29 de Enero de 2015

Manejar en la ciudad

Cuando se conduce por la ciudad, el conductor debe estar atento a mayor cantidad de estímulos. Incluso a velocidad lenta, la congestión en el tránsito implica más cosas que vigilar. Peatones, mayor cantidad de vehículos, medios de transporte, motocicletas, ciclomotores, bicicletas, entre otros. Conviene circular despacio, con suma atención a los demás conductores. En la Ciudad de Buenos Aires, como en las grandes capitales del mundo, se está fomentando el uso de la bicicleta como medio de transporte ecológico, saludable y rápido. Es por eso que en algunas arterias de las Ciudad existen las ciclovías, ubicadas generalmente en el margen izquierdo de la calle. La red de ciclovías protegidas es un entramado de carriles exclusivos para bicicletas, resguardado del resto del tránsito vehicular por medio de un separador físico. La bicicleta está contemplada en el Código de Tránsito y Transporte vigente en la Ciudad como un medio de transporte más, por lo que las mismas pueden circular también por las arterias que no cuenten con ciclovías. En las calles de la ciudad, es probable que se encuentre con muchas intersecciones. Anticípese y mire todo lo que tiene delante.

Consejos de seguridad para tener en cuenta:

- Si está a mitad de una cuadra, busque los semáforos situados en la próxima intersección.
- Reduzca la velocidad al acercarse a una intersección sin semáforo. Mantenga el pie sobre el freno.
- Bloquear la intersección es una infracción grave. No avance aunque la señal luminosa se lo permita cuando el flujo de tránsito se encuentra obstruido u obstaculizado. Evite quedar detenido en las intersecciones ya que esto dificulta el flujo de tránsito y crea tensión en todos los conductores.
- Respete los horarios de los carriles preferenciales. Durante los mismos sólo podrán circular vehículos relacionados con el transporte público de pasajeros que se encuentren autorizados por la Secretaría de Transporte de la Nación y vehículos de alquiler con taxímetro, así como ambulancias, vehículos policiales, vehículos de las fuerzas de seguridad y de bomberos, siempre que se encuentren en situación de emergencia. (Ley 3554).

Giros

Para realizar un giro correctamente es conveniente asegurarse de:
- Mirar detrás suyo y a ambos lados confirmando que no haya vehículos, bicicletas, ciclomotores, motocicletas ni personas y que se puede girar con seguridad.
- Indicar utilizando las luces de giro al menos 30 metros antes de hacer un giro y ubicarse en el carril adecuado.
- Reducir la velocidad antes de llegar a una intersección.
- Mantenerse siempre en el mismo carril hasta terminar el giro y asegurarse que la señal de giro se haya apagado después de completar la maniobra.

Girar a la izquierda

Mientras se prepara para hacer un giro a la izquierda, mantenga las ruedas rectas. No haga girar las ruedas hacia la izquierda hasta que comience a hacer el giro. Si alguien choca su vehículo desde atrás mientras está esperando para doblar y sus ruedas están giradas hacia la izquierda, su vehículo será empujado al carril contrario. En las vías de doble mano con semáforo está prohibido el giro a la izquierda en las esquinas, excepto que haya una señal que lo permita. Girar en U está terminantemente prohibido con excepción que exista una señal que lo permita.

Manejo nocturno

Alrededor del 90% de las decisiones que se toman al conducir dependen de lo que uno ve. Y de noche, la visibilidad se reduce. Por eso, es importante tener en cuenta que:
- Al conducir en zonas sin iluminación artificial, hay que reducir la velocidad y saber que el campo visual está limitado a la iluminación que proporcionan las propias luces del vehículo. Con los faros largos alcanzamos a iluminar una distancia de 150 metros y con los faros cortos, unos 105 metros. Conviene conducir dentro de estos parámetros, asegurándose poder detenerse dentro del margen de distancia que se puede ver con las luces, teniendo en cuenta además, la velocidad, el tiempo de reacción y la distancia de frenado del vehículo.
- Manejar con las luces encendidas cuando empieza a anochecer; de noche; cuando empieza a amanecer; cuando el día es muy oscuro y siempre que las condiciones climáticas reduzcan la visibilidad a menos de 150 metros.