Robo a una vivienda en el barrio de Belgrano

El lunes 22 de octubre, una señora de 75 años que se dirigía al oftalmólogo, fue interceptada en Olleros y 11 de Septiembre, por una mujer con dificultades para hablar, que le mostró unos dólares y le dijo que quería dárselos a ella. Aparentemente durante ese contacto le habría aplicado una droga, burundanga, que anula la voluntad, dejando a la víctima a la merced de los delincuentes. A los pocos minutos apareció un hombre que dijo ser cirujano plástico y se ofreció a atender a la mujer de los dólares, que parecía con problemas mentales.

Luego se subieron todos a un auto y se dirigieron a la casa de la mujer de 75 años. Allí se sentaron a tomar un café, oportunidad que aprovecharon los delincuentes para drogar más a la víctima.  Finalmente robaron todo lo que encontraron y huyeron.

Mientras tanto los familiares de la señora estafada se preocuparon por no lograr contactarla ya que en el consultorio oftalmológico les informaron que la paciente nunca había llegado. Ante esto, se dirigieron a la casa de Belgrano, donde encontraron a la mujer hecha un zombie, con la mirada como si estuviera perdida y con dificultades para hablar.

Acudieron al lugar, efectivos de la policía y una ambulancia, que terminó por derivar a la mujer al sanatorio Otamendi, donde los especialistas informaron que es imposible detectar la burundanga en el examen toxicológico, pero que de acuerdo a las características del hecho, la policía aseguró que fue un caso clásico de robo con esa droga.

La escopolamina (nombre científico de la burundanga), se absorbe muy bien en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas de ilícitos en dulces, chocolates, gaseosas, café, etc. Debido a su mecanismo de acción, su permanencia en el estómago puede ser prolongada. También se puede incorporar por vía inhalatoria a través de cigarrillos o por la piel con la aplicación de parches, en tiempos prolongados y determinadas condiciones de temperatura y humedad, el simple contacto con alguna presentación en forma líquida o en polvo no produce manifestación alguna por falta de absorción.

Cabe recordar que este jueves 1 de noviembre a las 18.15 horas en todas las comisarías de la Ciudad de Buenos Aires, se realizará un nuevo encuentro de “comisarías cercanas”, en el que los vecinos pueden alertar a los comisarios y funcionarios del gobierno porteño, sobre los hechos delictivos que se suceden en el barrio. Las comisarías de la zona están ubicadas en: COMISARÍA VECINAL 13-A (Artilleros 2081), COMISARÍA VECINAL 13-B (Cuba 3145), COMISARÍA VECINAL 13-C (Mendoza 2263) y la COMISARÍA VECINAL 14-B (Av. Cabildo 232).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *