El tercer domingo de noviembre de cada año se conmemora el Día Mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de tránsito. Este día brinda la oportunidad de atraer la atención del público sobre las consecuencias, los costos de las colisiones de tránsito, y las medidas de prevención que deben tomarse. También permite recordarles a los gobiernos y a la sociedad sobre la responsabilidad que se tiene en cuanto a la seguridad de las calles y rutas.

Más de un millón de personas en el mundo mueren al año a causa de los accidentes de tránsito, siendo la principal causa de muerte de jóvenes que tienen entre 15 y 29 años. Casi la mitad de la totalidad de las víctimas fatales son peatones, ciclistas y motociclistas.

Algunas de las causas por la que los accidentes se producen son: conducir a velocidades excesivas, manejar en estado de ebriedad, circular por una infraestructura vial mal diseñada o utilizar vehículos mal conservados que no cuentan con dispositivos de seguridad.

Las colisiones son predecibles, es por eso que las muertes causadas por el tránsito pueden evitarse mediante la aplicación de medidas de prevención efectivas. El uso del casco por parte de los motociclistas y del cinturón de seguridad por los automovilistas, salva muchas vidas.

En este día queremos recordar a Julián y Silvina.

Julián Cáceres era un adolescente de 17 años que el domingo 20 de julio de 2014 estaba andando en su bicicleta cuando fue arrollado por un automóvil que se dio a la fuga a gran velocidad, en Avenida Elcano y Superí. El joven sufrió un fuerte golpe en la cabeza que le produjo una lesión cerebral, por la cual fue trasladado al Hospital Pirovano y luego derivado al Hospital Naval. El chico fue operado y estuvo internado pero finalmente falleció 6 días después del accidente.

Silvina Urbina era una mujer que el jueves 27 de octubre de 2016, circulaba en bicicleta por Av. Cabildo entre Blanco Encalada y Olazábal en dirección a Palermo. Según cuenta un colectivero que vio el accidente, la ciclista se metió queriendo pasar por la izquierda a un camión lleno de brea y este la cerró atrapándola con las ruedas traseras. Silvina quedó debajo del camión siendo despedida a metros y falleció. El camionero siguió su camino sin parar a ver que había sucedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.