A la plaza Alberti ubicada entre las calles Arcos, Roosevelt, Manuel Ugarte y O´ Higgins, se le  construyó un nuevo canil, se le agregaron postas aeróbicas y se le repararon las veredas, el patio de juegos y el sistema de riego, sin embargo los vecinos sostienen que su estado actual es deplorable. ¿Falta de Mantenimiento? ¿Mala planificación? ¿Nadie la cuida?

La opinión de los vecinos

Dolores: Hay un canil pero los perros hacen sus necesidades en cualquier lado. A la medianoche es ensordecedor el ladrido de los canes en los aledaños a la plaza mientras sus dueños no se que hacen.

Cynthia: Ya la arreglaron veinte veces y siempre está destruida. Tengo un bebé y no puedo ir porque los perros pasan corriendo a una velocidad incalculable por todos lados. Resulta que mi hijo y yo terminamos teniendo menos derechos que los dueños de los perros que van a la plaza, una locura.

Norberto: Está en muy mal estado, ya no tiene más pasto. Los perros hacen pozos por todos lados. En poco tiempo se destruyó todo y fue mucho el gasto para su reparación. A nadie le importa nada y las autoridades no actúan.

Daniel: Suscribo lo que dicen los vecinos acerca de la plaza Alberti, los perros monopolizaron y estropearon este espacio verde.

6 comentarios en «Plaza Alberti»
  1. Adhiero totalmente a lo dicho anteriormente. Simple pregunta: Se supone o así tenía entendido que se habilitaba una especie de vigilancia dentro de la plaza ¿Alguien está afectado al control de dicha plaza? De ser así, habría que tomar medidas.

  2. Es una vergüenza la plaza Alberti, hay un bebedero supuestamente para tomar agua y la gente levanta los perros y le dan de tomar agua de ahí, luego los chicos toman y se contagian parásitos. Ahora crearon en un barral una cancha de fútbol donde corren y tiran la pelota a cualquier lado. Es un potrero mas que una plaza. En los asientos se junta gente a tomar cerveza y a drogarse. Inviable para que ir con los hijos.

  3. Entiendo que a veces el tema de los perros es descontrolado. Pero juegan al fútbol en el pasto y lo destrozan. El pasto destrozado no es por es por los perros. Riegan en cualquier momento y se hace un barral. Hasta cuando llueve. No es la culpa de los dueños de perros, si son parte del problema. Pero hoy en día los chicos andan descontrolados en bicicleta en el medio de la plaza y yo misma vi como se llevaban por delante un señor mayor. Es fácil apuntar siempre al otro pero acá hay un mal manejo y una falta de respeto por donde lo mires

    1. Hace 9 años que vamos a la plaza alberdi. Una plaza con un presupuesto muy mal administrado, en esta cuarentena no se aprovecho el cerramiento para efectuar los arreglos que requeria. Ahora quieren arreglarla y hacer ver el cesped donde nuevamente van a invertir un monton de dinero que se va a desperdiciar por la falta de ordenar prioridades. La plaza tiene un canil para los perros pero esta tan mal que casi nadie quiere llevar a sus perros ahi. Les molestan que los chicos jueguen al futbol o anden por toda la plaza pero los juegos estan cerrados y no se invirtio en ninguna oportunidad en hacerles una cancha en un espacio de la plaza para que tengan su lugar. No sirve criticar sin sentido y el hechar culpas a los demas sin proponer soluciones. Propongo que se arregle el espacio del canil para que sea mas propicio para los perros y que se aproveche el basto lugar que hay para hacerles una cancha de futbol a los chicos. Ahi van a notar que el cesped va a volver a crecer. Yo jugaba como muchos en la plaza y jugabamos a futbol muchas amistades que hice en ese espacio publico perduraron hasta hoy en dia. El tema no es prohibir sino hacer la plaza amigable a todos.

  4. Los perros y sus dueños no son los únicos responsables del estado deplorable de la Plaza Alberti.
    Precisamente, ya vengo haciendo reclamos por el canil desastroso que han construido; cuando llueve dos gotas, se inunda, y cuando no llueve, la tierra vuela constantemente, nos asfixiamos los humanos y los perros ahí dentro.
    No hay limpieza en absoluto, y debajo de las canillas para perros, hay continuamente barro y suciedad extrema, lo que representa un riesgo para todos los que concurrimos.
    Por otra parte, los postes que instalaron en el canil para “destreza” de los perros, no tienen ningún sentido, y lo que es peor, además de ser inútiles, son peligrosos: los perros, al correr o jugar, se golpean contra esos postes.
    Para que la plaza pueda estar libre de perros, quienes supuestamente son los que ensucian, rompen y molestan a algunos vecinos, hay que recomponer el canil, cambiándole, como primera medida, el piso de tierra.

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.