06 de Septiembre de 2015

Caminantes lunares

La ONG Defendamos Buenos Aires, junto a su titular el Dr. Javier Miglino alertaron sobre un nuevo tipo de diversión nocturna que impera en Belgrano y Nuñez: pisotear los coches estacionados en las inmediaciones de los boliches con el consiguiente resultado de techos y capots abollados y parabrisas estallados. Esta lamentable costumbre comenzó a la salida de boliches de Belgrano.

“Este descontrolado tipo de juerga nocturna, empezó hace unos años cuando varios chicos que salían de los boliches caminaban sobre los coches en la Costa Atlántica, más precisamente en Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell, donde se reportaron al menos decenas de autos dañados y ahora llegó a la Capital Federal donde en lo que va del año ya hubo 36 coches pisoteados con parabrisas y lunetas estalladas, que estaban estacionados en inmediaciones de discos de la zona de Belgrano y Núñez”, dijo Miglino. “En el caso de los coches dañados, la mayoría presentaba abolladuras en el techo y el capot y algunos incluso, fruto de la presión por el pisoteo, aparecieron con el parabrisas estrellado. Mientras tanto las denuncias se suman y algunos incluso, a manera de diversión toman imágenes de los vándalos pisando los vehículos y las suben a las redes sociales. Para evitar este tipo de contratiempo recomendamos dejar los vehículos lejos de las áreas de boliches y en lugares iluminados y sería bueno que la Agencia Gubernamental de Control tome cartas en el asunto disponiendo el despliegue de la Policía Metropolitana y/o clausurando los establecimientos que toleren e incluso fomenten este tipo de violencia”, concluyó Miglino.