01 de Diciembre de 2016

“Más que un Metrobus, estamos

inaugurando horas libres para la gente”

Rodríguez Larreta inauguró la segunda etapa del Metrobus Norte y el Centro de Transbordo Pacífico.

El jueves 24 de noviembre, en horas de la mañana, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró la segunda etapa del Metrobus Norte y el Centro de Transbordo Pacífico (CTP). Del acto participaron, Marcos Peña (jefe de Gabinete de la Nación), Guillermo Dietrich (ministro de Transporte), Diego Santilli (vicejefe de Gobierno), Felipe Miguel (jefe de Gabinete porteño), Franco Moccia (ministro de Desarrollo Urbano y Transporte), Eduardo Macchiavelli (ministro de Ambiente y Espacio Público) y Juan José Méndez (secretario de Transporte).

La etapa 2 del Metrobus Norte cubre el tramo desde Franklin D. Roosevelt hasta Tte. Benjamín Matienzo, atravesando el Centro Comercial a Cielo Abierto Cabildo. Además, tiene cinco estaciones y conecta el Metrobus Juan B. Justo con la avenida General Paz. Beneficia a 250 mil pasajeros que ahora van a poder viajar más rápido, cómodos y seguros: se ahorra hasta un 35% de tiempo de viaje. Tiene 2,7 kilómetros, involucra 16 líneas de colectivos y es el séptimo corredor de la Red Metrobus.

La primera etapa del Metrobus Norte, que llega hasta el municipio bonaerense de Vicente López, fue inaugurada el año pasado, convirtiéndose en el primer ramal que traspasa los límites de la ciudad de Buenos Aires.

El Centro de Trasbordo Pacífico (CTP), en tanto, beneficia a 120.000 vecinos que diariamente transitan por la zona. Abarca 1.1 kilómetros, de la Avenida Santa Fe, entre Carranza y Thames, por donde circulan 22 líneas de colectivos. Las obras que se realizaron tienen como objetivo generar espacios de acceso y espera de transporte público más seguros y confortables. Promueve la combinación eficiente entre los diferentes medios de transporte, ya que conecta con la Línea D del Subte, el FF.CC. San Martín, el Metrobus Juan B. Justo y el Metrobus Norte Etapa 2. Como parte de esta obra se realizó también la puesta en valor de 40 puestos de libreros que operaban frente al predio de La Rural.

“Más que un Metrobus, estamos inaugurando horas libres para muchísima gente”, sostuvo Rodríguez Larreta, olvidándose un poco del trastorno que generó la obra en los vecinos, perdiendo muchas horas y ganando muchos dolores de cabeza. Al respecto, Méndez agradeció a los vecinos que “durante estos meses acompañaron en el momento difícil que es la obra”.

Larreta destacó que los vecinos “ganan tiempo y vida”, al resaltar que “no hay nada mejor que poder disponer de tiempo para estar con sus familias, sus amigos o lo que quieran, y eso es mejorar el transporte”. Tras afirmar que la nueva traza constituye “el primer Metrobus que se trabajó 24 horas y siete días por semana”, Rodríguez Larreta ponderó además que se “cumplió con el plazo” previsto, claro que no se fijó que algunas veredas no habían sido terminadas y que quizás tendrían que haber demorado unos días la inauguración. Dietrich resaltó que la Ciudad lleva inaugurados “siete Metrobuses” y ratificó el “compromiso” de que los ciudadanos puedan “viajar mejor, con más seguridad, más rápido y con mayor previsibilidad”.

La opinión de los vecinos

Fernando: Debo reconocer que la obra traerá rapidez para los pasajeros, pero las veredas están todas con agujeros. Trabajaron para terminar la parte del Metrobus, pero las veredas no han sido cambiadas en varias cuadras. No puedo creer que hayan inaugurado el Metrobus con las veredas sin terminar de reparar y sin tapar esos agujeros.

Fabio: Sería mucho más útil extender la línea D del Subte, pero debemos admitir que el Metrobus resulta de gran utilidad para separar a los colectivos del resto del parque automotor. Los colectiveros manejan pésimo, no respetan las normas de tránsito, le pasan por encima a los automóviles, y nadie los controla. Ver a los colectivos en fila sin molestar a los autos, resulta un alivio y probablemente contribuya con disminuir los accidentes de tránsito.

Graciela: Sufrimos durante la obra pero el final es de 10. Hoy por el Metrobus Cabildo y en un colectivo con aire, parecería que estoy viajando en Dubai.

Adelaida: Está muy bien la obra, pero hay veredas y sobre todo rampas, de la vereda par de Cabildo, desde Palpa hacia Juramento que no están terminadas. Son intransitables para una silla de ruedas.

Juan: En estos últimos 4 meses sufrí increíblemente la obra y los embotellamientos interminables que causaba, pero sabía que era un benificio a futuro.

Elizabeth: De Mendoza hasta Virrey del Pino no hay parada, hoy me pasó con la línea 152. Solucionen este tema.

Cecilia: Se necesitan estacionamientos para los vehículos en las inmediaciones de los centros de transferencia.

María: Fallaron en la distancia entre paradas.

Claudia: El Metrobus ordena el tránsito.

Ricardo: Si sigue aumentando la fabricación y venta de coches, el tránsito nunca va a mejorar.

Zulema: Viajo todos los días de semana por ahí y ahora es mucho más rápido.

Carolina: Me tomé el 67 y la verdad es que no vi diferencia en cuanto a la velocidad y el tiempo a mi favor. Espero que haya sido mala suerte y pueda notar el cambio cuanto antes.

Verónica: Los tiempos para realizarlo fueron excesivos, y también tendrían que arreglar los baches en las calles.

Pablo: ¿Qué previsión tomaron para los cientos de autos que estacionaban sobre Cabildo? Me imagino que la misma que hicieron cuando pusieron las bicisendas que desplazaron miles de
lugares de estacionamientos ¿A dónde? En Belgrano la circulación es un desastre.

Damián: Muy mala la implementación del relleno de las grietas de las carpetas de cemento de las calles con brea. Con la temperatura y el sol radiante ya se empezaron a derretir.