22 de Noviembre de 2016

161º Aniversario

Belgrano nació pueblo, fue ciudad
y se convirtió en barrio porteño

Como no puede ser de otra manera, la letra del vals que escribiera Cátulo Castillo y musicalizara Sebastián Piana resuena en nuestros oídos cada vez que recordamos el pasado del tradicional barrio que nació siendo pueblo, fue capital de la República y se convirtió en un barrio porteño en el transcurso de pocos años.

Por Prof. Silvia Vardé
Pte. Junta de Estudios Históricos de Belgrano
Miembro de la Sociedad Argentina de Historiadores

Nuestro querido barrio cumple 161 años de vida. Ahora bien, ¿Cómo fue modificando su fisonomía el lugar que luego se transformaría en uno de los barrios más populosos de la Capital?

En 1821 el actual territorio bonaerense contaba con 19 partidos, uno de ellos, el de San José de Flores, cuya superficie era muy extensa. En 1852 éste partido estaba dividido en 5 distritos o cuarteles y uno de ellos, más precisamente el número 4, comprendía parte de los actuales barrios de: Palermo, Belgrano, Núñez, Saavedra y Chacarita. Fue un 19 de octubre de 1855 que un grupo de vecinos del Partido de San José de Flores hicieron una presentación ante el ministro de gobierno Valentín Alsina manifestando que, debido a que la población había crecido muchísimo en ese partido se hacía indispensable su división.

Los terrenos elegidos se encontraban en un paraje que anteriormente habían pertenecido a Juan Manuel de Rosas y que era conocido como “La Calera” debido a la existencia en las inmediaciones de un establecimiento dedicado a la extracción de cal. Como la petición fue acogida favorablemente, el gobierno porteño resolvió el 23 de noviembre de 1855, fundar un pueblo cuyo nombre se designaría oportunamente.

El 6 de diciembre siguiente se le dio el nombre de Belgrano y se fijaron sus límites formados por las actuales calles 11 de septiembre, La Pampa, Crámer y Monroe. Así sin ceremonia ni acta de fundación quedó instituido el nuevo pueblo.

Con el correr del tiempo estos límites se fueron modificando de tal manera que hoy podemos encontrar dentro del mismo cuatro zonas bien diferenciadas Belgrano C, Belgrano R, Bajo Belgrano ahora denominado Belgrano Chico y el Barrio River.

Sin lugar a dudas el acontecimiento más importante ocurrido en Belgrano tuvo lugar el 4 de junio de 1880, cuando el pueblo vio afectada su tranquilidad al convertirse abruptamente en sede del Gobierno Nacional, presidido por el Dr. Nicolás Avellaneda. La modesta localidad se transformó de la noche a la mañana, en la capital del país por un lapso de cinco meses. Las sesiones de las cámaras tuvieron lugar en el edificio de la Municipalidad local hoy Museo Histórico Sarmiento, donde el 20 de septiembre de ese año se sancionó la ley por la que se federalizaría la Ciudad de Buenos Aires.

Tres años después debido a su pujante crecimiento económico, social y edilicio Belgrano fue declarado ciudad. Finalmente el 28 de septiembre de 1887 la provincia de Buenos Aires cede a la Nación los partidos de San José de Flores y Belgrano, con lo cual pasaron a depender de la Municipalidad porteña. Es así que Belgrano nació pueblo, fue ciudad y se convirtió en barrio porteño.

¿Por qué se le dio el nombre de Belgrano al nuevo pueblo?

La noticia de la muerte del General Manuel Belgrano, ocurrida en Buenos Aires, el 20 de junio de 1820, casi no fue conocida por los porteños, perturbados y confundidos en el Día de los tres Gobernadores. Un año después se rindieron diversos homenajes a la memoria del prócer. Consecuencia directa de estos homenajes fue la presentación hecha al gobierno, por un grupo de ciudadanos solicitando, que la próxima ciudad que se fundase al sur de la provincia lleve el nombre del General Manuel Belgrano como así también una de las calles de Buenos Aires. Si bien la colecta para sufragar los gastos de la fundación del pueblo en principio se llevaron a cabo, el proyecto no se sabe por qué, no prosperó y quedó incumplido hasta 1855 en que el Ministro de gobierno de la provincia de Buenos Aires Dr. Valentín Alsina aprueba el trazado del pueblo y declara que el mismo llevará el nombre del prócer.