Plaza Manuel Belgrano

Las plazas de la ciudad dicen mucho de nuestra historia y de nuestro crecimiento. Y muchas de ellas son verdaderas reliquias verdes, que enriquecen, aún más, el valioso patrimonio de Buenos Aires. Es el caso de la plaza Manuel Belgrano, ubicada entre las calles Vuelta de Obligado, Juramento, Cuba y Echeverría, que luego de intensos trabajos, se reinauguró para mostrar su renovada cara ante los vecinos del barrio.

“Me pone muy contento porque esta plaza es mucho más que un paisaje urbano. Es el alma del barrio y una de las más importantes de la Comuna”, expresó Gustavo Acevedo, Presidente de la Junta Comunal N° 13.

Las miradas más oportunas se detienen en busca de la mejor foto y los flashes se disparan como pirotecnia. Vecinos y curiosos pasean alrededor de la manzana que ocupa la plaza y ensayan sonrisas cómplices como gesto de aceptación de las obras. “Quedó hermosa, parece una maqueta”, asiente un ciclista mientras sigue su recorrido.



La puesta en valor incluyó la demolición de solados existentes y reemplazo con baldosas y adoquines; el ensanche de caminos internos para feriantes; reparación de rejas; colocación de rejillas y desagües; rejas bajas para espacio verde; plantaciones nuevas para canteros y colocación de césped nuevo; sistema de riego por aspersión y mantenimiento del monumento.
“Era una deuda pendiente y queríamos saldarla junto a todos los vecinos. Tenemos un compromiso y ahora queremos seguir mejorando todas las plazas de la Comuna”, concluyó Acevedo.