TRATAMIENTO HOMEOPATICO DE LAS ENFERMEDADES CRONICAS
AURICULOTERAPIA - UROTERAPIA - ORGANOTERAPIA DINAMIZADA
Obesidad - Reumatismo - Alergia - Asma - Enfermedades de la vejez

           ENFOQUES DE UN MEDICO

LA UROTERAPIA O TERAPEUTICA DEL LAVADO DE SANGRE
 Una Terapia milenaria sin el uso de medicamentos, o la llamada curación sin drogas.-
5º Informe

Tuvieron que pasar más de 5000 años para que nosotros, los médicos occidentales, llegáramos a comprender en profundidad una terapéutica milenaria basada en principios tan naturales como es el empleo de la propia orina del enfermo para lograr curaciones casi milagrosas en pacientes hasta ese momento incurables por la medicina tradicional.- Y es gracias a la acción purificadora e inmunológica de esta natural terapéutica, que se logra corregir todo desequilibrio funcional y orgánico que hasta ese momento ningún otro sistema terapéutico y medicamentoso alguno lo había logrado.-

Este, casi milagroso e increíble resultado, se obtiene simplemente con el empleo de la propia orina del paciente, ya  sea bebiéndola, en masajes locales realizados en las partes afectadas del cuerpo  o en las regiones de mayor capacidad de absorción  por dermopenetración, para lograr  el efecto inmunológico perseguido.-

Tan simple y sencilla resulta esta terapéutica, que ni siquiera debemos recurrir a la acción medicamentosa de los productos farmacéuticos que tanto beneficio aportan a la humanidad en muchos casos, pero que en otros  suelen fracasar por la falta de respuesta curativa del enfermo, razón por la cual, el empleo de su propia orina logra lo que no consiguieron las drogas más poderosas por no responder a la individualidad o relación íntima de “Enfermedad-Enfermo”, por eso la Uroterapia  evita la acción “tóxico-medicamentosa” que también observamos a diario, y basta leer el enorme listado de síntomas desagradables  y aún de riesgo que provocan la gran mayoría de los medicamentos en su experimentación que dan en llamar “acciones colaterales y secundarias” que Salud Pública obliga a ser informado en salvaguarda de los propios enfermos que la consumen y médicos que la prescriben, evitando así  errores de interpretación en ambos y no confundir lo que es la evolución de la enfermedad propiamente dicha y lo que resulta ser la acción drogal medicamentosa tan frecuente en los nuevos fármacos recientemente experimentados, con promesas terapéuticas muy difíciles de cumplir por la falta de acción personalizada en el paciente enfermo y por ser a éste al que debemos curar  y no conformarnos con la simple supresión de los síntomas que logra el “fármaco impersonal empleado” por eso las tremendas frustraciones de los pacientes  que adquieren la droga salvadora promocionada en los medios publicitarios para el reumatismo, la impotencia, y toda suerte de enfermedades, que a poco de ser empleadas, son abandonadas por los pacientes descreídos ya  de la publicidad prometedora sin dejar de recordar las múltiples consecuencias  desagradables que su uso provocan.-

En cambio la Uroterapia o Terapeutica del Lavado de Sangre, como así la denominara siempre en mis trabajos anteriores, no tiene absolutamente ninguna contraindicación, por tratarse de un compuesto natural que lo produce nuestro propio organismo y logra una depuración y acción inmunológica no observada con ningún otro tratamiento hasta hoy conocido.- Es “El Agua de la Vida”, del Dr. Amstrong el que arrastra en sus componentes todos aquellos elementos que individualizan a cada órgano, glándula o tejido en su posible desequilibrio funcional existente en ese momento y que al ser incorporado nuevamente en el organismo  por las diversas vías empleadas, según la patología que presenta el paciente, el organismo la incorpora como estimulador inmunológico de la misma forma que lo haría una vacuna o un nosode, o como depurador y corrector funcional en su “acción purificadora”, con el reciclaje urinario, empleando los más de 150 componentes que conforman el filtrado urinario que nuestro propio sistema autodefensivo urinario emplea y que tan  generosamente nos ofrece estéril para ser incorporado a nuestro organismo como un dictado interno para lograr individualizar la alteración existente y su autoayuda curativa por la vía biológica natural que nuestro organismo posee.-

Los más de 150 componentes urinarios mencionados que en próximos trabajos informaré en detalle no son eliminados por error o desconocimiento de la fisiología o inmunología de nuestro propio organismo, sino, por creerlos necesarios para ser reincorporados en busca de una inmunidad hasta el momento no existente en la medida necesaria en ese momento.-

Hace miles de años la emplearon  culturas primitivas muy desarrolladas y religiones la incluyeron en sus salmos para ser incorporada a favor de la salud de sus fieles.-

Valga como reafirmación de lo expresado hasta el momento, el uso médico que se está dando en el presente a muchos de los componentes urinarios, ejemplo sus hormonas, urea, etc y que no hace más que demostrar en cuantos años se anticiparon quienes hablaron de la orina  como el agua salvadora y muchos  trabajos fueron publicados sobre esta forma de curar (El agua de la vida, Manual Práctico de Uroterapia, Amaroli, etc.)por resultar en última instancia , quizás la razón más firme que refuerza esta antigua terapéutica que no es aceptada abiertamente por un principio cultural de vergüenza o rechazo al tener que injerir la propia orina, que en última instancia, sería el deshecho del filtrado de nuestra propia sangre  que circula por vasos, órganos y tejidos de todo nuestro organismo y que no es al fin más que nuestros propios humores circulantes, como lo es la sangre, porque tener entónces repulsión o asco de nuestro propio organismo que la contiene y transporta por todos nuestros órganos y tejidos.-

Cuántas veces se realizan transfusiones por cuadros anémicos agudos post traumáticos o pre o post quirúrgicos y porqué no tenemos el mismo o mayor rechazo al recibir sangre ajena, quién sabe de que persona que en forma permanente está produciendo por el filtrado de ella, la orina que Ud. rechaza de Ud. mismo.- Realmente  no lo alcanzo a comprender, será que como terapeuta de esta rama de la medicina  y frente a tantos  y tan positivos resultados terapéuticos en pacientes  crónicos imposibles de curar, he llegado a comprender y luego a aceptar  y porque no decirlo, a practicar yo también la Uroterapia, sistema terapéutico que prescribo en los casos donde ni la Homeopatía, el Naturismo y la Auriculoterapia no llegaron por si solos a brindar los resultados esperados en cada caso de los llamados “incurables” por la medicina ortodoxa y que el principio de  depuración y acción inmunológica de la Uroterapia llegó a corregir  tan rápida y eficazmente como en ninguna otra terapéutica había conseguido.-

Tales resultados  se observan por tratarse de una terapéutica del “enfermo en su totalidad” y no solo de la enfermedad que es un simple accidente en la vida del enfermo, que como tal hay que estudiarlo y tratarlo y medicarlo para corregir su actual situación de enfermo.-

Así tratamos y curamos los Uroterapeutas al “enfermo todo” , porque es su totalidad la que debe ser tratada y no la parte enferma, como erroneamente se suele hacer en la gran mayoría de los casos con otras formas terapéuticas.-

La Utroterapia repito, trata al enfermo todo y su acción depuradora e inmunoprotectora va dirigida al todo y no a la parte, de ahí los maravillosos resultados logrados en los casos de Psoriasis y Asma por nombrar alguna de las enfermedades de fondo genético que solo la Uroterapia consigue curar, por ser el uso de su propia orina, resultado final del filtrado de la propia sangre del paciente, que arrastra el sello de su propio ADN y lo hace en forma bien personalizada, como único sistema terapéutico específico de su propia enfermedad.-

Tendría muchísimas más explicaciones para hacerles comprender que la orina no es  un deshecho, ni es séptica, salvo que estén infectadas la vías urinarias y es a ellas a las que en última instancia tendríamos que culpar y por supuesto tratar y curar, pero no a la orina, y como “somos” lo que comemos como dicen sabiamente los orientales, también la orina sería la resultante final de aquello que comemos, por ese motivo, mi primer informe sobre Uroterapia fue dirigido justamente a hacer comprender mejor la manera de cómo debemos proceder antes de iniciar el tratamiento de “Uroterapia” para que la orina sea clara, no tenga olor ni sabor desagradable como les ocurre a aquellos que como principal forma de alimentación ingieren carnes rojas, embutidos y todos los alimentos de alto contenido proteico animal que contienen un elevado tenor de urea, ácido úrico, creatinina, purinas, etc., que despiden el característico olor amoniacal que por supuesto todos los carnívoros lo poseen y aún pese a ello no cuidan de su alimentación, justificando así el rechazo por su propia orina, que es al fin un principio de rechazo por su propia persona.-

Cada vez es mayor el número de pacientes que por propia iniciativa desean interiorizarse sobre esta antigua y a la vez original  terapéutica de mas de 5000 años de práctica en algunos pueblos orientales cuya longevidad personal alcanza a más de 120 años de vida útil para si mismo y su comunidad y a quienes repetan por su sabiduría y conducta de vida sana y honesta, me refiero a quienes forman parte de una cultura  donde los ancianos son merecedores de ese respeto y reconocimiento hasta los últimos momentos de su honorable  y bien empleada existencia a favor del prójimo.-

Pasaré a referir la manera de cómo me volqué un poco por curiosidad y mucho por interés profesional a favor de la salud de mis pacientes, conversando con uno de ellos sobre las posibles terapias a emplear frente a las diferentes patologías por la cual nos consultan a diario cada uno de los enfermos en tratamiento.- Apareció el tema de la Uroterapia  que él había oído mencionar sin llegar a comprender a ciencia cierta sobre la acción curativa en un caso muy puntual de un paciente que frotando con orina unas  placas de Psoriasis de muchos años de evolución, localizadas en sus codos, rodillas y cuero cabelludo, mejoraban mucho más rápidamente que con las pomadas recetadas por los profesionales que había consultado a lo largo de su penosa enfermedad.-

Yo le comenté sobre algunas de mis experiencias médicas con los Autohemonosodes y Autouronosodes realizados con sangre y orina respectivamente, del propio paciente.- Y así arribamos al tema central de nuestra conversación y de cómo se tendría que realizar el tratamiento con fines curativos y no simplemente supretorios  como el paciente lo venía realizando, aún satisfecho con la respuesta lograda en tan corto tiempo  sabiendo  que se trataba de un resultado limitado a la simple supresión de las placas.-

Le indiqué como debería iniciarlo para que le allanara el camino a la tolerancia en cuanto al color, olor y sabor  en la ingesta de la orina sin el rechazo que produce tener que beberla.- De más está decir que lo primero que curó fue una úlcera varicosa que la paciente sufría desde hacía muchos años y finalmente, con el tiempo, también su antigua Psoriasis que no había sido curada con los medicamentos mejor seleccionados por los especialistas colegas, en cambio sí la orina por ser del propio paciente y responder a su totalidad, como así lo exigen las escuelas médicas vilalistas, incluída la Homeopatía, por supuesto, habiendo sido tratado en ese corto período para reforzar la uroterapia, la autoterapia en dinamizaciones medianas y bajas amén de tomar algunos medicamentos dinamizados de Sulfur y Graphites en altas y muy altas dosis para lograr la verdadera curación.- Todo ello resultó ser tan gratificante para el colega que jamás dejó de mencionar y agradecer tan oportuna sugerencia mía para lograr lo que él consideraba una curación imposible.-

Así fue como decidí yo mismo la idea de tener que iniciar y aceptar el reto a favor de mi propia salud para corregir una antigua Queratitis Recurrente como resultado final de una intervención quirúrgica que me había realizado un eminente Oftalmólogo cuando presenté una catarata en mi ojo izquierdo fruto de una antigua miopía de  -13 dioptrías, que corregí casi milagrosamente, recuperando una visión de +0,75 y luego con la Uroterapia, después de más de 30 Queratitis a repetición que no respondían a ninguna terapéutica ni  local ni general, apenas iniciado el tratamiento por vía oral no volvió a repetir nunca más con gran sorpresa para mi y mucho más para el colega que considerando a la Queratitis recurrente como enfermedad incurable  por ser  inmunogenética para la medicina tradicional  resultó ser de fácil y rápida solución para la Uroterapia  que en menos de 21 días logró la curación total y definitiva  sin dejar siquiera ningún síntoma posterior ni lesión en el cristalino, que permanece claro y transparente como antes de ser operada la catarata y la miopía quedando con una visión perfecta que jamás consideraba podría lograr.-

 

Solicitar turno: 4788-5186 - Manuel Ugarte 2164 4º "A" Cap. Fed. - Email: drestebansanchez@tutopia.com