Elida Bevacqua: el símbolo del vecino participativo

El 30 de Septiembre de 2010 falleció Elida Bevacqua, una vecina de larga trayectoria en el barrio. Su compromiso cotidiano estaba ligado a la formulación y gestión de proyectos de mejora barrial que apuntaban no solo al corto sino también al mediano plazo. Fue una incansable luchadora por la instauración de las Comunas en la ciudad de Buenos Aires. En el año 2004 fue designada como Consejera para conformar el Consejo de Presupuesto Participativo.

Los que conocieron a Elida, así la recuerdan:

Arq. Fernando Boffi Lissin: “La conocí apenas inicie mi actividad como Director de Desarrollo Sociocultural, en 1999 ella ya estaba participando activamente en el CGP13 en la Comisión de Prevención del Delito e integraba la Asociación Núñez Rivadavia. Ya en ese momento no era una vecina común de aquellas que vienen por un arreglo de vereda o una poda de árboles. La primera movida barrial que organizamos juntos fue “el barrio que queremos” una jornada de trabajo un sábado en las Escuelas Raggio realizando un diagnóstico participativo con los vecinos del entorno de la estación Rivadavia. De ahí en mas múltiples y variadas fueron las actividades en que tuvo una participación activa en la Comuna, El Consejo Consultivo, el Programa Buenos Aires y el Río, el Plan Urbano, el Presupuesto Participativo y cuando “se achicó” el espacio en el CGPC, lo amplio juntándose con vecinos de otras comunas empujando la ley de Comunas y trabajando en la legislatura en la Comisión Bipartita integrada por legisladores y vecinos. Fue una militante pero no de un partido político en particular sino de toda la comuna, el tiempo que invirtió en cafés, llamadas telefónicas y reuniones muchas veces hasta altas horas de la noche fue una inversión personal, un apuesta a la comunidad en su conjunto que en los años que estoy en el CGPC pocas veces he visto. Muy alejada de intereses personales, sectoriales y oportunistas su compromiso cotidiano estaba ligado a la formulación y gestión de proyectos de mejora barrial y comunal que apuntaban no solo al corto sino también al mediano plazo. Por su capacidad de pensamiento siempre estaba un paso mas adelante que la gestión, en este último tiempo, a pesar de que la salud no la acompañaba, integraba la comisión de descentralización del Consejo Consultivo Honorario que ella misma había propuesto entendiendo que la participación vecinal no puede remitirse solo a la resolución de problemas del barrio, sino que por el contrario es un proceso de gestión conjunta de entre funcionarios, técnicos y los vecinos formulando un plan de desarrollo local”.

Carlos M. Durañona: “Me gustaría recordar a Elida en su característico buen humor y el modo suave de decir sus verdades, aún cuando éstas fueran muy duras. Una cosa que siempre me agradó de ella fue su sensibilidad y preocupación por las personas en situación de calle, especialmente aquellas que recalaban en Barrancas, debajo del Gomero que oficia de comedor. Cada tanto, cuando nos encontrábamos en el edificio del CGPC 13 me entregaba, casi con disimulo para que otros no vieran, algunas cajitas de calditos de carne para dar más gusto a los guisos que cocinamos para el Comedor de Barrancas. Me quedó con un recuerdo grato de ella”.

Juan Aníbal Gómez: “Aquí nos viene a la memoria de aquellos que estuvimos a tu lado, en el ejemplo y enseñanza que nos legaste, por tu esfuerzo, tu equilibrio, sin pausa, defendiendo el Bien Común en la Democracia Participativa, para tu Ciudad, tu Barrio, tu Comuna 13. Partiste, pero nos dejaste el ejemplo a seguir, por tu lucha y perseverancia sin egoísmos defendiendo el Derecho Cívico de la Democracia Participativa por LAS COMUNAS”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *