Repudio a los dichos de Cacho Castaña

Los vecinos de Núñez que hemos vivido en carne de nuestras niñas y mujeres del barrio 9 violaciones  y 2 seguidas de muerte como la de Elsa Escobar y la de Lucila Yaconis, detestamos públicamente los dichos del Señor Cacho Castaña que lastiman a víctimas, familiares y vecinos de estas víctimas

Lucila Yaconis

Un 21 de abril de 2003 cerca de las 7 de la tarde, Lucila de tan solo 16 años, caminaba por la cuadra que la llevaba hasta el paso a nivel de Comodoro Rivadavia y Paroissien, el mismo que cruzaba todos los días para llegar a su casa, cuando fue abordada por un hombre que intentó violarla y, ante su resistencia, la golpeó y asfixió. La encontraron muerta sobre el terraplén de pastos crecidos, a sólo 50 metros del cruce a nivel y a poco más de una cuadra de su casa.

A partir de lo sucedido, la estación de Núñez tuvo el primer corredor de senderos seguros, a los chicos se les decía qué calles debían transitar, y los comerciantes tenían los carteles de senderos seguros. Además empezó a haber mucha vigilancia mediante patrullajes de la comisaría treinta y cinco por las escuelas y el corredor ferroviario se iluminó desde la estación Rivadavia hasta Lisandro de la Torre.

El lunes 30 de noviembre de 2015, se colocó una placa en homenaje a Lucila Yaconis en la plazoleta ubicada entre las calles Paroissien, Comodoro Martín Rivadavia y las vías del ferrocarril Mitre. La placa lleva la siguiente inscripción: “Lucila Yaconis (1986-2003). Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia. Homenaje de La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a 12 años de su muerte”.

Nunca hubo un acusado en la causa, ni nunca se pudo saber quién la mató. “Los ojos de Lucila alumbran, el secreto de la soledad. No hay tumbas para la verdad. Vi tu muerte reflejada en el riel, pero nunca el criminal se ve, en el reino de la impunidad, volviendo a casa por la Paroissien”.

Elsa María Escobar

En Diciembre del año 2005, un sábado por la madrugada, en un PH ubicado en  11 de Setiembre al 3500, Elsa Escobar de 56 años fue asesinada y su hija de 13 años fue violada y herida. Un hombre encapuchado entró al departamento de Elsa a través de una ventana, a la que le tuvo que romper el mosquitero. Un año después, Claudio Adrián Alvarez fue condenado a reclusión perpetua por el asesinato de Elsa Escobar y la violación de su hija y de otras cuatro jóvenes.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *