Ante la consulta de Mi Belgrano, varios vecinos expresaron su opinión sobre el tema del estacionamiento en la vía pública. Reproducimos, a continuación, algunas de las opiniones recibidas.

“En Bauness entre Rivera y Cullen, Villa Urquiza, en los horarios de entrada y salida del colegio, es imposible estacionar. Los padres dejan sus autos en doble fila y esa cuadra es un descontrol. Suerte que la calle es bastante ancha, porque sino sería peor. Además, sobre Cullen, siempre estacionan autos tapando las cocheras de los edificios”.

“En la zona comprendida entre Sucre, Migueletes, Monroe y Libertador, hay muy pocos estacionamientos. Es común ver autos estacionados en la vereda. Además se están construyendo muchos edificios con pocas cocheras. Desde el Gobierno de la Ciudad tendrían que incentivar más el uso de la bicicleta”.

“Vivo en la calle Arribeños, en una casa con cochera y estoy sometida al descaro de los padres de las escuelas cercanas, de los simpatizantes de fútbol que van a River, de los trapitos y de los repartidores. Muchas veces no hemos podido sacar nuestro auto”.

“En Mendoza y Conesa, dónde hay una escuela, los vehículos particulares paran en doble fila y bloqueando las rampas. Sobre Juramento complican el tránsito los camiones descargando mercadería en negocios y bares”.

“En las cuadras de mí zona de Belgrano es imposible estacionar. Más allá de la necesidad de los frentistas de tener un espacio para poner el auto y por ejemplo descargar las compras del supermercado, o que un médico que concurre a atender a alguien de la familia tenga un lugar, o un proveedor, también tenemos que pensar que hay situaciones de emergencia. El tiempo que se tarda en encontrar un espacio puede ser vital para una persona con un infarto o un ACV. No hay lugar para que estacione un discapacitado con dificultades motrices. Los Decks Gastronómicos que han permitido de manera excepcional durante la pandemia por razones del distanciamiento social dispuesto por el gobierno, eran temporarios y una vez superado debían volver las cosas a su estado anterior. No es posible que los locales tengan el uso y usufructo de un espacio que invade el espacio público de manera ilegítima. Deberían intimarlos para que sean desarmados y que nuevamente los vecinos podamos caminar sin sortear obstáculos por las veredas, que se pueda estacionar en esos lugares en caso de necesidad y por poco tiempo, que no se ponga en riesgo la integridad física de las personas que se sientan a tomar un café allí, ante un eventual siniestro vial. En el Bajo Belgrano, en Artilleros y Juramento, ni siquiera los patrulleros tienen lugar donde dejar sus unidades”.

“No hay lugar para estacionar ni por Sucre ni por Echeverría, ni por La Pampa. Hay autos estacionados en doble fila, no hay cocheras suficientes para tantos edificios y oficinas, y no hay personal de tránsito que haga respetar los lugares permitidos para estacionar”.

“Vivo en Cuba e Iberá. En la cuadra hay una playa de estacionamiento, pero cobran muy caro. Los automovilistas estacionan donde pueden”.

“Desde que están las radios y el Sanatorio Colegiales creció, se acabaron los lugares para estacionar en esta zona. La construcción de edificios cada vez más grandes, empeora la situación. Una solución podría ser que los edificios nuevos tengan la obligatoriedad de que cada departamento tenga su lugar para estacionar”.

“Vivo por Arcos y Manuel Ugarte. No hay lugar para estacionar. Deberían hacer más estacionamientos”.

“En Coghlan y alrededores, cada vez es más difícil encontrar espacios para estacionar en la calle. Entre las Avenidas Crámer y Balbín todavía algo se consigue. Roosevelt es más complicada que Rivera o que Manuel Ugarte. Hay pocos estacionamientos por hora dentro del barrio. Algunos automovilistas estacionan tapando rampas. Una posible solución sería que por ley se reglamente la construcción de propiedades, sobre todo las comunitarias (edificios y condominios) con un cupo mínimo de espacio de guardado de vehículos”.

“En Blanco Encalada hay poco lugar para estacionar. Se podrían dejar los autos a 45° en las calles anchas para ganar espacio”.

“Cuando hay eventos, recitales o partidos de fútbol en River, tendrían que obligar a los organizadores de poner a disposición de los asistentes, micros hasta el subte, trenes especiales, etc, para descongestionar la zona. Y con grúas deberían sacar los autos que estacionan tapando cocheras”.

“Los garajes los tiraron abajo para construir edificios que no tienen suficientes cocheras. Tendrían que construir cocheras subterráneas bajo las plazas”.

“En Moldes, entre Monroe y Blanco Encalada, es imposible salir o entrar en las cocheras. Dejan los autos tapando y uno tiene que tocar bocina hasta que aparece el conductor que estaba en algún negocio”.

“Vivo en Belgrano R frente a la Plaza Castelli, como sucede en toda la ciudad no hay lugar para estacionar, por consiguiente paran los autos en cualquier sitio, delante de las rampas y ochavas. El parque automotor se incrementa año tras año y no se previene nada para el futuro”.

“No hay lugar para estacionar. Las calles más complicadas son las cercanas a la Av. Cabildo. Por el costo de las cocheras mensuales, la tendencia es dejar los autos en la calle”.

“La solución es sencillamente eximir de impuestos por 4 años al particular que edifique estacionamientos en altura para alquilar en un mínimo de 4 o 5 pisos y reducir los impuestos al que los edifique para la venta”.

“Vivo en Olazábal entre Freire y Conde. Por esta zona estacionan en las ochavas, en lugares donde hay cartel de reservado para discapacitado, o sobre la vereda de su propio estacionamiento sin entrar en el mismo. El problema se solucionaría, colocando más multas. Además hay muchas obras que colocan caballetes para reservar el lugar para sus camiones”.

“Entre un gimnasio que hay en la cuadra y el destacamento de bomberos, en Vuelta de Obligado entre Mendoza y Olazábal no hay dónde estacionar”.

Delivery

Recomendaciones

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.