16 de Abril de 2016

Una dádiva, que implica

cada vez más sacrificio


La empresa METROVIAS, concesionaria del servicio de Subtes de la ciudad, por disposición de la Legislatura porteña, otorga una credencial para jubilados, pensionados, discapacitados y estudiantes para viajar sin cargo alguno o a valores diferenciados en horarios predeterminados. Este pase debe renovarse cada cuatro meses, en el caso de los usuarios de la línea “D”, únicamente en la estación Diagonal Norte, donde acuden usuarios de casi la mayoría de las líneas, produciéndose largas colas en un ambiente sofocante por la falta de ventilación y aire viciado. Antes los vecinos de la Comuna 13, poseíamos una oficina intermedia en la estación Mtro. Carranza, la cual fue abruptamente eliminada.

Como es de suponer, esto resulta un contrasentido, ya que no todos estamos en condiciones físicas de trasladarnos hasta el mismo centro de la ciudad, hacer colas de hasta 40 personas, cuando la línea con mayor caudal de pasajeros, amerita el poseer dicho centro de atención en un lugar más accesible, que bien podría ser la cabecera de Congreso de Tucumán, donde existe mayor accesibilidad para una gran mayoría de vecinos usuarios.

Deseo destacar que consulté personalmente en la oficina señalada, donde la atención es excelente, y allí se me sugirió que debemos ser los usuarios quienes hagamos la petición correspondiente en la empresa prestataria.
 


No estaría mal que aquellos vecinos que comparten esta necesidad, firmen nuestro petitorio, en pos de encontrar eco a nuestra solicitud. La petición puede ser firmada desde: www.mibelgrano.com.ar/metrovias

Mario O. Salvo