La Fundación “El Pobre de Asís”

La Fundación El Pobre de Asís cuya sede está ubicada en Rómulo Naón 3200, trabaja desde el año 1998 por la inclusión de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, generando conciencia y desarrollando acciones que favorezcan la igualdad de oportunidades, tanto en la solución de las necesidades básicas inmediatas (alimentación, salud, vivienda, abrigo, afecto), como en la perspectiva social (capacitación e inserción laboral) y en el desarrollo de las capacidades intelectuales (educación).

La Fundación promueve la organización de redes alternativas de contenido social, creando espacios de contención, capacitación y lugares de trabajo con el objeto de contener, promover y revincular socialmente a quienes en la actualidad han quedado fuera del sistema. Se articula también con diferentes redes sociales y organismos estatales, potenciando los recursos y saberes en pos de objetivos comunes.

A partir de los años 90 y como consecuencia de las políticas implementadas en esa década, comenzó a incrementarse significativa y progresivamente, la expulsión del sistema, de grupos de personas con un alto grado de vulnerabilidad. A tal punto que comenzó a hablarse de los “sin techo”. Nunca antes se había visto crecer de tal manera la población en situación de calle.

Algunos de los aspectos más relevantes fueron, el crecimiento del desempleo y la precariedad del mismo, la concentración de la riqueza, la falta de percepción del Estado sobre las consecuencias del modelo económico propuesto, y como resultado: la ausencia de respuestas sobre los efectos no deseados.
Desde el año 1995 comenzaron los trabajos a través de la creación de un espacio de reflexión crítica sobre la nueva pobreza en Argentina. Inmediatamente se vio la necesidad de crear respuestas concretas y eficaces frente a la urgencia de esa problemática. De ésta manera se planteó la idea de formalizar la tarea creando una Fundación dedicada exclusivamente a la generación e implementación de proyectos de inclusión para esta nueva población en riesgo. Así nació la Fundación “El Pobre de Asís”.

Programas

Para lograr la articulación de sus objetivos, la Fundación El Pobre de Asís ha organizado sus actividades estructurando programas de acción que cubren un amplio espectro de necesidades.

– Salir al Encuentro: Programa de formación de “Auxiliares Domiciliarios para el Cuidados de Adultos Mayores”, destinado a personas desempleadas, mayores de 30 años y dictado por un equipo multidisciplinario de profesionales.

– Inclusión Digital: El objetivo central de este programa es acortar la brecha social a través de la inclusión digital de niños, jóvenes y adultos. Los instructores están formados en aspectos de dinámicas grupales y en las temáticas especificas a tratar. El trabajo es supervisado por el equipo de Trabajadores Sociales.

– Curso de Alfabetización: Se capacita a personas con bajo o nulo nivel de alfabetización en los contenidos básicos de lecto-escritura, en un período de tres meses. Se busca ofrecer una herramienta para las personas que se encuentran sin acceso a toda la información escrita, brindando la posibilidad de abordar nuevas oportunidades para la inclusión social.

– Formación Institucional: El proyecto apunta a la incorporación de recursos y herramientas en relación a la intervención en el trabajo con personas en situación de vulnerabilidad social. Entendiendo que la acción con esta población debe estar apuntalada en pos de la autonomía y subjetividad de la persona en cuestión; trabajando con todos aquellos profesionales que intervengan en las distintas áreas de la Fundación, generando las herramientas para lograr los objetivos planteados institucionalmente.

La fundación cuenta con un Centro de Día en el que se realizan las siguientes prestaciones y servicios:

– Trabajo Social: El equipo de Trabajadoras Sociales trabaja full time en la atención de problemáticas brindando contención y seguimiento a individuos y familias vulnerables, la mayoría en situación de calle.

– Consultorio Clínico: Cada semana, un equipo de profesionales médicos y de enfermería, proveen atención a personas que no poseen ningún tipo de cobertura médica o social. A cada paciente se le realiza una historia clínica y las derivaciones correspondientes a los servicios de los hospitales públicos cuando es necesario.

– Farmacia: Se ocupa de proveer medicamentos gratuitos prescriptos por profesionales, particulares o por instituciones hospitalarias a numerosas personas diariamente. La medicación es provista por donaciones de médicos, particulares, vecinos y aportes de importantes laboratorios. Además se cuenta con un presupuesto para financiar los tratamientos prolongados.

– Consultorio Psicológico: Se trabaja en la atención de casos particulares brindando contención, seguimiento y evaluación. Se realizan psicodiagnósticos laborales, acompañamiento terapéutico, derivaciones para tratamientos hospitalarios o internación en comunidades terapéuticas y talleres grupales.

– Comedor: Se brinda desayuno, almuerzo, merienda y cena a familias y adultos. Actualmente se sirven aproximadamente 300 raciones diarias de comida más viandas. Los menúes son diseñados por una nutricionista, con el objetivo de ofrecer una dieta balanceada y nutritiva y elaborados por un equipo de cocineros. Una parte del equipo de voluntarios colabora en la atención y el servicio de las mesas.

– Ropería: Consiste en un servicio semanal de provisión de ropa y calzado, atendido por voluntarios a cargo.

– Duchas y Lavado de Ropa: Apunta al sostenimiento y el cultivo de hábitos de higiene, indispensables para la resocialización y el cuidado de la salud.

– Peluquería: todas las semanas, se brinda este servicio, gracias a la labor de peluqueros voluntarios.

– Actividades socio-culturales: Se promueve la revinculación y la integración a través de distintas actividades, como por ejemplo Cine-Debate, Biblioteca, Taller de Expresión Corporal, Taller de Plástica y otras alternativas lúdico-recreativas.

¿Cómo se puede colaborar?

Todos los meses se realiza una campaña diferente y durante el mes de Febrero se recibe la donación de AZÚCAR en Naón 3200 esquina Tamborini, de lunes a viernes de 9 a 19 horas y fuera de ese horario en Tamborini 3885.

Se puede colaborar también realizando un aporte de dinero, estableciendo una alianza estratégica, sumándose como voluntarios, etc. Para más información pueden contactarse enviando un Email a: desarrollo@elpobredeasis.org o llamando al teléfono: 4541-3192 o visitando la Web: www.elpobredeasis.org.ar




,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *