11 de Mayo de 2015

“La gente desfila por mi vereda”

Martín Molina, de 74 años, vive en Colegiales y hace dos años, un contacto con el papa Francisco, le cambió la vida.

Por Juan Piterman
juanpiterman@mibelgrano.com.ar

Antiguo vecino de la comuna, vive en la calle Virrey Aviles al 3000 y asegura que la gente que pasa por su casa no puede seguir su paso sin detenerse a mirar su ventana.

El 22 de Abril del 2013, días después de que Bergoglio asumiera como Papa, Martín decidió enviar una carta hacia el Vaticano. “El motivo fue la emoción que sentí cuando fue elegido, soy muy creyente y había cosas que quería que Francisco me aclare”.

Según nos contó le hizo un pedido muy especial al Papa y no quiere hacerlo público, la carta la leyeron solo dos personas. “Quiero que el pedido sea solo para mi Parroquia, la de San Ambrosio”.

Lo más curioso y el causante de que los vecinos se regodeen en su ventana no fue el envío del manuscrito por parte de Molina. Tan solo un mes después recibió un sobre, con aviso de retorno. Era de Italia y firmada por la Secretaría de Estado del Vaticano. “La mostré en la Iglesia y nadie lo podía creer, las catequistas lloraban de emoción”. Entre otras cosas la carta sentenciaba que “El santo Padre Francisco le agradece el mensaje de felicitación y (...) le suplica que recen por el”.

Desde entonces la vida de Martín cambió, tiene pegado en su ventana la carta del Vaticano y diversas imágenes del Papa, “hay gente que pasa y se le caen las lágrimas, al principio fue un choque, nadie lo podía entender”. Además cada semana pone una foto diferente de Francisco para ir renovando la estética.

Para aquellos que gusten de verlo en persona pueden pasar por Virrey Aviles 3073.

Martín, no es la primera vez que tiene la fortuna de que personajes importantes le respondan sus cartas, también nos mostró una del General
Juan Domingo Perón, allá por el año 1952.