Sistema Integral de Seguridad de la CABA

El pasado 20 de Noviembre, Felipe Miguel brindó en la Legislatura Porteña el segundo informe de gestión del año. El jefe de Gabinete porteño realizó un repaso por las distintas iniciativas que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Resumimos a continuación lo que dijo relacionado con la seguridad. Como la seguridad es la principal preocupación de los vecinos, afirmó que el Gobierno de la Ciudad está desarrollando el “Sistema Integral de Seguridad” trabajando coordinado con el Gobierno Nacional y el de la Provincia de Buenos Aires para que los porteños puedan vivir más tranquilos. Comentó que con el nuevo plan de seguridad metropolitana se va a prevenir el delito y el robo de celulares, reforzando las zonas más afectadas y combatiendo el mercado ilegal. Agregó que se van a incorporar más cámaras en el transporte público y aumentarán los controles a motos y los allanamientos a locales de venta ilegal de telefonía y electrónica. También hizo hincapié en el hecho de reforzar el anillo digital en los accesos de la Ciudad (un reclamo permanente de los vecinos de la Comuna 13).

Luego tiró una serie de datos numéricos: La Policía local cuenta con 30.000 agentes. 23.954 efectivos, dotados del mejor equipamiento y entrenamiento. A estos hay que sumarle a los bomberos, el cuerpo de Emergencias, el SAME, los Agentes de Tránsito, los Agentes de Prevención y los  Guardianes de Parques. La fuerza posee 1.060 motos, 148 cuatriciclos, 160 camiones, 1.518 móviles, 313 bicicletas, 11 ecomóviles, 3 helicópteros y 2 camiones scanners. Hay 9.901 cámaras (4.350 en calles, 1.094 en subtes, 4.000 en colectivos, 327 de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima y 130 en el tránsito). Miguel destacó que a través del anillo digital, se identificaron patentes de vehículos judicializados o con pedido de captura. Además dijo que se controlan motos a través de un sistema de patrullaje dinámico para prevenir el delito de motochorros, con 44 motos que recorren la Ciudad y 120 controles fijos. Desde septiembre, la Ciudad controló más de 270.000 vehículos y secuestró más de 16.000 por tener impedida la circulación. Con estas medidas lograron que los robos de motochorros desciendan más de un 30% en lo que va del año.

Miguel contó  que ya terminaron la instalación de las cabinas de denuncias en todas las comisarías de la ciudad para que los vecinos denuncien cualquier delito en menos de 10 minutos, en un solo lugar y de forma virtual, sin tener que ir después a la Fiscalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *