10 de Marzo de 2015

Trabajar por aquí, pero vivir por allá

Historia de personas que trabajan en Belgrano y Núñez pero viven en otros barrios.

Alfredo es podólogo y desde el año 1994 recorre más de 40 kilómetros para venir a trabajar al barrio de Belgrano. Cecilia vive en Las Cañitas y trabaja en Núñez. Victoria vive en Villa Pueyrredón y hace 10 años que trabaja en Belgrano. Jorge a diario viene a Belgrano en auto desde Munro. María hace 8 años que trabaja en el barrio y viene desde Vicente Lopez. Fernando trabaja hace unos 15 años en Núñez y viene a diario desde la Agronomía.

¿Por qué eligieron trabajar en la zona de Belgrano/Núñez?

Alfredo: “Lo mío fue una eventualidad; un colega me dijo que solicitaban un podólogo con experiencia en un reconocido local de podología de Belgrano. Venía de una serie de problemas personales y decidí venir (Miércoles y Viernes) me incomodaba bastante viajar tanto para trabajar, lo más lejos que había llegado era al barrio de Congreso”.

Victoria: “Como nací en Belgrano, por comodidad elegí trabajar en el barrio, pero luego de empezar a trabajar me mudé a Villa Pueyrredón”.

Jorge: “Nací en el Bajo Belgrano y viví ahí hasta los 17 años hasta que me tuve que mudar por causas de fuerza mayor”.

Fernando: “La elección no fue trabajar en el barrio Núñez en particular, sino que vino de la mano de ganar el cargo de Director de Desarrollo Sociocultural cuando se realizó un llamado a un Concurso Interno entre los empleados del GCBA para conformar las estructuras de los primeros Centro de Gestión y Participación a comienzos de 1999. Actualmente me encuentro trabajando en la Junta Comunal como asesor del Comunero Carlos Brun”.

¿Cómo viajan a diario hasta el barrio?

Alfredo: “Atravesar la capital es un tormento. Vivo en San Francisco Solano desde que tenía un año, nací en Avellaneda 2 años antes, es en el partido de Quilmes. Hubo épocas en que venía a Belgrano en auto, últimamente, separación por medio, llego en taxi y subte. Son los taxistas de capital que viven por la zona sur, y traen o llevan a 4 pasajeros por $25, desde Solano a Constitución y viceversa”.

Victoria: “Vengo a diario desde Villa Pueyrredón. al barrio en bicicleta y el viaje de vuelta siempre es más complicado”.

Cecilia: “Vengo de acá cerquita porque vivo en Las Cañitas, aunque el viaje de vuelta a veces se hace un poco más complicado”.

Jorge: “Vengo todos los días con el auto y es traumático el viaje de ida y el de vuelta. No quiero ni fijarme las multas que debo tener por mal estacionamiento”.
María: “Yo viajo en tren, subte y colectivo. Es más traumático el viaje en colectivo que en tren, aunque el subte en horas pico también es complicado”.

Fernando: “Vivo muy a gusto en el barrio de Agronomía, y esta elección a posteriori tuvo que ver con un anterior trabajo. A partir de una experiencia muy rica realizada al participar del Proyecto de Urbanización del predio del ex- albergue Warnes desde el Consejo de Planificación Urbana del GCBA entre 1989-1992. Suelo viajar en tren y colectivo o colectivo y caminata según el día; el apuro; o las ganas. Claramente es más traumático el viaje de vuelta porque a la congestión de tránsito sobre la Av. de los Incas y la Av. Beiro se suman las ganas de volver a casa”.

¿Qué es lo que más y lo que menos les gusta del Barrio?

Alfredo: “En lo referente a mi trabajo, es más estable, el público se cuida muchísimo más, y socialmente es más agradable. No me gusta que está muy lejos de mi casa”.

Cecilia: “Me gustan las calles anchas, la arboleda, la variedad de comercios pero no me gusta el descontrol de tránsito que hay”.
Victoria: “Me gusta la facilidad de transportes y no me gusta la cantidad de edificios y de ruidos”.

Jorge: “Añoro de Belgrano aquel ambiente de barrio que tenía, las fiestas que íbamos de casa en casa, nos conocíamos todos”.

Maria: “Me gusta casi todo, aunque me gustaría que fuera más residencial, como en otra época”.

Fernando: “A mí en general me gustan las calles y plazas arboladas, la variedad y riqueza de las viviendas y edificios que con distintos estilos arquitectónicos se pueden observar al recorrer la Comuna, más allá del caserón de tejas del tango que caracterizó al barrio. En particular me gustan, el casco histórico del Belgrano, los altos de Núñez con sus casas en la barranca que contrastan con la imagen típica de Buenos Aires como una ciudad plana, la escala amena del centro comercial de Av. Elcano conformando un par el boulevard de Av. de los Incas. También me encanta entrar al Jardín de Esculturas como parte de mi recorrido hacia el río en el cual la comuna poco a poco fue visualizando su borde costero. Y lo que no me gusta es la congestión de tránsito, los ruidos y la aglomeración de personas sobre Cabildo. La sustitución paulatina que se va dando muchas veces de casas de alto valor arquitectónico por edificios que priorizan la ganancia inmobiliaria con la consiguiente pérdida de calidad arquitectónica y urbanística para la zona”.

¿Vivirían en la zona?

Alfredo: “Si, viviría por aquí más por comodidad y ahorrarme tiempo de viaje. Aunque me gusta la tranquilidad de provincia”.

Victoria: “No volvería, ya viví en el barrio y es muy ruidoso y estresante”.

Jorge: “Claro que viviría en Belgrano, porque me gusta y me puedo movilizar fácilmente a cualquier parte de la Ciudad”.

Fernando: “Elegiría las zonas menos densificadas, más alejadas de sus centros Comerciales. Ya que prefiero ganar en tranquilidad / silencio y tener que caminar para acceder a servicios y transporte”.

¿Cómo les parece que es la gente del barrio?

Alfredo: “Es muy distinta a donde yo vivo, más respetuosa del otro y demostrativa, además de cordial”.

Cecilia: “La gente del barrio me parece elegante y descontracturada”.

Fernando: “Haciendo una muy apretada síntesis, a lo largo de los años fui observando dos tipos distintos de actitudes en las personas del barrio, aquellos que paran sus autos en doble fila, obstruyendo las esquinas, arrojando basura, etc. con una actitud individualista. Y aquellos que se han sumado a participar en las actividades del CGP y posteriormente en las de la Comuna aportando ideas y generando propuestas para una mejora del conjunto de su barrio. En general esta participación es de personas de mediana edad con buen nivel cultural y gran experiencia, lo cual ha permitido en muchos casos potenciar el trabajo asociado entre el GCBA y los vecinos”.

¿Hacen compras en el barrio? ¿Hay diferencia de precio con el lugar dónde viven?

Alfredo: “Si regularmente consumo de la misma manera que en mi casa, almacén, Farmacia, Ferretería, Perfumería, Verdulería (tengo heladera en el consultorio). Es más costoso que donde yo vivo, sin dudas, es que también tiene el barrio una infraestructura que lo justifica, desde lo cotidiano, hasta expensas, alquileres, etc”.

Victoria: “Hay mucha diferencia de precios. Siempre en Belgrano es más caro”.

Fernando: “Sí, suelo hacer compras por Cabildo y a veces por Federico Lacroze ya que se observa una mayor variedad de productos y los precios suelen ser en general más bajos que en mi barrio”.

¿Qué le le falta al barrio de Belgrano? ¿Y qué le sobra?

Alfredo: “Le faltarían playas de estacionamiento subterráneas y le sobran mujeres hermosas”.

Cecilia: “Al barrio le falta limpieza a la Av. Cabildo y le sobra manteros a la misma avenida”.

Victoria: “A Belgrano le faltan más espacios verdes y le sobran edificios”.

Jorge: “Le faltan estacionamientos y le sobran edificios”.

Fernando: “La mayoría del transporte público es pasante del centro a la Pcia (Norte - Sur) y faltaría en mi opinión líneas de transporte que permitieran conectar el barrio entre sí y con la costa del Rio de La Plata. (Este-Oeste). A Belgrano/Núñez le sobran arroyos que la cruzan y que no se ven, pero son parte de la geografía y la dinámica del barrio por lo que hay que tenerlos en cuenta no solo en los momentos de las inundaciones”.

Maria: “He vivido en Núñez muchos años y en el barrio de Belgrano también; estaba en zona de casas y la armonía con lo natural era clara. Le falta un espacio vecinal sociocultural y un teatro abierto”.

¿Cuál es la diferencia entre Belgrano/Núnez y el barrio en que vivís?

Victoria: “La diferencia es la tranquilidad la posibilidad de ver el cielo fácilmente por las casas bajas”.

Fernando: “La accesibilidad al transporte y la oferta de comercios y servicios que es mayor en la Comuna 13”.

Belgrano y Núñez por su movimiento comercial atraen a personas de otros barrios y muchos eligen venir a trabajar aquí, es por eso que cuando buscamos soluciones para mejorar el barrio, no solo tenemos que pensarlo en función de los que vivimos aquí sino que también tenemos que incluir a todos los que diario vienen. Como el viejo slogan dice que Belgrano es un país, nuestra constitución debería “promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar ó trabajar en el barrio de Núñez ó en el barrio de Belgrano”.