Plaza en memoria de Lucila Yaconis

El martes 22 de Enero de 2019 por la mañana fue un día bendito con el sol brillando para todos, así lo describió Isabel, cuando le tocó decir unas palabras en la inauguración de la plaza en la memoria de su hija Lucila Yaconis en el barrio de Núñez (Av. Comodoro Rivadavia y 3 de Febrero).  “Esto en el año 2003 era un páramo, un lugar abandonado y muy oscuro y logramos en el año siguiente que se convirtiera en una plaza”, continuó Isabel que también agradeció mucho a los vecinos que fueron los que la sostuvieron en todos estos años.

Luego se procedió a la instalación de un banco rojo. Jimena Aduriz, madre de Ángeles Rawson, la adolescente asesinada por un portero de un edificio en Palermo, explicó el significado: “El origen de este banco que vamos a destapar fue en Italia y lo trajo a la Argentina la licenciada Elisa Mottini, especialista en violencia de género que trabaja en el Hospital Álvarez y es simplemente una manifestación de sensibilización, concientización y visibilización de los femicidios y la violencia contra la mujer. Cada vez que alguien se siente allí, va a tener ese instante de pensamiento sobre ese flagelo terrible que está matando a nuestras mujeres. El banco rojo es un emblema contra los femicidios y a favor de los derechos de las mujeres, para que todos los vecinos tengan bien presente el recuerdo de Lucila y para que esto no pase nunca más”.

En la inauguración, estuvieron presentes vecinos del Plan Alerta, un Pastor bendijo al lugar y se presentó a la nueva Comisaria de la 13-B.

Sector juegos

En la plaza que quedó muy bonita, se instaló un sector con juegos para niños. Además hay una placa, con la siguiente inscripción: “Lucila Yaconis (1986-2003). Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia. Homenaje de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a 12 años de su muerte”.

Homenaje

Luego en declaraciones a la prensa, Isabel dijo: “Hoy los recordé a todos, cuando me golpearon la puerta y me vinieron a decir hagamos una plaza en el fondo de la Comodoro Rivadavia y que lleve el nombre de Lucila. Todo esto fue muy emocionante y cada vez hay más bancos rojos en la ciudad. A Lucila no la dejaron llegar a casa porque acá a 10 metros fue interceptada por el asesino que la arrastró por el terraplén y cuando ella se resistió, la terminó asfixiando con sus manos. Solo le faltaban 50 metros para llegar. Este es un cruce donde pasan una gran cantidad de jóvenes que se dirigen hacia los clubes de la zona, por eso yo quise que en el banco se escriba la siguiente frase, De regreso a casa quiero ser libre, no valiente”.

Ya pasaron más de 15 años

El 21 de abril de 2003 cerca de las 7 de la tarde, Lucila de tan solo 16 años, caminaba por la cuadra que la llevaba hasta el paso a nivel de Comodoro Rivadavia y Paroissien, el mismo que cruzaba todos los días para llegar a su casa, cuando fue abordada por un hombre que intentó violarla y, ante su resistencia, la golpeó y asfixió. La encontraron muerta sobre los pastos crecidos, a sólo 50 metros del cruce a nivel y a poco más de una cuadra de su casa. Nunca hubo un acusado en la causa, ni nunca se pudo saber quién la mató, tras cuatro años de investigación judicial, en el año 2007, el caso se quedó sin sospechosos.

A partir de lo sucedido, la estación de Núñez tuvo el primer corredor de senderos seguros para los chicos en colaboración con los comerciantes de la zona. Además empezó a haber mucha vigilancia mediante patrullajes realizados por las escuelas y el corredor ferroviario se iluminó desde la estación Rivadavia hasta Lisandro de la Torre.

Isabel impulsó junto a las Madres del Dolor la creación del Banco de Datos Genéticos de Delincuentes Sexuales, una iniciativa que fue aprobada en el año 2013 y reglamentada en el 2017. Ese registro se extenderá a todos los delincuentes, ya no sólo a los vinculados con delitos contra la integridad sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *