14 de Diciembre de 2015

Un nuevo ámbito destinado a la reflexión
sobre la identidad Latinoamericana

La Abadía, Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos, ofrece una novedosa propuesta para la ciudad de Buenos Aires, constituyéndose en un nuevo centro de exhibiciones, conferencias, cursos, talleres, cine debates, foros y conciertos.

El nuevo espacio cultural: La Abadía, Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos, está ubicado en Gorostiaga 1908, casi esquina Av. Luis María Campos. “La Abadía brindará la oportunidad de vivir una experiencia de estudios, encuentros y trabajos de diversa índole que permitirán un contacto vital con expresiones de la síntesis cultural latinoamericana como pueden ser nuestra historia, pensamiento, tradiciones, arte popular, arte de los pueblos originarios y el arte contemporáneo, todo en diálogo con el presente” afirmó Sebastián Blanco, Director del Centro y uno de los promotores de la iniciativa.

Se tratará de un espacio de producción y exhibición artística y cultural, con un marcado compromiso social. Además de exhibiciones y muestras de arte latinoamericano. La
Abadía propondrá distintos proyectos como la creación de una Orquesta Infantil y el desarrollo de un Centro de Estudios de la cultura latinoamericana.  “Siendo un ámbito destinado a la reflexión sobre la identidad latinoamericana, esperamos que La Abadía amplíe la oferta cultural de la ciudad de Buenos Aires y se convierta en un ámbito novedoso y necesario en las agendas culturales de la ciudad”, resaltó Blanco.

La puesta en valor de la imponente edificación de 5000 m2 llevó varios meses y se realizó con minucioso cuidado de respetar su valioso patrimonio arquitectónico. Por sus amplios espacios, su claustro y jardines, se trata de un lugar ideal para emplazar un centro de arte de estas características y así lo entendieron los promotores de la propuesta.

El espacio edilicio de LA ABADÍA ofrece un ambiente ideal para el encuentro, con el agregado de estar emplazado en el corazón de la ciudad de Buenos Aires, que por tratarse de una metrópolis y polo cultural de envergadura, es un referente cultural en el contexto de Sudamérica” comenta Guillermo Alonso, ex Director del Museo Nacional de Bellas Artes y actual Director de Relaciones Públicas e Institucionales de La Abadía.

Inauguración

A fines de Octubre, con un imponente marco de público, se inauguró la primera exposición del Centro de Arte: Tierra de encuentros, cielos y colores. Arte de Sudamérica hoy y ayer curada por Teresa Pereda.

“Estamos muy felices por la respuesta del público a nuestro llamado. Hemos hecho un enorme esfuerzo por poder sumar un nuevo espacio cultural de calidad a la ya rica agenda de la ciudad” señaló Sebastián Blanco, Director de La Abadía.
“La apertura de un espacio cultural dedicado al arte, que además funda un Instituto de Estudios Latinoamericanos, es celebrable y destacable. Que este edificio magnífico quede abierto para ser disfrutado por porteños y turistas, es un hito que acrecentará el patrimonio del barrio de Belgrano y la Ciudad de Buenos Aires. Felicito a sus creadores”, señaló Hernán Lombardi.

“Se han reunido en esta exhibición piezas y fotografías procedentes de la zona pampeana y la Patagonia argentino-chilena, de las áreas tropicales y sub-tropicales de los cuatro países que conforman el Gran Chaco (Bolivia, Brasil, Paraguay y Argentina), y de la región andina del Perú”, explicó Teresa Pereda.

Tierra de encuentros, cielos y colores, arte de Sudamérica hoy y ayer, es la muestra inaugural de La Abadía Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos, y se prevé una importante cantidad de actividades que acompañarán el desarrollo de la exposición. “Hemos planeado una nutrida agenda de actividades que incluirán cursos, charlas, talleres y cine debate. Todo estará relacionado con el contenido de la muestra que tendrá en la cultura tradicional latinoamericana su eje central” agregó Guillermo Alonso, Director de Relaciones Públicas e Institucionales de La Abadía.

La muestra inaugurada, estará abierta hasta el 31 de Enero de 2016. El horario de visita es de martes a domingo de 12 a 20 horas y el valor de la entrada es de $40.

Puesta en valor del edificio

En vistas a su apertura al público se trabajó en el acondicionamiento del edificio del antiguo Monasterio de San Benito, que guarda en sí una riqueza arquitectónica, cultural y espiritual única en Buenos Aires.

Para su puesta en funcionamiento como Centro de Arte y Estudios, se realizó un minucioso trabajo de refuncionalización de manera de respetar el valioso patrimonio arquitectónico del edificio. De los 5000 mt2 de la totalidad del espacio, se ha empezado por funcionalizar 1000 mt2 que corresponden al primer piso, adecuando 5 salas para exposición artística, implementando un auditorio para 120 personas y una biblioteca abierta al público.

La primera etapa de la refuncionalización del edificio ha incluido las siguientes obras:
Pisos: Se han recuperado los pisos de madera original, de madera pinotea y pino oregon en las salas de exposición. Se ha instalado pisos de madera de primera calidad en la biblioteca y el auditorio.

Instalación eléctrica: Se ha cambiado todo el cableado eléctrico de los espacios del edificio, por ser este precario y peligroso, habilitando un cableado nuevo y adecuado.
Paredes: En las salas de exposición se han acondicionado las paredes con material adecuado tanto estética como funcionalmente para la exhibición de obras artísticas buscando preservar el espíritu monacal del edificio.

Techos: En armonía con el estilo edilicio del espacio se han preservado los techos abovedados, logrando una síntesis entre lo moderno y la arquitectura benedictina.

Acondicionamiento climático: Se ha instalado un sistema central de acondicionamiento de aire, considerando hacer las mínimas intervenciones para el mejor uso del espacio y buscando conservar en su totalidad la belleza arquitectónica del edificio.

Iluminación: el acondicionamiento se completa con un nuevo y moderno sistema de iluminación para todos los espacios.

Junto a estas necesarias intervenciones también se han adecuado algunos otros espacios para el uso funcional del edificio en vistas a su apertura. Con la ayuda de Casa FOA 2014 se remodelaron los baños públicos y se habilitó un baño para discapacitados y se han tratado los jardines exteriores como interiores buscando preservar su belleza original.

Esto es una primera etapa de puesta en valor de un edificio de gran valor importancia para la ciudad de Buenos Aires.