Un día como hoy pero hace 127 años, el 24 de Julio de 1896, se inauguró el Hospital Pirovano. Se iba a llamar Hospital Belgrano pero como próximo a la finalización de la obra, falleció el Dr. Ignacio Pirovano, amigo entrañable del Dr. Señorans, quien se desempeñaba como secretario de la Asistencia Pública y bajo su influencia, el Intendente aprobó la nominación que identifica al Hospital, en recuerdo de quien fuese un eminente cirujano. El primer director del Pirovano fue el Doctor Arturo Billinghurst, su primer médico de sala general el Dr. Nicolás Ramallo y para el sector quirúrgico el Dr. M. Petit.

Un poco de historia

El barrio de Belgrano había padecido varios azotes epidémicos: cólera asiático (1857-1867); fiebre amarilla (1858-1871) y fiebre tifoidea (1881). Por tal motivo, las “Damas de Caridad de Belgrano” solicitaron a Francisco Seeber, intendente municipal de Belgrano, la creación de un hospital en la zona Norte. El 12 de Noviembre de 1889 se compró el terreno limitado por las calles Monroe, Guanacache (actual Pedro Ignacio de Rivera), Melián y Roque Pérez. Como las obras no avanzaban La Sociedad de Damas de Caridad peticionó ante el nuevo Intendente, Doctor Federico Pinedo, a quien entregaron $ 5000. El 12 de Octubre de 1894 (durante la presidencia de José Ernesto Uriburu), con el padrinazgo de Juan B. Señorans y la señora Josefina Caprile de Mitre, fue colocada la piedra fundamental del nuevo hospital. Al año siguiente aumentó la demanda y se completaron las instalaciones. En 1898 había 136 camas de internación.

En 1905 se inició el servicio de Odontología. En 1906, se inauguraron nuevos pabellones, el laboratorio central, capilla y anfiteatro. Hacia 1910 el Hospital Pirovano contaba con 180 camas y brindaba asistencia a la población de los actuales barrios de Belgrano, Núñez, Coghlan, Urquiza, Colegiales, Villa Ortúzar y Saavedra. La guardia era permanente y se disponía de una ambulancia de auxilio y de un carruaje. En 1914 se inició el servicio de Obstetricia y Ginecología, niños y lactantes. En los años 1928/1929 se instaló el primer acensor y por entonces, ya funcionaba un pequeño pabellón destinado a Consultorios Externos. En 1912 estaban habilitadas 168 camas, se internaron 2377 enfermos y la farmacia expidió 41.400 recetas. En 1918 la capacidad de camas aumentó a 344 y el hospital fue dotado de luz eléctrica. El 29 de septiembre de 1923 se inauguraron los pabellones destinados a Pediatría y Clínica Médica. En 1924 el Intendente Noel, solicitó al Consejo Deliberante la aprobación de un proyecto de ampliación. En 1926 el hospital contaba con 500 camas. En 1928, se inauguraron las salas XI – XII, destinadas a Clínica Médica. El 27 de Diciembre de 1929 la municipalidad autorizó la construcción de un pabellón de dos plantas destinado a los servicios de O.R.L. y vías Urinarias. En 1935 el servicio de vías Urinarias contaba con 40 camas y O.R.L. con 16. El Pirovano sumaba un total de 528 camas: Clínica Médica: 177; Cirugía: 108; Pediatría: 42; Obstetricia: 97. El 24 de Junio de 1937 se inauguró el servicio de Proctología y comenzó a funcionar el primer centro de estudios para esa especialidad. En 1939 se amplió el sector destinado a Maternidad. El 7 de Octubre de 1940, se inauguró una sala de operaciones, despacho del médico jefe, locales para instrumentales, anestesia, esterilización, vestuario médico, biblioteca en el primer piso y se ubicó un aula en el segundo piso. En 1936/38 se habilitó un consultorio de Reumatismo y Cardiología Infantil. En 1951 se realizó la refacción, modificación y ampliación de los pabellones de acceso a Piel, Sífilis, Guardia y Cirugía de Urgencia. El 9 de Agosto de 1963, se inauguró el pabellón de Neurocirugía. Se dotó al hospital de un nuevo lavadero y de un laboratorio de análisis clínicos; se refaccionaron las salas II, V y VI. Se construyó un nuevo quirófano y se compró moderno instrumental. Se habilitó una sala de conferencias en el subsuelo, destinada a la actividad docente. El 8 de agosto de 1969, se inauguró el Servicio de Internación de Psiquiatría. El 5 de Agosto de 1970 se encararon obras de remodelación y ampliación en el Sector de Radiología, Patología, Cirugía Infantil y Esterilización. En 1977 se proyectó modificar la sala VII de Traumatología, el Servicio de Urología, el Pabellón de Maternidad y la sala II de Clínica Médica. El 3 de Febrero de 1978 se habilitaron dos salas de Internación de Cirugía General, con 66 camas. Se completaron sectores de Enfermería, calefacción central, agua caliente y amplias dependencias para el personal médico y auxiliar. El 29 de noviembre de 1979 se habilitaron los Servicios de Terapia Intensiva. La Unidad VII de Cirugía General, la Unidad X de Traumatología y Ortopedia los quirófanos especiales para Traumatología y Cirugía del Politraumatizado y la Unidad XVIII de Pediatría. El 29 de Agosto de 1980 se inauguró un pabellón de tres plantas para el Departamento de Urgencia, Servicio de Neurología y de Neurocirugía. En noviembre de 1982 se aportaron equipos técnicos para Radiología destacándose un tomógrafo lineal con circuito cerrado de TV y sistema automático de revelado. En el subsuelo se habilitó una sala de actos. En 1998 se inauguró el centro quirúrgico obstétrico.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.