18 de Noviembre de 2016

Norma Aleandro

“Lo mejor del barrio son los vecinos”

La famosa actriz y guionista de teatro, es otra de las personalidades que desde hace más de 30 años vive en Belgrano.

Por Gonzalo Bañez Villar
gonzalo@mibelgrano.com.ar


En una charla con Mi Belgrano para conmemorar el aniversario 161° del barrio, cuenta sus recuerdos, que es lo que más le gusta y cuales son las cosas a mejorar.

“Amo el silencio que hay, los árboles, las casas con jardín, es hermoso salir a caminar”, comenta entusiasmada quien fue protagonista de “La historia oficial”, el primer film argentino en ganar un Oscar a la mejor película extranjera en 1986. Cerca de esa fecha, tres años antes, Aleandro ya se había instalado en el barrio, de donde no se iría jamás.

En ocasiones sucede que aquellos vecinos que hace tiempo viven en Belgrano se quejan de la gran transformación que sufrió la zona, sobre todo en las últimas décadas. Pero en este caso, ella no se suma al reclamo: “Es cierto, cambió muchísimo, pero creció bien. Por más que se hayan construido varias torres, sigue manteniendo la estructura de casas bajas, y eso lo hace más lindo”.

Pero al mismo tiempo, sí desea que “no vuelvan nunca más los recitales a la cancha de River” (aunque el anhelo no pudo ser cumplido gracias al show que dieron los Guns N’ Roses a principios de mes, y al que realizará la banda nacional La Beriso en diciembre próximo). Si bien nunca tuvo problemas graves, como tampoco en los días de partido, la molestia más grande se produce por la cantidad de autos que se acumulan en la zona: “Hay veces que estacionan y me tapan la cochera, o se ponen en las esquinas y casi no se puede circular”.

El barrio chino, la plaza de Monroe y la de Figueroa Alcorta, además de todos los atractivos que hay en el barrio, son los lugares a los que más concurre, sea para pasear sola, con sus nietos, o hasta con sus perros.

Amante de las flores y las hojas, “hasta las que se acumulan en las puertas de las casas cuando transcurre un tiempo sin que se barran”, criticó la poda de los árboles. “Los dejaron como plumeritos”, admitió, para luego agregar que a su parecer “se les fue la mano al cortar y sacar demasiadas ramas”. Junto a eso, pidió que se arreglen las veredas “porque hay muchas que están rotas y es difícil caminar”.

La mayoría de los éxitos que protagonizó y los premios que obtuvo, como el Oscar a mejor actriz de reparto en 1987 por “Gaby: a true story”, o los múltiples Martín Fierro y premios Tato, fueron mientras vivía en su querido Belgrano. Pero más allá de eso, de los buenos recuerdos que le trae, hay una cosa que la ata por completo al barrio, los vecinos: “Salgo a la calle y me saludo con la familia que vive al lado, vi crecer a sus hijos, y a donde vaya siempre me saludan con una sonrisa y el mejor ánimo. Es lo más lindo de todo”.

A forma de cierre desea que Belgrano mantenga las características que tuvo hasta ahora, y lo hace diferente a muchos otros barrios, y que pueda sumarle más seguridad. Mientras que no podía olvidarse, una vez más, de sus vecinos, deseando que sigan tal como están ahora.