Reclamos relacionados con el tránsito

Personas desprotegidas mientras esperan el colectivo, peatones con infinidad de problemas al caminar. Autos que estacionan en cualquier lado y camiones que descargan mercaderías cuando se les dan las ganas. Esto son algunos de los reclamos relacionados con el tránsito, enviados por los vecinos a la redacción de Mi Belgrano.

Mejorar la circulación vehicular

Hace más de diez años las autoridades del Gobierno de la Ciudad vienen realizando obras pensando en mejorar el fluido de circulación vehicular. Un par de ejemplos claros, son la construcción del Metrobus y viaductos. Con respecto al primero, en las dársenas para colectivos, las personas de todas las edades, muchas de ellas con serios problemas de salud, además de tener que soportar las variaciones e inclemencias del clima, emanaciones de monóxido de carbono, desperdicios tóxicos de los colectivos, quedan totalmente desprotegidas ante un accidente entre vehículos o ante una posible pérdida de control de los colectivos y las ambulancias que exceden las velocidades permitidas. En el caso de los viaductos, todos los beneficios y comodidades son para los automovilistas y las personas que van dentro de los medios de transportes públicos, mientras que las molestias, daños y perjuicios, son para él ciudadano de a pie y la gente común.

Miguel  Becerra

Estacionar en cualquier lado

Es una clara falta de respeto hacia los demás el hecho de estacionar dos vehículos sobre las veredas y frente a las rampas para los discapacitados. Estos hechos, como tantas otras veces, ocurrieron en las inmediaciones del Club River Plate, el día 02 de Octubre de 2018. ¿Quién controla estas contravenciones?

Néstor Alejandro Roque

Carga y descarga

Por Av. Del Libertador y Congreso cada uno hace lo que se le da la gana, y no hay ningún control. Se juntan los vehículos de reparto de una farmacia, de una fábrica de pastas y los proveedores descargando mercadería a cualquier hora interrumpiendo el paso, más el caos que es siempre el tránsito en esa zona.

Silvia

 

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *