BARRIO DE NÚÑEZ
 

 


21 de Mayo de 2017

Por Jorge Luis Lariño

El Tiro Federal Argentino defiende su territorio

Como se publicó en la edición de abril de Mi Belgrano, la ley promulgada por la cual el TFA (TIRO FEDERAL ARGENTINO) debe  desalojar su predio es la Nº 5558. En el Art. 12 de esta Ley se aprueba la subdivisión en Polígonos de la Manzana 146, predio del TFA. Resulta altamente llamativo que esta ley exprese a que será afectado el Polígono B (Edificio del TFA) y el Polígono C (Parque de la Innovación) e ignore de tal situación al Polígono A (porción de la Mz. 146 delimitada por las Avenidas Udaondo y del Libertador y la prolongación virtual de la calle Teniente General Pablo Ricchieri, que es en la cual está ubicada la Iglesia Santiago Apóstol), del cual solo se dice como se distribuirán los fondos de su enajenación. En este Polígono, el cual el GCBA quiere que se desocupe perentoriamente, se llevará cabo un emprendimiento inmobiliario de más de u$s 1000 millones.

El Polígono A, está actualmente ocupado, de sur a norte por una cancha de paddle, cuatro canchas de tenis, cinco canchas de fútbol, cuatro canchas más de tenis, el camping y el quincho y una pileta con gradas, instalaciones con las que los socios y la comunidad no contarán más.



Tratamiento preferencial amerita el Art. 24. Derogación, que solamente dice: “Derogase la Ordenanza Nº 809/ 1924” la que establece que los fines del TFA son de utilidad pública y se concede el usufructo de los terrenos municipales ubicados frente a la entonces calle Blandengues (hoy Av. del Libertador), para la traslación y erección de las nuevas instalaciones del TFA, que en caso de ser trasladado el polígono a otro lugar la Ciudad de Buenos Aires se compromete a entregar previamente habilitado un polígono equivalente.

Frente a este avasallamiento está la Escritura Original del TFA de la cual se transcribe: “Octava: La Municipalidad se reserva de retirar el presente permiso y exigir la traslación del Tiro a otro punto cuando por razones de seguridad pública o la ejecución de obras de interés Municipal o Nacional exijan el desalojo comprometiéndose la Municipalidad en ese caso a entregar previamente habilitado un polígono equivalente. Novena: Una vez en funciones el nuevo polígono, esta concesión determinará la caducidad del permiso acordado al Tiro Federal Argentino, para…”.



La propuesta del GCBA se compone de nueve puntos de los cuales párrafo aparte merecen el primero y sobretodo el noveno. El primero dice: El GCBA “otorgaría” (debería decir “otorgará”) al TFA un polígono de 13ha (actualmente se cuenta con 16ha) en los terrenos lindantes al arroyo Medrano… (El cual está totalmente contaminado).

En los Puntos 2, 3, y 6, al igual que en el mencionado 1, que implican obligaciones del GCBA, se usan los verbos en el modo potencial, mientras que no sucede lo mismo cuando la obligación es del TFA. El noveno Punto sentencia: “Las partes acordarán las condiciones y plazos para la ejecución de la presente propuesta de relocalización con la posibilidad de disponer de los Polígonos A y C a fines de obtener el financiamiento para la relocalización aquí propuesta”.

La precisa y contundente respuesta del Presidente del TFA, Dr. Juan Carlos Salerni con el asesoramiento de profesionales y socios destacados de la Institución reza refiriéndose a este Punto: “…rechazamos de plano lo propuesto por considerarlo inviable y generador del desmembramiento institucional del TFA. No existe posibilidad alguna de ceder ninguna porción de tierra en que el TFA esté realizando actividades. Es imperativo hacerle saber que en forma unánime los socios consultados han expresado su más absoluto rechazo al punto noveno de la propuesta del Gobierno de la CABA. Por grande que sea la voluntad de los socios de encontrar un camino a las negociaciones que se vienen llevando adelante su propuesta (Sr. Vicejefe de Gobierno) significa un muro infranqueable, toda vez que resulta irrito el sentido común que el club ceda sus instalaciones para que se vendan y recién luego se inicien las obras de relocalización”.

Finalmente se hace saber que como fruto del permanente trabajo realizado durante más de 2 años por Autoridades y socios, la Mesa Directiva del TFA, comunicó que el GCBA desistió de la aplicación del punto 9 de su propuesta. Una batalla ganada.