21 de Marzo de 2015

Reportaje a Héctor Polino.

Una vida dedicada
a la defensa de los consumidores

En una entrevista realizada en el programa de radio “Aquí la 13” (se emite los Jueves de 14 a 15 hs por www.arinfo.com.ar), el dirigente habló de su amor por el barrio de Belgrano, recordó sus comienzos en la política y repasó la labor de la entidad Consumidores Libres.

“Cuando me afilié al Partido Socialista, a los 15 años, siempre tuve en cuenta aquella frase del Dr. Alfredo Palacios, quién dijo que ‘La política es la más noble y la más desinteresada de las tareas del ser humano’. Me sumé por vocación de servicio, por principios, no para lucrar ni para enriquecerme como hacen tantos otros que desprestigian a la política totalmente. Es más, la política me ha consumido una parte importante de mis ingresos como maestro mayor de obras y luego como abogado. Me siento muy cómodo de poder transitar por la calle de a pie y viajar en el transporte público igual que el resto de los ciudadanos, con la cabeza alta y sin que nadie tenga absolutamente nada que reprocharme. Ese es el patrimonio más valioso que he logrado a lo largo de la vida”. Con ese relato, el Dr. Héctor Polino recordó sus comienzos en el mundo de la política y los objetivos que ha logrado mantener a lo largo de los años.

Lo que muchos no saben es que el abogado es un enamorado de su barrio, Belgrano, en el cual vive hace 28 junto a su esposa, siempre en el mismo departamento. “Realmente, Belgrano es uno de los mejores barrios que he visto en la Ciudad. Me siento muy cómodo con los vecinos, los amigos y los comerciantes de la zona. Es toda gente de trabajo y de bien. Hay profesionales y trabajadores manuales, pero todos viven del esfuerzo cotidiano”, contó.

“Belgrano fue la sede de la organización nacional donde hemos tenido un Presidente de la República como Nicolás Avellaneda y también un Congreso estuvo deliberando en la zona. Es un barrio digno de ser vivido, con muchos espacios verdes y calles arboladas. Es cierto que podrían estar mucho más limpias las calles, pero me siento muy cómodo y muy feliz viviendo con mi esposa en esta zona. No pienso mudarme de este lugar”, remarcó.

Sobre sus costumbres en su barrio, dijo a “Aquí la 13”, conducido por Quique Martinez ,en RadioArinfo: “Cuando paso por la zona de la iglesia La Redonda, la plaza Manuel Belgrano, el Museo Larreta, realmente me siento feliz. Disfruto del paisaje, de la gente. Ni que hablar de las Barrancas, que además de su significado histórico, es un paseo que da ganas de ser vivido. Lo utilizo para hacer ejercicio, es algo que me encanta. Desde la parte superior puedo divisar hacia el lado del río y el Barrio Chino, una zona con gran movimiento peatonal, vehículos y trenes. Gozo viviendo en esta zona”.

Polino es el Fundador de Consumidores Libres, una entidad sin fines de lucro que funciona hace más de 20 años y que es una cooperativa de provisión de servicios de acción comunitaria. Es la primera y única cooperativa que existe en el mundo que tiene como objeto social la defensa de los derechos de usuarios y consumidores.

“Consumidores Libres tiene como propósito defender los derechos de usuarios y consumidores frente a una oferta de bienes y servicios cada vez más concentrada y frente a constantes violaciones que se llevan a cabo sobre los derechos más elementales. En 1994 se reformó la Constitución y se introdujo el artículo 42, que establece que en las relaciones de consumo, usuarios y consumidores tienen derecho a una información adecuada y veraz. Este principio cardinal luego ha servido de base para el funcionamiento de estas entidades de defensa de los consumidores y para la sanción por parte del Congreso de un conjunto de normas jurídicas protectoras de esos derechos. Luego se avanzó a través de legislaturas provinciales, concejos deliberantes, etc.”, repasó el dirigente.

El ex Diputado Nacional remarcó que Consumidores Libres viene llevando a cabo una tarea fuerte de educación al consumidor: “Hemos realizado muchos cursos en escuelas primarias, en los cuales hemos tratado de inculcarles a los alumnos desde la más temprana edad a conocer y defender sus derechos. También dimos cursos en centros de jubilados sobre derechos para personas mayores cuando hacen las compras, reciben atención médica, adquieren medicamentos, etc”.

“En general, hay muchos abusos sobre los consumidores de todo tipo. Hay muchos derechos que existen a través de distintas leyes. El problema está en que el Estado, a través de distintos gobiernos, no difunde convenientemente en el seno de la sociedad la existencia de estos nuevos derechos de tercera generación. Ahí el papel que cumplen estas entidades de defensa de los consumidores, que debería ser una tarea complementaria y supletoria del Estado nacional, los provinciales y municipales. Como esto no lo hacen, aparecen estas entidades para educar al consumidor y señalarle cuáles son sus derechos para que sepan defenderlos adecuadamente cuando hacen compra de determinado bien o servicio”, planteó Polino.

En esa línea, denunció que existe “una enorme desprotección por parte del Estado” y puntualizó: “Con los años se fueron creando organismos públicos, nacionales, provinciales y municipales, dedicados a la defensa de los consumidores, pero todo es insuficiente frente a los distintos problemas que se presentan a diario a los consumidores y usuarios del país”.

“En cuanto a los servicios públicos, existen abusos de todo tipo por parte de empresas privatizadas, que son mayoritariamente de capital extranjero. Por la naturaleza misma del servicio, no hay competencia en materia de energía eléctrica, gas natural y telefonía básica. Son monopolios naturales, entonces hay que vérselas con la empresa que corresponde en función de donde uno vive. Lo que bate el record de reclamos es la telefonía móvil. Hay denuncias de todo tipo: mal funcionamiento, dificultades para dar de baja, problemas cuando se reclama por facturación incorrecta, etcétera”, apuntó.

Finalmente, Polino recordó desde los micrófonos de Radio Arinfo que Consumidores Libres es una entidad sin fines de lucro, que funciona sobre la base de voluntarios.

“Jamás he retirado ni 50 centavos de la entidad. Al contrario, he tenido que poner mucho dinero de entrada para constituirla y pagar los primeros gastos. Me siento muy cómodo en esta entidad, con más de 20 años de trabajo social ininterrumpido y con matrícula nacional que le permite actuar en todo el país”, finalizó Polino.