TRÁNSITO Y TRANSPORTE
Comuna 13: Belgrano - Colegiales - Núñez

 

21 de Febrero de 2017

Por Fabio Gothelf
fabiogothelf@mibelgrano.com.ar

Estacionamientos a precios populares

¿Te imaginás el barrio sin autos estacionados en la calle?

El problema del estacionamiento cada vez se agrava más en los barrios de Colegiales, Núñez y Belgrano. La extensión del Subte D, generó que muchos autos provenientes de la Zona Norte del Gran Buenos Aires, queden estacionados todo el día en las cercanías de la estación Congreso de Tucumán, ya que sus conductores se dirigen en subte al centro. También están los que dejan el auto por la zona de Barrancas y van en Tren a sus trabajos. A esto podemos sumarle la multiplicación de edificios de oficinas, que traen más gente al barrio, los coches que duermen en la calle por los altos costos de los estacionamientos y los autos abandonados que ocupan lugar. Las ciclovías han sacado una mano de estacionamiento a varias calles, y el Metrobus provocó que no se pueda estacionar más en Av. Cabildo que si bien estaba prohibido, ante la falta de espacio, los autos se estacionaban igual. En los últimos años, la tendencia fue haciendo desaparecer cocheras, ya que se tiran abajo dando lugar a la construcción de edificios, esto sucedió por ejemplo en Olazábal (entre Vuelta de Obligado y Cuba) y en Campos Salles (entre Cuba y Arcos).

El discurso oficial del Gobierno de la Ciudad, es que ellos tienen una política que fomenta el uso del transporte público y desalienta el uso del automóvil, pero a estos funcionarios habría que explicarles lo complicado que es subir a un subte en las horas pico. Diego Santilli, en una reunión vecinal, comentó que se han licitado obras para construir estacionamientos subterráneos pero nadie quiere invertir porque no es negocio. Entonces ¿Por qué no invierte el estado? El estado no está para hacer negocios, sino para generar obras que le faciliten la vida a la gente. Estacionamientos a precios populares, servirían para sacar a los autos de las calles. Un vehículo en la vía pública, corre el riesgo de que le roben una rueda, de que le rompan el vidrio o que lo choquen. Además sin autos estacionados, las calles tendrían un mayor caudal de circulación, ayudando así a que el tránsito fluya más rápidamente.

Dejo mi inquietud a comuneros y legisladores, para que asesorados por expertos en tránsito, puedan elaborar un proyecto, que permita la construcción masiva de estacionamientos. ¿Te imaginás un barrio sin autos estacionados en la calle? ¡Qué lindo sería!