27 de Mayo de 2015

Los vecinos proponen medidas para mejorar el proyecto del aliviador del Arroyo Vega

Las inundaciones de la Ciudad de Buenos Aires, constituyen un creciente peligro para las vidas y bienes de los vecinos. El aumento de la impermeabilización del suelo, la disminución y pérdida de arbolado y espacios verdes, la construcción indiscriminada y el cambio climático, requieren de medidas coherentes y urgentes para disminuir la posibilidad de nuevas inundaciones.

A este respecto la Ciudad de Buenos Aires ha elaborado el Proyecto del Segundo Aliviador del Arroyo Vega, a realizarse con financiación del Banco Mundial. Al constatarse que la información pública sobre esta obra era prácticamente nula o de muy difícil acceso, los Consejos Consultivos Comunales de las Comunas 11,12,13,14 y 15 decidieron constituir el Inter Consejos Consultivos Comunales de la Cuenca del Arroyo Vega (ICCCCAV) como un ámbito de articulación en relación a la observación, monitoreo, intercambio y control vecinal de dicho proyecto. Se constituyó el 17 de Junio del 2014 con la finalidad de contribuir a elevar los niveles de eficiencia, eficacia, control social, impacto y transparencia de la gestión de las obras para el Arroyo Vega, mediante una intensa y sistemática participación vecinal en el acceso a la información, en las decisiones y en el control del proyecto.

Luego de un análisis detallado y profundo del Proyecto del Segundo Aliviador del Arroyo Vega, sosteniendo reuniones con funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental, del Ministerio de Desarrollo Urbano y del Ministerio de Hacienda de la Ciudad, con representantes del Banco Mundial y con destacados profesionales, el ICCCCAV ha llegado a algunas conclusiones que interesa hacer conocer a los vecinos. Estas son algunas de ellas.

Necesidad y complementación del Proyecto con reservorios

La necesidad de obras hidráulicas para disminuir significativamente el riesgo de inundaciones en la cuenca es indiscutible. En ese sentido consideramos que el proyecto del segundo aliviador del Arroyo Vega es importante para reducir la peligrosidad de las inundaciones.

Sin embargo no logra toda la disminución del riesgo hídrico que se podría obtener para una zona de llanura con poco declive y sujeta a la concentración en corto tiempo de lluvias intensas; fenómeno que se viene registrando en los últimos años y que probablemente se incremente en el futuro inmediato debido al cambio climático.

Para asegurar la disminución máxima del riesgo hídrico en estas condiciones geográficas y meteorológicas, el ICCCCAV considera que el diseño actual de la obra debe complementarse con una cantidad a determinar de grandes, medianos y pequeños reservorios en la cuenca alta y media.

Elaboración inmediata de Planes de Contingencia y Emergencia

Los planes Emergencia y Contingencia para salvaguardar la vida de la población y proteger el patrimonio colectivo de la Ciudad son una Medida No Estructural del Proyecto a la que no se le ha dado hasta la fecha la debida importancia y urgencia. Como el riesgo de inundación existe ya y puede desatarse en cualquier momento, el ICCCCAV está impulsando ante las autoridades la elaboración inmediata de los planes de Emergencia y Contingencia comunales. Porque en caso de que se produzca una nueva inundación, tanto la población de la cuenca como sus autoridades deben saber perfectamente cómo moverse y qué hacer para disminuir los daños y evitar la pérdida de vidas.

El ICCCCAV ha venido alertando reiteradamente a las autoridades sobre la inconveniencia de iniciar una obra de esta envergadura sin involucrar de manera activa a la población implicada. En este sentido, considera que esta falta de acción proactiva y preventiva del Gobierno de la Ciudad y de las Juntas Comunales, viola los principios de participación y transparencia que proclama el Banco Mundial para todos los proyectos en que interviene.

INTER CONSEJOS CONSULTIVOS COMUNALES CUENCA ARROYO VEGA
iccccav@gmail.com