www.mibelgrano.com.ar

Una esquina emblemática 
Cabildo y Juramento recuperó los valores de alquiler y no quedan locales desocupados

A fines de la década del 60, una esquina de barrio comenzó a incorporarse a las zonas comerciales más cotizadas de la ciudad, y en pocos años se convirtió en cita obligada para las mujeres exigentes. Cabildo y Juramento era sinónimo de buen gusto y elegancia, y sus lujosas galerías comerciales exhibían locales exclusivos que nada tenían que envidiar a los comercios de avenida Santa Fe, Callao o Florida. 

Hoy, la tradicional esquina ha cambiado su fisonomía, pero no su estilo: el encanto de sus arboladas veredas colmadas de gente que recorre con avidez las tentadoras vidrieras de los negocios o arman animadas tertulias en cafés y bares de la zona. Cabildo y Juramento sigue siendo, junto a Santa Fe y Callao y Córdoba y Florida, el corazón de una de las tres esquinas comerciales más cotizadas de la ciudad. 

En el tramo de avenida Cabildo que va de José Hernández a Monroe, se alinea la mayoría de las primeras marcas de los rubros más variados en un verdadero shopping al aire libre. 

Un cálculo realizado por los comerciantes del barrio permitió comprobar que entre las 10 y las 16 de un sábado cualquiera, unas 45.000 personas transitan por ambas veredas de Cabildo. 

Se explica, entonces, que esa estratégica esquina experimente un boom comercial e inmobiliario digno de las épocas de apogeo: los locales en alquiler han alcanzado su más alto nivel de precio en los últimos años y se registra, prácticamente, un índice de ocupación del 100%. 

La demanda llega a tal extremo que algunos operadores tienen veinte y más clientes en espera de un local desocupado. 

Guillermo Rivanera, vicepresidente de Tizado Propiedades, confirmó que ese alto nivel de ocupación se da, por lo menos, "desde hace un año y medio". Profundo conocedor de la zona, Rivanera reivindicó el tradicional empuje comercial del típico corredor del barrio de Belgrano. "Cabildo era famosa por sus galerías llenas de negocios y era un clásico que la gente, en especial las mujeres, armara una salida para ir de compras a Belgrano. Con la llegada de los shoppings, las galerías fueron desapareciendo, aunque una sigue teniendo vigencia y sus locales siempre están ocupados: la Galería Belgrano, al 1800 de Cabildo. Es uno de los hitos del barrio. Cuando éstas perdieron fuerza comenzó a crecer la zona de Cabildo y Juramento, y tomaron más importancia los locales a la calle." 

Lo cierto es que de una u otra forma, el barrio mantuvo siempre su peso comercial, hasta que "la crisis de diciembre de 2001, el caos económico y social de 2002 y la devaluación hicieron que los valores se desmoronaran y hubo una brusca caída en los alquileres. Por ejemplo, un local que costaba 7000 dólares por mes de alquiler pasó a valer 3500 pesos", recordó Osvaldo Distéfano, de Distéfano Propiedades. 

La reciente recuperación tras la crisis por la salida de la convertibilidad provocó una paulatina normalización del mercado, expresó el especialista, en locales comerciales y fondos de comercio Fortunato Suppa. Comentó: "Al iniciarse la recuperación económica actual, sumado a la gran afluencia turística como consecuencia de la nueva relación cambiaria, los locales que hasta entonces se encontraban vacíos o con propuestas de venta o alquiler muy seductoras fueron aumentando de precio y colocándose a valores más altos hasta agotar la oferta". 

Hoy, la zona más caliente y, por lo tanto, más cotizada recuperó los valores de los buenos tiempos. Un local de 4 metros de frente por 20 de fondo cuesta 20.000 pesos mensuales. 

Según las cuadras 

Pero no toda la avenida Cabildo tiene los mismos valores. Juan Marianeschi, de Tizado Propiedades, indicó: "Se cotiza cuadra por cuadra. Cabildo al 500 es buena, pero Cabildo al 400 cuesta la mitad. José Hernández divide el centro comercial y quien está entre esta calle y Juramento es más importante que el resto". 

Tampoco tienen la misma cotización los locales de un lado y otro de la calzada. 

Los de la vereda par cuestan entre un 40 y un 50 por ciento más que los de la impar, porque les da el sol en la mañana y tienen sombra por la tarde, circunstancia que provoca una mayor afluencia de paseantes. Allí están las mejores marcas de cada rubro. Según una escala elaborada por Guillermo Rivanera, los locales de mayor categoría de Cabildo se encuentran entre Juramento y José Hernández, en su mayor parte dedicados a indumentaria, zapatería y gastronomía. 

"De Juramento a Blanco de Encalada baja un poco porque son grandes galerías. Hay mucha gastronomía entre Juramento y Monroe. La concentración de locales de artículos para el hogar se ubica entre Olazábal y Echeverría." 

Volver a la sección Urbanismo


FastCounter by bCentral