Por las ciclovías y bicisendas de los barrios de Belgrano, Colegiales y Núñez, se suelen ver muchos ciclistas circulando sin ningún tipo de protección en sus cabezas. Pacería que no todos parecen prestarle mucha atención a los riesgos que hay andando con una bicicleta por las calles de la ciudad. Todo el cuerpo está expuesto a una lesión, pero la cabeza es muy delicada y hay que tomar medidas para prevenir daños en esta zona. Los cascos pueden reducir el impacto en la cabeza ante una caída u otros tipos de golpes. Previenen el 85 % de las lesiones en la cabeza.

A la hora de elegir un casco, hay que tener en cuenta:

El peso es un factor importante. Un casco de bicicleta barato puede pesar entre 300 y 320 gramos. A la hora de manejar por mucho tiempo esto puede convertirse en un problema. Mucho peso puede significar terminar la jornada con dolor de cabeza o en la cervical. Un casco de calidad debe pesar entre 180 y 190 gramos.

Las ranuras de ventilación son muy importantes en los días de altas temperaturas, ya que desde la cabeza se regula la temperatura del cuerpo. Los mejores cascos tienen más aberturas que los de menos calidad. Esto también está relacionado con el peso, porque cuanto más ranuras tenga, más liviano será el casco.

Además de cómodo, el casco debe tener un buen ajuste. Las correas deben formar una Y debajo de las orejas. No deben ejercer presión, sino acoplarse lo suficiente para evitar que se mueva. El talle del casco está indicado por la medida del contorno de la cabeza. Generalmente los hay pequeños (S), medianos (M), grandes y extragrandes (XL). El casco nunca debe apretar ni quedar muy suelto, debe sentirse ajustado y cómodo.

Otro de los elementos de seguridad es el alumbrado. Las bicicletas deben tener una luz blanca en la parte delantera y una roja titilante en la parte trasera. Deben ser visibles a 100 metros de distancia como mínimo. Además, se pueden colocar reflectantes en los rayos de ambas ruedas y en los pedales (blancos, rojos o amarillos).

Una mochila, además de servir para guardar cosas, puede amortiguar en caso de un golpe en la espalda. Por último, los guantes son ideales si el trayecto en Bici es muy largo y además pueden evitar raspaduras en las manos en caso de alguna caída.

Tener en la bicicleta un espejo retrovisor, le permite al conductor ver por lo menos a 70 metros de distancia hacia atrás y ayuda para anticipar sus movimientos. La bocina es importante para llamar la atención bajo condiciones de tránsito mediano.

Todos estos elementos de seguridad se pueden conseguir en cualquier bicicletería del barrio. Te recomendamos “El taller de Bikes” (Av. Monroe 1555. Teléfono: 11-3582-2146 / Email: eltallerbikes@gmail.com).

Consejos útiles para los ciclistas

Planificar la ruta antes de salir. Evitar transitar por avenidas que no tengan ciclovías pues tienen mucho tránsito y los autos circulan a mayor velocidad que en las calles. No llevar ningún acompañante sentado en el manubrio. No bajar ni subir cordones sin antes bajarse de la bicicleta. No cargar el canasto con un peso superior a 5 kg.

Mantenimiento de la bicicleta

La cadena tiene que estar bien lubricada, ni seca ni oxidada. Debe estar bien colocada y tensa. Las ruedas suelen perder un poco de aire cada día, por eso es importante revisar la presión regularmente y asegurarse de que estén bien infladas. Si están desinfladas, el esfuerzo realizado para pedalear es mayor y aumenta el riesgo de pinchadura. Si al apretar la rueda se nota floja, quiere decir que le falta aire y debe ser inflada. Cuanto más cargada esté una bicicleta, más presión deben tener los neumáticos. Para revisar el correcto funcionamiento de los frenos, es recomendable caminar al lado de la bici y accionar los frenos. Si hay que apretar muy fuerte, es señal de que los frenos están desgastados. La bicicleta tiene frenos delanteros y traseros; ambos son importantes, sin embargo el trasero es imprescindible. Los cables de los frenos tienen que estar tensos y las pastillas de freno ajustadas.

Estacionamiento

Debido a la gran cantidad de robos reportados en la vía pública, no es aconsejable dejar una bicicleta estacionada en la calle y en el caso de hacerlo se recomienda: Usar anclajes para bicicletas cuando estén disponibles. Bloquear todas las piezas de “desenganche” rápido, como el asiento. Bloquear las ruedas al cuadro. Usar un candado en “U” o una cadena gruesa.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.