22 de Septiembre de 2015

El periódico del barrio.

Información sin contaminación

El periódico del barrio es la fuente más directa y desinteresada de información acerca de los problemas barriales. No le interesa las grandes cuestiones que desvelan a los grandes medios de comunicación nacionales, ni le interesa entrar en la guerra mediática contra ningún gobierno. El periódico del barrio ve el problema, ve la calle, ve el bache, ve el colegio, ve aquello que no funciona en forma directa y lo plasma en las hojas de su publicación.

Los grandes medios forman opiniones, alimentan rencores, simpatías, miedos, forjan candidatos electorales, crean escenografías. El periódico del barrio no participa en el poder político, ni impone las noticias de acuerdo con sus intereses económicos. Está más cerca de la realidad. Es una empresa relacionada estrechamente con un territorio: el barrio. Tiene compromisos con sus anunciantes: la panadería, el café, la juguetería, la casa de electricidad, la pizzería, el cine, la librería, el restaurant y con los vecinos, sus lectores, que comentan, opinan y sugieren temas.

El periódico del barrio, es en cierta forma independiente, proporciona información sin contaminación. El periodista barrial es un ser profundamente libre, difícil de comprar, difícil de convencer de lo que no quiere ser convencido. El periodista barrial es artífice de su propio destino y es portador y defensor de su propia verdad.

Mientras muchos porteños ya no compran ninguno de los diarios nacionales por cuestiones económicas o por descrédito social de esos mismos diarios, en cambio sí todavía siguen retirando de la panadería, de la carnicería o de cualquier negocio de su barrio un ejemplar del periódico del barrio.

El periódico del barrio es un emprendimiento familiar, de amigos, de periodistas. Está formado por pocas personas que tienen muchas funciones: investigar, analizar, redactar, entrevistar, editar, corregir, diseñar, fotografiar, producir, negociar, vender publicidad, distribuir, cobrar. El periódico del barrio profesa la pertenencia a un territorio y la identidad cultural, trabaja con vocación, enhebra lazos y vive dentro de la realidad territorial.

Haciendo números aproximados, los periódicos de los barrios llegan en conjunto a 420.000 personas por mes. Los medios gráficos son de distribución gratuita y tienen tiradas mensuales que van de 2.000 a 20.000 ejemplares.

Mi Belgrano es el periódico de la Comuna 13 (Belgrano, Núñez y Colegiales), y todos los meses en sus páginas intenta reflejar lo que pasa a la vuelta de la esquina, lo que siente el que camina en aquella vereda soleada, lo que sufre el que duerme en esa calle, lo que piensa el que hace la fila del banco, aquel que corre el colectivo y lo que sueñan allí sentados en la plaza, esa pareja de enamorados.

Fuente: Periódico VAS