Sin barreras

Durante el mes de marzo, Horacio Rodríguez Larreta realizó tres visitas al barrio de Belgrano, relacionadas con la construcción del Viaducto Mitre, una obra de ingeniería que va a elevar las vías del ferrocarril a lo largo de 3,9 kilómetros, evitando los peligrosos cruces a nivel y abriendo nuevas calles (Echeverría, Roosevelt, Virrey del Pino y José Hernández) para mejorar la fluidez del tránsito. Beneficiará a un promedio de 100.000 usuarios del tren, a 30.000 de colectivo y a 70.000 que utilizan sus vehículos particulares.

En la primera visita Larreta recorrió la futura estación Belgrano C junto a Guillermo Dietrich ministro de Transporte de la Nación. El jefe de gobierno porteño señaló que “la obra del Viaducto Mitre es de calidad y de primer nivel mundial y da seguridad, porque cualquier accidente en una vía es un accidente fatal”. También recordó que con este proyecto se levantan ocho barreras (Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe) y se generan espacios verdes.

Dietrich destacó que “hace 100 años que en la Argentina no se hace un viaducto. Tuvimos un montón de dificultades pero hoy podemos ver esta realidad y en algunas semanas este tren va a estar funcionando”.

La estación Belgrano C estará ubicada en altura en el mismo lugar donde estaba la anterior, entre las calles Juramento y Sucre. La estructura tendrá dos núcleos de 50 metros x 16 metros, y cada uno tendrá boleterías, molinetes, sanitarios públicos y techo cubierto. La entrada a la estación va a estar al nivel del suelo, mientras que una vez en el interior se va a poder acceder a los andenes a través de escaleras pedestres, mecánicas y ascensores. El largo del andén va a ser de 220 metros.

En la segunda visita, Larreta participó junto a Felipe Miguel (jefe de gabinete porteño), Franco Moccia (ministro de Desarrollo Urbano y Transporte) y Juan José Mendez (secretario de Transporte), de la reapertura sin barreras de la calle Blanco Encalada, que había sido cerrada por las obras del Viaducto Mitre.

La tercera visita fue con motivo de la reapertura al tránsito sin barrera de Monroe. Allí Larreta dijo: “Esto es tiempo libre para los vecinos, quienes antes podían esperar en una barrera 15, 20 minutos para que pasara el tren. La obra mejora el barrio, le da circulación y le da vida, ya que generalmente las zonas aledañas a las vías del tren son zonas degradadas en la ciudad, con lo cual también estos trabajos ayudarán a levantar el comercio”.

,

1 thought on “Sin barreras

  1. Ahora esperemos que, con esta mejora en el cruce, continúen la ciclovía de Monroe bajo el viaducto y la de Cuba pasando Congreso para que se unan y el circuito no quede interrumpido como ocurre hoy después de lo mal que han resuelto el paso de bicicletas en el túnel de Congreso (entre Arcos y 11 de Septiembre no la han reconstruido luego de finalizado el Paso Bajo Nivel).

    Luego se podría extender Monroe hasta Amenábar y Superí y la de Cuba hasta Echeverría, para seguir mejorando la conectividad de la red de ciclovías y seguir favoreciendo la movilidad sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *