LA VERDAD SOBRE LA VILLA ROCCATAGLIATA

El patrimonio histórico, artístico cultural, está amenazado. La ecología también supone el cuidado de las riquezas culturales de la humanidad en su sentido más amplio. Es la cultura no sólo en el sentido de los monumentos del pasado, sino especialmente en su sentido vivo, dinámico y participativo, que no puede excluirse a la hora de repensar la relación del ser humano con el ambiente (Laudato Sí) Art. 143.

La obra de Villa Roccatagliata tuvo su primera orden judicial en el 2013. Hoy se encuentra detenida por una nueva orden que declaró la nulidad del registro y aprobación de planos efectuados en el 2014.

Durante todo el proceso judicial, la empresa vendía las unidades ignorando las advertencias del amparo, burlando la confianza de los compradores.

El 22 de diciembre del 2016, el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N* 8, suspendió la obra a instancias de un recurso de amparo presentado por el ex-legislador Gustavo Vera, bajo los siguientes fundamentos:

– El proyecto, para obtener una normativa especial, requería de una ley de la legislatura de la ciudad, no la tuvo.

– El Director general de Interpretación Urbanística del GCBA, arquitecto Ledesma consideró “factible” la obra y habilitó, de manera irregular y sin competencia legal para hacerlo, triplicar la altura permitida (27 pisos en lugar de 9), superar la superficie cubierta en un 42% e invadir el pulmón de manzana en un 56%.

– No cumplió con el procedimiento obligatorio de evaluación de impacto ambiental con participación ciudadana. En la actualidad, cuando llueve, los vecinos del barrio vemos con preocupación la enorme evacuación de agua de los subsuelos.

A pesar de los contundentes argumentos expuestos, la empresa constructora hostiga a los vecinos amparistas, con un juicio por daños o con escraches públicos.

La situación actual de este proyecto es consecuencia del grave incumplimiento de las normativas vigentes por parte de la empresa en connivencia con el GCBA.

La identidad barrial, el valor patrimonial de los edificios catalogados, el cuidado ambiental y nuestra calidad de vida tiene un marco: El respeto a los vecinos y la adecuación a las normas.

LOS ÚNICOS RESPONSABLES DE LA CUSTODIA DEL INMUEBLE FRENTE A POSIBLES SITUACIONES DE INSEGURIDAD SON Y SERÁN SUS PROPIETARIOS Y EL GCBA

 Isabel D’Amico (VecinaXRoccatagliata)

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *