05 de Diciembre de 2016

Los que vivimos en el barrio,
somos los hacedores de su historia

Belgrano creció gracias a la dedicación de los vecinos que respetan su tradición.

Por Por Laura Brovedani (Patrimonio de Belgrano)

La historia estudia los hechos del pasado, y por lo general cuando hablamos de pasado histórico nos remontamos a varios años y por qué no siglos atrás. En el entendimiento que desde el primer segundo después que el hombre pisara la luna ya era historia, en la celebración del aniversario de nuestro querido barrio de Belgrano creo que es importante hablar de nuestro pasado, nuestra historia, la que hacemos todos los días y de la cual no se dice nada.

Belgrano fue fundado, creció y existe gracias a la devoción y dedicación de los vecinos que respetan la tradición, su patrimonio, su historia, la de una comunidad que conoce y sabe vivir en una extraordinaria armonía con su entorno.

Belgrano se nutrió de pobladores que venían de otras latitudes con el afán de encontrar y recrear una vida mejor. Es por eso que encontramos distintos tipos de casas, casonas, mansiones, petit hotel, palacios y palacetes de distintos estilos. Cada poblador traía consigo su cultura y tradición como así mismo plantas, flores y árboles que por aquel entonces aún no existían en el barrio.

Este tipo de arquitectura ecléctica así como los jardines y los canteros floridos de las veredas se convirtieron en el sello distintivo del Barrio de Belgrano, y se dio a conocer al Mundo a través de distintas manifestaciones artísticas tales como la música o las pinturas de Aniko Zsabó.

Los vecinos que habitan Belgrano tienen un sentido de pertenencia y de identidad inquebrantable, y se esmeran en mantener respetuosamente su Patrimonio. Cada acto vecinal es un poco más de historia que se añade a la existencia del barrio.

Pero hoy como todas las cosas que trascienden, Belgrano está amenazado por una legión de funcionarios que desde su pequeña visión entienden a la historia de un pueblo como una anécdota sin valor y desde esa ignorancia destruyen irreversiblemente un bastión de excelente calidad de vida y armonía ante el estupor del Mundo que busca desesperadamente vivir como se vive en este barrio. La Historia además nos dice de donde venimos y da una explicación al por qué actual y hacia donde vamos. Los que vivimos en el barrio de Belgrano, sabemos que somos sus protectores y hacedores de su historia, y es por eso que hoy estamos en una permanente lucha contra aquellos que gobiernan desde la ignorancia.