Moror y Cazadores bajo el agua.