07 de Junio de 2016

Me quedé en Pampa y la Vía

Para organizar el tránsito, hay tres hileras de mojones con un pórtico de cordón a cordón con semáforos que muy pocos automovilistas respetan.

Para llegar al Hipódromo Nacional los aficionados viajaban en los tranvías N° 35 o N° 36 que llegaban hasta la Av. Vértiz y La Pampa. Pero de ahí en adelante el camino había que recorrerlo en coche o a pie. En 1895, Carlos Wright, que había sido favorecido con la concesión del “Tranway” a Belgrano, incorporó un ramal llamado comúnmente “La Combinación” que partía de La Pampa y Av. Vértiz y pasaba por el Hipódromo Nacional. De La Pampa al Hipódromo se pagaba un boleto de ida y vuelta de 10 centavos. Era muy común que luego de no acertar ninguna carrera no se tuvieran los otros 10 centavos para tomar el tranvía para el centro. Eran muchos los “catedráticos” que se quedaban varados en Pampa y la vía del ferrocarril. Entonces quedaba la alternativa entre volver a pie hasta la casa o encontrar algún amigo que le aliviara la situación. Se cuenta que por el año 1900 un hombre que volvía del hipódromo sin un centavo empezó a interpelar a la gente: “¡Señor!, me quede en Pampa y la vía; ¿puede ayudarme para volver a mi casa?”. Es así como nació en Belgrano el famoso dicho: “Estar en Pampa y la vía”, que es una de las formas más gráficas del porteño de admitir que no tiene un peso o de gritar su condición de arruinado.

Podemos decir que en la actualidad quedarse con el auto en Pampa y la vía es un dolor de cabeza. A pesar de las 3 hileras de mojones con un pórtico de cordón a cordón con semáforos, tratando de organizar el tránsito (un carril para los que doblan a la izquierda, otro para los que doblan a la derecha y el central para los que cruzan la vía), pocos lo respetan y sigue siendo una intersección caótica. Antes había agentes de la policía metropolitana ordenando el tránsito, pero ya no se los suele ver por la zona.

Por este tema consultamos a Gustavo Guevara, titular del estudio G.G. Arquitecto (www.arqguevara.com.ar) quién nos dejó su parecer:

Hay un conjunto de factores que confluyen para recordarnos que estamos varados en el tercer mundo, hay pocas ideas y menos obras de infraestructura para solucionar o aportar calidad de vida a la gente de nuestra ciudad.
Para solucionar definitivamente el problema de tránsito, bocinazos y mala circulación, se debería hacer una obra de elevación de las vías del tren para que las calles La Pampa, Sucre, Echeverria, Juramento y Mendoza, queden libres por abajo y el tren circule por arriba. Recordando que los ingleses elevaron las vías a través de puentes en todo el sector del parque 3 de Febrero/Palermo con una visión a futuro y estética, dignos de su
cultura.

Antes de las elecciones participé en la Universidad de Belgrano de una reunión de vecinos con Horacio Rodriguez Larreta y ante una pregunta sobre esta problemática, comentó que estaban comunicados con Randazzo para que les permitieran realizar la obra. Bueno, ahora son gobierno, espero que de alguna forma la planifiquen. Dado el ancho de las calles no se pueden hacer pasos bajo a nivel para la circulación de los vehículos. Todas estas calles son arterias de mucho tránsito y están muy juntas una de otra o sea que son una verdadera barrera entre un sector y otro de Belgrano. Con una obra semejante, se evitarían también los bocinazos casi continuos de los trenes. Me imagino la construcción en talleres de los tramos de los “puentes” metálicos similares a los existentes o premoldeados de hormigón armado como los que colocaron sobre Superi en Belgrano R.

Mientras tanto

En lo inmediato se debería volver a tener algún agente de tránsito con “poder” de hacer multas a los que no respetan cuando la barrera está baja y cruzan igual, obstruyendo la libre circulación de la Av. Virrey Vértiz. La avivada y la falta de respeto son parte de nuestra incultura ciudadana y cívica, lamentablemente.

El pórtico que avisa cuando la barrera está baja tiene una escala para una autopista, grotesco y creo no cumple ninguna función. Si, marcaría en el asfalto claramente flechas sobre cada uno de los carriles y 100 metros antes un cartel que indique que los 2 laterales son exclusivamente para girar y el del centro para cruzar la barrera y quizás avisando que hay cámaras para multar a los que cometen infracciones. En el tramo de La Pampa entre la barrera y Av. del Libertador, deberían prohibir el estacionamiento. Cotidianamente hay autos estacionados en ambas manos y eso genera un cuello de botella que limita la fluidez del tránsito luego que la barrera levanta.

Playa de estacionamiento

Para descomprimir la zona de Barrancas de Belgrano, seria muy bien visto por los vecinos que la playa de estacionamiento de 3 líneas de colectivos entre Sucre y Echeverria y V. Vértiz y la vías, sea trasladada a terrenos perimetrales a la Ciudad Universitaria. Actualmente esa parcela está degradada, contaminada y desperdiciada para el ciudadano. Con el traslado de ese estacionamiento se recuperaría un espacio verde que sea continuación de las Barrancas. Otra alternativa más costosa, seria que en esa parcela se hicieran varios niveles de estacionamiento subterráneo para vecinos y/o gente que deje el auto y siga en colectivo o tren hacia el centro.