02 de Enero de 2015

Altas temperaturas

Las altas temperaturas constituyen un factor de riesgo para la salud. Las personas mayores de edad, los niños y aquellos que están enfermos son los más vulnerables.
La Dirección General de Defensa Civil, dependiente de la Subsecretaría de Emergencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, recomienda tener en cuenta algunas medidas preventivas con el fin de minimizar los efectos de una ola de calor:

• Procurar no exponerse al sol.

• Utilizar protectores solares acorde a cada necesidad y debidamente autorizados por profesionales.

• Beber abundante agua. No esperar a tener sed para tomar líquido: es importante mantenerse hidratado. Prestar especial atención con los niños y los adultos mayores.

• Evitar el consumo de alcohol.

• Comer moderadamente.

• Consumir alimentos frescos, especialmente ricos en potasio (frutas -sobre todo bananas- ensaladas, etc.).

• No realizar tareas pesadas al sol.

• Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

• Usar ropas holgadas, de colores claros, y protegerse la cabeza con sombreros o gorras. Los bebes y los niños deben usar la menor cantidad de ropa posible.


ANTE SITUACIONES DE RIESGO RECUERDE LA LÍNEA DE EMERGENCIAS 103,  DURANTE LAS 24 HORAS.