El 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) realiza una campaña anual para divulgar los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, y para disuadir del consumo de tabaco en cualquiera de sus formas.

Este año, la campaña se centra en “el tabaco y la salud pulmonar”. El tabaco tiene consecuencias negativas para la salud pulmonar. Fumar tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón y es la causa principal del EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Los bebés expuestos en el útero a las toxinas del humo de tabaco, a través del tabaquismo materno o de la exposición materna al humo ajeno, experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar. Los niños pequeños expuestos al humo de tabaco ajeno corren el riesgo de agravamiento del asma, la neumonía y la bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores. La tuberculosis daña los pulmones y reduce la función pulmonar, lo que se ve agravado por el tabaquismo.

El humo del tabaco es una forma muy peligrosa de contaminación del aire de interiores: contiene más de 7000 sustancias químicas, 69 de las cuales se sabe que causan cáncer. Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas, poniendo a las personas expuestas en riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas y reducción de la función pulmonar. La medida más eficaz para mejorar la salud pulmonar es reducir el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno.

El Programa de Prevención y Control del Tabaquismo del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tiene como objetivos: Optimizar los recursos para el control del tabaco en la ciudad; Desarrollar y promover la interacción de los hospitales del GCBA, centros de salud y comunidad del territorio del GCBA para lograr que los habitantes de la ciudad adquieran hábitos saludables de vida; Cubrir la demanda de cesación tabáquica de las personas que se atienden en la ciudad; Optimizar el recurso humano y físico con que cuentan los hospitales del GCBA; Garantizar la universalidad y el libre acceso de la atención; Asesorar a quien lo requiera sobre temas de Control del Tabaquismo; Proteger a la población del HAT (Humo ambiental de tabaco); Monitorear el cumplimiento de la ley 1799/05 y la ley 3718/10; Llegar a la instancia de una Buenos Aires 100% libre de HAT *(Humo ambiental de tabaco). El Hospital Pirovano ubicado en Av. Monroe 3555, ofrece el Programa de Prevención y Control del Tabaquismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.