11 de Enero de 2015

Si todos fuesen conscientes de las barreras arquitectónicas y sociales, la igualdad dejaría de ser utopía para ser realidad

Reportaje a Silvia Carranza presidenta de CILSA, ONG por la inclusión y vecina del barrio de Belgrano.

¿Desde cuándo sos presidenta de CILSA?
Soy presidenta de CILSA desde las últimas elecciones que se realizaron en la Comisión Directiva, en Julio del 2012. De todos modos pertenezco a la familia de CILSA desde hace muchos años. El primer contacto fue a través del área de Deportes, por haber sido atleta de básquet adaptado, y luego por mi trabajo en los diversos Programas Sociales de CILSA. CILSA es una Organización No Gubernamental, cuya meta es la promoción de la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginados de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad. Lleva a cabo su misión a través de sus cinco programas sociales: Programa Nacional de Concientización, Programa Nacional de Entrega de Elementos Ortopédicos, Programa Nacional “Un Niño, Un Futuro”, Programa Nacional de Becas y Oportunidades y el Programa Nacional de Recreación y Deportes.

¿En que zona de Belgrano vivís?
Vivo en Belgrano, desde el año 1993, en la calle Ciudad de la Paz, a metros de Juramento. Antes había vivido en el barrio de Pompeya durante 10 años. En la decisión de la mudanza influyeron principalmente dos factores: por un lado, estar cerca de la casa mi madre, para cuidarla durante su enfermedad y, por el otro, la cercanía al Servicio Nacional de Rehabilitación (SNR), no solo para practicar deportes, sino y por ser parte de CILSA, para coordinar los deportes adaptados que se practican en dicho predio.

¿Qué es lo que más te gusta del barrio?
Lo que más me gusta del barrio es el Centro Nacional de Recreación y Deportes que pertenece al Servicio Nacional de Rehabilitación (SNR) y la llamada Iglesia La Redonda, situada en la calle Vuelta de Obligado al 2000 y su plaza de enfrente. Lo que cambiaría sería la posibilidad de volver a contar con Gimnasio Universal en el Centro, es decir inclusivo para todas las personas del país, por el que estoy luchando para la construcción del mismo junto a otros grupos de personas que asisten al SNR.

¿Cuáles son las principales dificultades que se le presentan a las personas con discapacidad en las calles de la Ciudad de Buenos Aires?
Las principales dificultades mas frecuentes suelen ser: la falta de rampas, acondicionamiento de veredas rotas o angostas, los negocios y comercios, muchas veces ocupan lugar de estas angostas veredas, dificultando aún más la movilidad. Otro problema frecuente es el de los transportes públicos. Los colectivos, en la mayoría de los casos, no cuentan con rampas; en el caso de los subtes no cuentan con ascensores en todas las estaciones. Los colectivos no estacionan cerca de la vereda en las paradas, la ciudadanía muchas veces no colabora con los sistemas de apoyo para la movilidad de todos, lo que podría resumirse en una problemática que tiene raíz en la educación. Si todos fuesen conscientes de estas barreras arquitectónicas y sociales, la igualdad dejaría de ser utopía para ser realidad.

¿Hay suficientes rampas?
No, lamentablemente no las hay y aquellas que están no son adecuadas. Por ejemplo: han pavimentado las calles, sin mejorar las rampas, teniendo que saltear las canaletas y bajar a la calle para poder cruzar. Por otro lado, ningún comercio es accesible; sería muy bueno si pudieran contar con alguna rampa portátil para facilitar el acceso. En tanto, las escuelas y los bancos, de a poco, van sumándose a la tarea de adecuaciones arquitectónicas y, de esa manera, sumar accesibilidad al barrio de Belgrano y a la ciudad.

¿Las plazas del están preparadas para chicos con sillas de ruedas?
No, la mayoría de las plazas en Belgrano no están en condiciones para que los niños con discapacidad puedan jugar.

¿Hay muchos lugares para prácticar deporte en la zona?
Si, pero la mayoría de ellos no se encuentra adaptado ni es accesible para todas las personas.

¿Cómo se puede colaborar con CILSA?
Pueden comunicarse a nuestro Centro de Información y Atención Nacional: 0810 777 9999 ó acceder a la página web www.cilsa.org Allí podrán informarse sobre la posibilidad de colaborar mediante un apoyo mensual y/o a través de su tiempo como voluntario/a de nuestros Programas Sociales.

ACERCA DE  SILVIA CARRANZA
Silvia Carranza, vecina del barrio porteño de Belgrano y presidenta de CILSA, ONG que trabaja por la inclusión plena de las personas con discapacidad desde hace más de 48 años, fue designada en Diciembre de 2014 “Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires en el ámbito de los Derechos Humanos” en la Legislatura porteña. Tiene 59 años de edad, se moviliza en sillas de ruedas y es oriunda de Avellaneda, pero vive hace muchísimos años en el barrio porteño de Belgrano. Al cumplir siete meses le diagnosticaron Poliomielitis (sumado a una Meningitis) y estuvo noventa días con pulmotor que le salvó la vida. Años después la operaron en ALPI. A los 6, por primera vez, pudo mantenerse en pie, merced a dos prótesis, un corsé y dos muletas. Cursó la primaria en escuelas públicas y domiciliarias, como consecuencia de las siete operaciones. Gracias a la beca de un Rotary Club de José León Suárez pudo cursar la secundaria, pero al ser discriminada por dos colegios se recibió en una academia, tras cursar libre. Desde los 15 y hasta los 26 trabajó en la Municipalidad de San Martín. Luego se casó con un jugador de básquet en silla de ruedas, a quien conoció cuando empezó a interesarse por ese deporte. Con él, tuvo un hijo sin discapacidad que práctica la disciplina de sus padres. En 1987 ingresó a CILSA como coordinadora deportiva del club CILSA Buenos Aires. Luego fue secretaria de la Comisión Directiva (8 años), y vicepresidente (4 años), respectivamente. Desde fines de 2012 preside CILSA, ONG por la Inclusión con más de 48 años de vida.