www.mibelgrano.com.ar

Noticias I Edición Impresa I Staff

Belgrano - Colegiales - Nuñez

 

 

Abuelos en la Comuna 13

 

BUSCADOR DE MI BELGRANO     

ArchivoCursos y TalleresEspectáculos I Noticias I Correo de Lectores I Por el Barrio I Guía de: Comercios - Servicios - Profesionales I

 

26 de Noviembre de 2014

¿Te acordás, hermano? ¡Qué tiempos aquéllos!

La Lic. Susana Godoy hace 10 años que organiza talleres gratuitos para la tercera edad en la zona, tanto en centro de jubilados como en parroquias y en confiterías. Con motivo de conmemorarse el aniversario del barrio, Susana le pidió a los concurrentes a su taller que le cuenten un poco de aquel “Belgrano del Ayer”.

Beatriz Memoli: “Recuerdo la confitería Alabama en Cabildo y Juramento, allí se tomaba el té y había una orquesta de señoritas en el 1° piso donde ahora esta la librería El Ateneo. El frente era todo de mármol, también se llamó confitería Miñon. Enfrente donde está ahora Cinema City estaba la galería Churba”.

Rosa Romero: “Yo extraño las veredas, el empedrado, ahora hace 40 años que vivo en Belgrano pero antes veníamos desde Villa Ortúzar a pasear por Cabildo por los negocios que tenía, con las vidrieras tan lindas”.

Silvia Marmolejo: “En Echeverría y Cuba estaba la confitería Dixi, después el bar Alma y ahora esta la confitería Zurich”.

Alicia Urso: “La galería Belgrano es la mas antigua del barrio, tenía los negocios mas paquetes. Recuerdo que mi suegra que vivía en Arcos y V. Loreto salía a la puerta de su casa y se quedaba hasta tarde alrededor de las 21 hs charlando con vecinos o viendo pasar la gente. Todo esto hace mas o menos 50 años, cuando yo era soltera e iba con mis amigas después del cine a comer panchos a la original Cabaña Tuyu que ahora es una heladería”.

Esther Gonzalez: “Recuerdo que el Shoping del Solar antes era una fábrica de soda y enfrente estaba la quinta de Tornquist y donde está la Abadía de la otra cuadra fue la quinta de J. Hernández”.

Graciela Tonelier: “Como decía mi suegra todo tiempo pasado fue mejor”.

Teresita Sendota: “Recuerdo que en las parroquias se armaban pesebres, y al vigilante de la esquina con su garita”.

Alcira Gramaje: “Recuerdo que hasta hace unos 20 años la gente de Flores, Liniers y otros barrios venían a caminar por Cabildo porque estaba lleno de locales que ofrecían mercadería de primera, hermosas vidrieras y confiterías, era cuando se podía pasear por Cabildo. Hoy esos negocios ya no existen o se trasladaron como la zapatería California, todo va siendo reemplazado por verdulerías y pequeños supermercados”.

Dora Pelaez: “Recuerdo la hermosa confitería alemana “Steinhauser” de Cabildo y Sucre, era muy tradicional, se podía tomar el té con unas tortas riquísimas y tenia un jardín espectacular”.

Marta Viola: “Hace 40 años que vivo en Belgrano. Los cambios que noto son: la demolición de bellísimas residencias, algunas de ellas históricas, para ser reemplazadas por enormes edificios de departamentos, que debido a la gran cantidad de personas que en ellos viven, hace muy dificultosa la movilidad en el barrio. Las calles están saturadas de vehículos mal estacionados, en doble fila, lo cual impide una fluida circulación. Antes no existían cartoneros y las calles estaban mucho más limpias. Recuerdo el tranvía con su sonido característico, las calles adoquinadas que han ido desapareciendo, el antiguo almacenero, al cual se le pagaba con la famosa libreta negra que ha sido reemplazado por cadenas de supermercados donde se abona con tarjetas de crédito, débito o en efectivo. Antes con los vecinos se compartían charlas, ahora en las moles de edificios nadie conoce a nadie. Belgrano ya no es un barrio, sino una ciudad. ¿Es esto mejor? Añoro aquel “Barrio de Belgrano, caserón de tejas”.

Los interesados en participar en los talleres de la tercera edad pueden comunicase al 15-5748-3537 ó a: peregrina93@hotmail.com.ar
 

Ir a la sección Abuelos

Contadores