Energía para consumo propio

El lunes 24 de junio, Edenor habilitó el primer medidor trifásico inteligente bidireccional en la ciudad de Buenos Aires, que permitirá inyectar energía solar a la red. Lo realizó en la vivienda de Eugenia Jalil Pizarro (una arquitecta con experiencia en las energías renovables) ubicada en Federico Lacroze y 11 de Septiembre. El medidor tiene capacidad de lectura a distancia y está programado para registrar la energía consumida, mientras que el excedente que genera se devuelve a la red.

Mediante la instalación de paneles solares, se puede generar energía para consumo propio, reducir la demanda y, eventualmente, inyectar el excedente de la energía eléctrica generada a la red de distribución obteniendo una compensación económica. Los valores de energía inyectada se verán reflejados en la factura de suministro eléctrico, donde figurarán los kWh inyectados, los kWh demandados y los precios correspondientes a cada uno de ellos. Si por la compensación resulta un saldo positivo, se configurará un crédito a favor del usuario-generador.

Eugenia incorporó la energía solar a su vida, hace 15 años. Primero puso un sistema para climatizar el agua de la pileta e instaló el termotanque solar. Luego colocó paneles solares en el techo. Los costos de consulta, presupuesto e instalación de los equipos de generación distribuida que realiza el instalador calificado quedan a cargo del usuario interesado. Uno de los requisitos para poder tener energía solar o fotovoltaica en las casas es contar con suficiente superficie.

En los edificios de propiedad horizontal se hace más difícil  porque se necesitan muchos metros cuadrados para poder abastecer la demanda energética y hay edificios que no tienen terrazas en las que entren tantos paneles solares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.